X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

piden un pago por adelantado para reservar un piso que no existe

Detectan un intento de estafa en webs de alquiler que usa viviendas en Alicante como gancho

20/11/2017 - 

ALICANTE. Las páginas web de alquiler de vivienda entre particulares se han convertido en terreno abonado para un nuevo tipo de estafa: un piso en excelentes condiciones y en pleno centro de la ciudad, a un precio llamativamente bajo, que en realidad no existe. Pero la víctima lo descubre cuando ya ha pagado por adelantado para reservarlo sin haber llegado a verlo, habitualmente unos 1.000 euros. Varios usuarios han detectado en los últimos días que estas estafas han comenzado a utilizar viviendas en el centro de Alicante como gancho, según la documentación a la que ha tenido acceso Alicante Plaza.

En estos momentos webs como Fotocasa y Milanuncios, ambas propiedad de la misma empresa, tienen entre los anuncios publicados al menos dos relativos a pisos en el centro de Alicante que en realidad no existen. Las imágenes muestran amplios salones y habitaciones de viviendas modernas, totalmente amuebladas, en la plaza de los Luceros y la calle Tucumán, junto a la Diputación. En realidad, esas mismas imágenes se utilizan para ilustrar anuncios de alquiler también en otras ciudades como Madrid. El precio de ambas viviendas está, sorprendentemente, por debajo de los 400 euros mensuales.

Este diario ha tenido acceso al cruce de correos electrónicos entre dos usuarios que buscan vivienda de alquiler para larga estancia en la capital alicantina y los presuntos propietarios de los inmuebles de los citados anuncios. Una vez que el potencial inquilino muestra su interés en la vivienda, recibe una respuesta escrita en un español con abundantes errores gramaticales, en el que se le informa de que el piso está disponible, porque su propietario vive en el extranjero (en Italia en un caso, en Portugal en el otro), y que prefiere alquilarlo para temporadas largas. Habitualmente, la historia incluye un hijo Erasmus al que el propietario le compró esa vivienda mientras estudiaba en España, en lugar de buscar un alquiler. El precio es tan bajo, dicen, por ese motivo: vive fuera, le cuesta desplazarse a Alicante para cuidar la vivienda, y busca un inquilino de confianza que pase largo tiempo en la casa.

El primer correo no da detalles sobre cómo proceder para la transacción. Cuando el usuario contesta e insiste en su interés, llega la segunda parte. "Vivo en Roma, para mi es muy costoso ir a Alicante a enseñar el piso, pero está muy bien, como en las fotos", responde el supuesto propietario, que convenientemente es la única persona que tiene una copia de las llaves (en Roma) para entrar al inmueble. Por ese motivo, necesita saber que el interés en alquilar la vivienda es genuino, para no perder el tiempo. Y la mejor forma de demostrarlo es haciendo un ingreso por adelantado, a cambio de que el propietario remita las llaves de la vivienda para poder entrar a comprobar su estado. El cálculo de la cantidad incluye el primer mes de alquiler y dos de fianza. Dado que el piso cuesta en torno a 350 euros al mes, finalmente la transferencia ronda los 1.000 euros.

Y entonces entra en escena otra plataforma web de alquiler entre particulares bien conocida: AirBnB. El presunto dueño de la vivienda sugiere al interesado que haga la transferencia a través de esta web, y que será también personal de AirBnB el que le hará llegar las llaves para que pueda ver el piso que le interesa. "Si no te gusta, devuelves las llaves y se te reingresa el dinero sin coste para ti", promete el email. Los dos usuarios alicantinos que se han puesto en contacto con Alicante Plaza para denunciar el intento de estafa nunca llegaron a hacer esa transferencia, y cortaron la comunicación con el propietario. Si lo hubieran hecho, la estafa se habría completado. "Fuimos a visitar los portales donde se anunciaban estas viviendas, y no había ningún piso en alquiler", explican. Fue entonces cuando detectaron que las fotos de la vivienda que pretendían alquilar eran idénticas a la de otra vivienda en el centro de Madrid.

Alicante Plaza se puso en contacto por correo electrónico con la administración de la web Fotocasa, para preguntar si tenían constancia de la existencia de este tipo de anuncios falsos, y cuál era el protocolo de la página una vez que lo detectaba. No obstante, el email no tuvo respuesta. En foros de preguntas frecuentes de otras webs similares, como Idealista, alertan sobre este tipo de timos, cuya operativa es bien conocida: un propietario que vive en el extranjero y no puede acudir a enseñar la vivienda que pide un ingreso por adelantado para enviar las llaves. Idealista, por ejemplo, pide a los usuarios que les informen si detectan un anuncio sospechoso, para poder analizarlo y, si es el caso, retirarlo.


Noticias relacionadas

next