X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Compromís se queda solo en Callosa: su socios del PSOE le dejan sin presupuesto

2/06/2018 - 

CALLOSA D'EN SARRIÀ. El pacto de gobierno de Callosa d'en Sarrià hace aguas. Compromís se ha quedado solo ante los presupuestos de la localidad. Sus socios de gobierno, el PSOE, votó abstención este jueves por lo que el documento económico no pasó el trámite del pleno. La votación quedó de la siguiente manera: a favor, los cuatro concejales de Compromís; en contra, los cuatro del PP y la edil no adscrita Monserrat Romeu (ex de Ciudadanos); y abstención los tres del PSOE así como la concejal no adscrita Mª Carmen Mascaró (es de UPyD).

Es decir, Compromís necesitaba sí o sí el voto a favor de los socialistas para que se aprobaran, ya que el PP está descartado por motivos obvios y las ediles no adscritas, sabiendo los partidos de los que provenían, también.

Con todo, el resultado de la votación hizo que las cuentas municipales para 2018 quedaran bloqueadas, tras seis meses de negociaciones entre los dos socios de gobierno, Compromís y PSOE, según trasladaron en un comunicado desde el Ayuntamiento.

Por su parte, el alcalde de Callosa d’en Sarrià, Josep Saval, expresó su “incomprensión” y “perplejidad” ante la actitud de los concejales del PSOE, que forman junto a Compromís el ejecutivo local, ya que “las cuentas municipales se habían trabajado con sus miembros y, sin embargo, en el pleno de ayer se abstuvieron”.

No obstante, desde la Alcaldía y desde el grupo municipal de Compromís se han comprometido a “volver a abrir vías para buscar soluciones que desbloqueen el Ayuntamiento y le aporten la estabilidad que se merece, y poder así seguir dando servicios a los ciudadanos y mejorando el bienestar del municipio”. Así pues, el primer edil ha apelado “a la responsabilidad política” del resto de grupos políticos de la Corporación.

Hay que recordar que las desavenencias entre estos dos partidos no son nuevas. El socialista Francesc Guardiola, que llegó a gobernar en el municipio en legislaturas pasadas, renunció a sus competencias dentro del bipartito pero siguió como concejal del PSOE. El edil ya abandonó un año antes las juntas de gobierno local por discrepancias con Compromís.

Noticias relacionadas

next