X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

acuerdo con los técnicos de las universidades

Pacto histórico: PP, PSPV y Compromís pactan las soluciones al déficit hídrico para la provincia de Alicante

17/03/2018 - 

ALICANTE (EP/M.G.). Acuerdo histórico entre los tres principales partidos de la Comunitat Valenciana, PP, PSPV-PSOE y Compromís, sobre la cuestión hídrica en la provincia de Alicante. Las tres formaciones -Esquerra Unida no se ha sumado- y los técnicos de las dos universidades, la de Alicante y la Miguel Hernández, han plasmado en un documento cuánta agua necesita la provincia de Alicante y de dónde deben venir las soluciones, entre las que se incluye la permanencia del trasvase Tajo-Segura y la desalación, algo que hace meses era impensable después del cruce de reproches que se hacían los partidos cada vez que Castilla-La Mancha impugna cualquier envío de agua de las cabeceras del Tajo, autorizado por el Gobierno central.

En un comunicado de la Diputación de Alicante, el presidente de la comisión, Joaquín Melgarejo, ha explicado que el acuerdo afecta a una cuestión "fundamental para la provincia". "Todos los miembros de la Comisión, con la salvedad de EU, han respaldado un documento que aborda diferentes temáticas relacionadas con el agua y que nos permitirá tener una sola voz para defender los intereses de la provincia de Alicante en materia hídrica", ha señalado. El pacto, en el que se analizan cuestiones como infraestructuras, conexiones intercuencas, déficit hídrico, desalinización, depuración, reutilización, sostenibilidad ambiental o gestión de la demanda, será ahora elevado a la Comisión Técnica del Agua de la Diputación para su posterior ratificación por la Mesa del Agua. Dentro de estas medidas, se incluye la de solicitar que la desaladora de Torrevieja alcance la producción de 80 hectómetros y que se ponga en marcha la planta de Mutxamel, que sólo se ha utilizado en una ocasión desde su construcción.

La Comisión, de carácter técnico y político, fue constituida a mediados del pasado mes de diciembre y tras reunirse en siete ocasiones ha alcanzado finalmente hoy un acuerdo. La misma está integrada por representantes de  los grupos 'popular', PSPV, Compromís y EUPV, además del diputado no adscrito, técnicos de la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández y por miembros de las comunidades de regantes y de abastecimiento. "Se trata de un acuerdo extraordinario porque es la primera vez en el conjunto de España que una provincia como la nuestra, con déficit estructural de agua, alcanza un pacto con todas las formaciones políticas y con el consenso de regantes, abastecimiento y técnicos sobre una materia tan sensible", ha reiterado Melgarejo. "El objetivo fundamental es sacar en la medida de lo posible del debate político el tema del agua y convertirlo en una cuestión de acuerdo, de consensos y de mirar hacia el futuro", ha añdido.

Esquerra Unida, en contra

Frente a ello, la diputada provincial de EUPV, Raquel Pérez, ha rechazado apoyar el documento final de la comisión. Perez considera que la base fundamental que ha generado el déficit estructural e hídrico en Alicante, Murcia y parte de Castilla-la Mancha, se debe "a un exceso de demanda que ha sido provocado con el consentimiento del gobierno del PP y bajo los permisos que se han continuado otorgando a la Confederación Hidrográfica del Segura". "Cuando se habla en del documento de cómo resolver los problemas no se han acordado de que una parte fundamental en la defensa del agua, es la defensa de los ríos, de las zonas húmedas, de las acequias", ha criticado.

Además, ha apuntado que "el problema vital que deja el documento a relucir es dejar parte de las soluciones en manos de desviar agua de otras zonas, y consideramos que es tremendamente complicado con el cambio climático que hoy en día alguna zona de la península ibérica quiera trasvasar agua a otras zonas del estado". Al respecto, ha denunciado que "a fecha de hoy" no exista "ni una sola planta de depuración" en la cuenca del Segura o de "tratamientos terciarios avanzados, y el problema añadido es que una nueva depuradora genera además una nueva extensión de regadío".  Sobre los trasvases ha querido recalcar que "el trasvase ya existe y el agua no se trasvasa, esto es comparable a los aeropuertos sin aviones, o las autopistas sin coches".


Noticias relacionadas

next