X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la oficina se traslada de forma provisional a la avenida de aguilera

CaixaBank deja el local de Maisonnave que 'heredó' de Barclays y se muda a Aguilera

30/06/2018 - 

ALICANTE. La 'milla de oro' de Alicante sigue registrando movimientos. Con los locales comerciales ocupados prácticamente al 100% (apenas queda disponible el antiguo local de Blanco), en Maisonnave se acaba de quedar vacío otro bajo: la oficina de CaixaBank frente al centro de El Corte Inglés de la estación. Esta oficina, originariamente de Barclays, cambió de rótulo cuando la entidad catalana, hoy con sede en València, la absorbió en 2015.

La sucursal lleva cerrada apenas unos días, y según confirman fuentes del mercado vuelve a estar disponible para alquiler. CaixaBank ha aprovechado la finalización de un periodo para no renovar el contrato y dejar libre el local, uno de los 'premium' de la zona por su cercanía a uno de los centros de El Corte Inglés. Según las mismas fuentes, el precio en esta esquina puede rondar los 100 euros por metro cuadrado al mes. De momento, según ha podido saber este diario, no hay interesados, si bien es cierto que el bajo se ha quedado vacío hace solo unos días.

Así, CaixaBank ha trasladado provisionalmente esta oficina a la avenida de Aguilera, a una antigua sucursal del Banco de Valencia (también comprado por la entidad catalana), aunque no renuncia a volver a la zona de Maisonnave, una de las que más tráfico de peatones y comercial registra de la ciudad. No obstante, la entidad ya cuenta con una sucursal en la zona, aunque más cerca de Calvo Sotelo que de Renfe. 

La oficina de CaixaBank es la segunda que cierra en la 'milla de oro' en poco tiempo, después de que la fusión entre Bankia y BMN motivase el cierre de varias oficinas de la entidad murciana, entre ellas la que poseía en esta misma avenida, a solo unos metros de la de CaixaBank. Como ha contado este diario, la antigua sucursal de BMN es ahora una 'flag ship' de Movistar, que levantó su persiana a principios del pasado mes de junio.

El dinamismo comercial de la zona, lógicamente, resulta atractivo para las entidades bancarias, que apuestan por contar con oficinas próximas a los grandes centros de compras. Así, pese a la marcha de BMN y CaixaBank, a lo largo de la avenida de Maisonnave siguen presentes el Banco Popular, el Banco Sabadell, y la propia CaixaBank con otra oficina al otro extremo de la avenida.

Noticias relacionadas

next