X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz benidorm maría jesús pinto Ikea

remitido el viernes al banco del consell

Coepa envía un requerimiento al IVF para que asuma el Centro de Oficios ante su silencio

8/02/2017 - 

ALICANTE. La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Provincia de Alicante (Coepa) ha decidido dar un paso más, ante la falta de respuesta del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) a su petición de que asuma ya el Centro de Oficios que le adjudicó el juez del concurso de acreedores para saldar la deuda de la patronal alicantina. Como publicó Alicante Plaza, Coepa envió hace un mes una carta formal al organismo que dirige Manuel Illueca para que ejecutase la sentencia del concurso y asumiese de forma inmediata la titularidad del inmueble, pero hasta el momento no ha habido respuesta.

De esta forma, la patronal alicantina ha decidido reiterar la petición de que el banco del Consell se quede el Centro de Oficios que financió y por cuyo impago se ha quedado con el edificio, y esta vez ha optado por un requerimiento, en lugar de por el correo ordinario. Desde el envío de la primera misiva, según fuentes de la organización empresarial, no se ha producido ningún contacto con el IVF. El requerimiento, según las mismas fuentes, se envió por burofax a la sede del organismo público el pasado viernes por la tarde.

La patronal alicantina tiene cierta urgencia por desprenderse del inmueble en el polígono de Babel. Principalmente, porque en cuanto cambie de manos se dará por cumplida la sentencia del convenio de acreedores, de forma que Coepa podrá eliminar la deuda de 3,23 millones de euros (entre principal e intereses) de su balance, al darse por pagada con la entrega del inmueble. Pero sobre todo, porque el mantenimiento del edificio, pese a estar cerrado, sigue pesando en el funcionamiento ordinario de una patronal que ha tenido que despedir a más de 80 empleados para quedarse con solo dos, y vender su antigua sede.

El mantenimiento de las instalaciones hipotecadas, según se expone en el burofax, ocasiona unos gastos estimados por la patronal en unos 2.000 euros al mes, derivados del mantenimiento del suministro eléctrico (aunque no se encienda la luz, se paga por la potencia contratada), el resto de suministros y la parte proporcional de las revisiones legales periódicas, tributos y seguros.

El requerimiento señala que, tras la carta del 12 de enero, la patronal alicantina no ha recibido "comunicación alguna" al ofrecimiento, situación que "está provocando graves perjuicios a nuestra entidad", y "dificultando el cumplimiento del plan de viabilidad aprobado en el seno del concurso de acreedores". Así, reitera al IVF el "expreso ofrecimiento de pago" de las cantidades adeudadas (los citados 3,23 millones de euros) "mediante la cesión de la titularidad de la construcción hipotecada que garantizaba el préstamo, realizando de esta parte todas las actuaciones tendentes a tal fin".

"Mora del acreedor"

El burofax culmina advirtiendo al IVF que la "inacción en el derecho a cobro" puede derivar en el nacimiento de la "mora del acreedor" (esto es, que el acreedor pone dificultades para que el deudor satisfaga el pago), lo que podría facultar a Coepa para reclamar judicialmente el resarcimiento de los gastos de conservación y custodia que se ocasionen desde la fecha del requerimiento (los citados 2.000 euros mensuales de mantenimiento).

Como ya publicó este diario, la sentencia solo establece que la deuda con el IVF se salde a través del edificio, pero no fija la fórmula para hacerlo. Así, Coepa apuesta por formalizarla mediante una dación en pago, ya que el resultado será el mismo que en una ejecución hipotecaria, pero el trámite es más barato y rápido. De recurrir a la ejecución de la hipoteca, habría que incurrir en gastos jurídicos y el saldo resultante, en caso de ser favorable para el IVF (algo poco probable, dado que la tasación del centro, 4,4 millones, supera la deuda), éste estaría sujeto a la quita del 95% que se aprobó en el concurso.

Noticias relacionadas

next