X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la patronal quiere liberarse ya de los gastos de mantenimiento

Coepa propone la dación en pago del centro de oficios al IVF para agilizar y abaratar el proceso

13/01/2017 - 

ALICANTE. La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Provincia de Alicante (Coepa) ha remitido una carta formal al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para instarlo a que asuma ya la titularidad del Centro de Oficios de la patronal, cuya construcción financió y que le fue adjudicado en la sentencia del concurso de acreedores para saldar la deuda que mantenía la organización empresarial con la banco del Consell.

Según han explicado fuentes de la patronal, la sentencia solo establece que la deuda con el IVF (tres millones de euros por el crédito impagado más los intereses de demora) se salde a través del edificio, pero no fija la fórmula para hacerlo. Así, Coepa apuesta por formalizarla mediante una dación en pago, ya que el resultado será "el mismo" que en una ejecución hipotecaria, pero "el trámite será más barato y más rápido". De recurrir a la ejecución de la hipoteca, habría que incurrir en gastos jurídicos y el saldo resultante, en caso de ser favorable para el IVF (algo poco probable, dado que la tasación del centro supera la deuda), éste estaría sujeto a la quita del 95% que se aprobó en el concurso para los acreedores ordinarios.

Hay una razón de peso para que Coepa haya decidido apremiar al banco público de la Generalitat a dar cumplimiento a la sentencia: mientras el centro de oficios siga estando a nombre de la patronal alicantina, pesa en su balance y la hace incurrir en mora con un acreedor. Pero además, los gastos de mantenimiento corren a cargo de la organización empresarial. "Coepa tiene en perfecto estado de revista el Centro de Oficios para que mañana mismo pueda abrir sus puertas", explican estas fuentes. Lo que supone que, por ejemplo, hay que pasar inspecciones técnicas periódicas, o pagar religiosamente la factura de la luz todos los meses. "Las luces están apagadas, pero la potencia está contratada", argumentan. Es decir, todos los meses llega el recibo aunque no se utilice.

Lo mismo para el resto de suministros, y también en el caso de los impuestos municipales a los que está sujeta la instalación. De hecho, es probable que los impuestos de este año correspondan a la patronal, dado que a 1 de enero la instalación seguía siendo de su propiedad.

La sentencia del concurso de acreedores se dictó a finales de noviembre, una vez que la mayoría del crédito ordinario apoyó la quita del 95% (el visto bueno de la patronal autonómica, Cierval, que ahora ha pedido su propio concurso, fue determinante) y el IVF, acreedor privilegiado, decidió no recurrir el plan de viabilidad que contemplaba el pago del crédito con el edificio del centro de oficios. Sin embargo, desde ese momento hasta la fecha el banco del Consell y la patronal alicantina no han mantenido más contactos, según las mismas fuentes. "Hay que tener en cuenta que, cuanto más tiempo esté cerrado el edificio, más tiempo tardará en destinarse a su función", los cursos de formación en prevención de riesgos laborales.

En la carta remitida al IVF, Coepa pide al organismo que dirige Manuel Illueca que se haga cargo ya del edificio "como pago de las cantidades adeudadas a esta entidad". De esta manera "se cerraría la deuda que mantiene la entidad empresarial con el IVF a raíz de la operación de crédito firmada en 2006 de tres millones de euros que se concedió para la construcción de las instalaciones en el barrio de Babel de la ciudad de Alicante". En el escrito se transmite "el expreso ofrecimiento de pago de las cantidades adeudas, mediante cesión de la titularidad de la construcción hipotecada que garantizaba el préstamo, realizando esta parte de manera inmediata todas las actuaciones tendentes a este fin", según un comunicado de la patronal.

Coepa justifica esta decisión como "el paso ordinario en caso de ejecución hipotecaria, puesto que el mismo edificio fue el aval del préstamo". Pero, además, considera que hay "una demanda social que reclama la puesta en servicio de las instalaciones de la Centro de Oficios". Así, el propio escrito afirma que en la actualidad "se han puesto de manifiesto importantes carencias de formación sobre prevención de riesgos laborales, nuevas ocupaciones, así como la revisión de los existentes". Igualmente, Coepa insiste en que "hacerse cargo del edificio está dentro de las soluciones que propone la sentencia del concurso de acreedores, por lo cual cuenta con el visto bueno tanto del administrador concursal como del juez".

La aceptación del Centro de Oficios por parte del IVF supone "además de dar satisfacción a la deuda", una "posibilidad inmediata de puesta a pleno rendimiento de las instalaciones" y, de este modo, poder "satisfacer el interés público que inspiró el proyecto", según el documento remitido al director general del IVF. 

Noticias relacionadas

next