X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de xàbia hostelería ismael belda GERARD FULLANA Compromís

medidas previas al estudio sobre la prestación y a una posible ampliación de costes

El plan del PP para la limpieza: coordinarla con otras contratas y exprimir las horas de servicio  

31/05/2018 - 

ALICANTE. El nuevo Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante comienza a detallar el método con el que pretende mejorar la limpieza de la ciudad. Antes de poner en marcha el estudio sobre el cumplimiento del pliego y sobre la calidad del servicio, y antes de abordar un hipotético aumento de costes del servicio, los populares pretenden tirar de eficacia y exprimir lo que ya está establecido por contrato con dos medidas básicas iniciales. 

La primera consiste en coordinar a todas las empresas concesionarias del Ayuntamiento que realizan trabajos de mantenimiento con incidencia en la escena urbana. Se trata de que exista comunicación entre los responsables de los departamentos municipales de Limpieza Viaria, Medio Ambiente y Parques y Jardines para, por ejemplo, concertar la actuación de UTE Alicante (responsable de la limpieza viaria y recogida de la basura) con la de Geamur (que asume el servicio de mantenimiento de zonas verdes). ¿Con qué fin? Con el objetivo de que se programe la cobertura de maquinaria o personal de limpieza requeridas en los puntos y horas en los que se realicen labores de poda o de desbroce. De este modo, se trataría de garantizar la retirada de cualquier residuo en el momento en el que se genera, sin posibilidad de que esos restos se dispersen o queden en la vía pública hasta que corresponda llevar a cabo la limpieza de esa zona.

Se trata de concertar trabajos sobre la vía pública y reorganizar la programación anual de campañas sin costes adicionales  

Es, según precisó este miércoles el edil de Limpieza y Medio Ambiente, Israel Cortés, la actuación que se pretende poner en marcha de manera intensiva en más de 100 calles del casco urbano de la ciudad sobre el desbroce de alcorques a lo largo de las dos próximas semanas. Ese plan de choque se extenderá, también, a la desembocadura del barranco de Aguamarga. Según Cortes, se trata de un intervención urgente para evitar el riesgo de incendios y para mejorar la seguridad vial. Según incidió Cortés, ese trabajo de coordinación hasta ahora no se estaba llevando a cabo.

La segunda medida consiste en redistribuir los servicios programados a lo largo del año y las horas de trabajo comprometidas en los pliegos de condiciones. Se trata, por ejemplo, de racionalizar la ejecución de determinadas campañas, como la de podas o el propio plan de desbroce. Según explicó Cortés, el calendario establecido hasta ahora preveía que se ejecutase en el mes de noviembre "cuando ya no resulta necesario". "El momento indicado para hacerlo es ahora, en la primavera, y una vez que se puede dar por terminado el periodo habitual de lluvias", insistió. Así, se habría decidido anticipar esa programación y reorganizar las horas de servicio, de modo que el trabajo se desempeñaría con cargo al contrato, sin coste adicional para el ayuntamiento, según Cortés.

El propio alcalde, Luis Barcala, prevé dar cuenta de esas primeras condiciones en el pleno ordinario de mayor, este mismo jueves, ya que está prevista su comparecencia "sobre la problemática del contrato de limpieza viaria y recogida de residuos" en respuesta a la solicitud registrada por el grupo municipal de Ciudadanos (Cs).

Noticias relacionadas

next