X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Benidorm autoriza otro derribo en la zona histórica a petición de un hotelero

29/12/2016 - 

BENIDORM. Un informe jurídico autoriza el derribo de un edificio en la calle Mayor de Benidorm, en el casco histórico de la ciudad. Éste se suma a los otros cuatro que pidió la familia Moll, para lo que podría ser en un futuro un hotel. En este nuevo caso, se trata de un edificio en la fachada de delante de los mencionados, en la misma calle. 

Tal y como consta en el informe elaborado por los técnicos y al que ha tenido acceso este diario, los interesados son la familia Clemente Sánchez, de la empresa Centro Mar Suites SL. Es decir, los propietarios del establecimiento hotelero situado en la misma vía, llamado Centro Mar. Este escrito se manifiesta favorable al derribo de la estructura, que ahora no tiene uso comercial.

El documento técnico indica que la empresa en cuestión ha presentado la fianza de 1.965 euros en concepto de posible afección de las obras tanto a los servicios públicos en la vía pública y en sus infraestructuras. Así, el plazo de ejecución de las obras de derribo es de dos meses desde la notificación de la resolución del expediente.

Con este nuevo derribo, el corazón histórico de Benidorm dará un lavado de cara, dando salida a las parcelas abandonadas en plena calle turística que daba imagen de abandono a los visitantes y vecinos. Situación que se ha extendido durante años. 

Cabe recordar que, como publicara Alicante Plaza a principios de mes, irán abajo los edificios de cuatro parcelas situadas en el Carrer Major (números 6, 8 y 10) así como el que da a la parte de la Costera del Barco, número 3, es decir, donde estaba el bar de copas La Sal, cerrado este verano. Justo en el epicentro del casco antiguo de la ciudad, lugar por el que pasa toda procesión y acto religioso de la iglesia de San Jaime y Santa Ana, así como los pasos de las Fiestas Mayores Patronales.

Así, según pudo saber este diario, los empresarios ya eran propietarios del solar vacío que hay entre el carrer Major y la Alameda. Y en los últimos meses se han hecho con las otras cuatro parcelas en cuestión. Al parecer, estarían interesados en la construcción de un hotel. Y tal y como explicaron diversas fuentes municipales a este diario, los solares reúnen las condiciones necesarias para albergar un establecimiento hotelero, "o residencial".

next