X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el capital invertido en las nuevas sociedades aumenta un 25%

Alicante cierra 2017 con casi 4.000 empresas más, pese a crear menos y destruir más

9/04/2018 - 

ALICANTE. La actividad económica en la provincia de Alicante sigue mostrando un fuerte dinamismo al aprovechar la tendencia positiva en la que se mueve la situación macro desde 2015. El carácter emprendedor de los alicantinos se concretó durante el pasado ejercicio en la creación de más de 4.700 empresas, y pese a que se constituyeron algo menos que el ejercicio anterior, y que la disolución de mercantiles también se incrementó ligeramente respecto a 2016, el censo de mercantiles de la provincia se vio incrementado en más de 3.900 sociedades al cierre del año.

Así lo confirman los datos de los registros oficiales analizados por el Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca). Según estos datos, en 2017 se constituyeron 4.738 sociedades mercantiles en la provincia de Alicante, 122 menos que en el año 2016. Así, la creación de empresas se contrajo un 2,5%, un dato que todavía es pronto para saber si apunta a una ralentización de la actividad económica. De hecho, en el conjunto de España la reducción en la constitución de sociedades mercantiles fue mayor que en Alicante, en este caso con un -6,6%.

Por el lado de las disoluciones, el dato también empeora los registros del año 2016, y en este caso, al contrario que en el capítulo de constituciones, queda por debajo del dato nacional. Según los datos de Ineca, la provincia registró 29 disoluciones de empresas más en 2017 que un año antes, al pasar de 790 a 819 el número de sociedades que se dieron de baja del Registro Mercantil. Así, la variación anual de Alicante superó a la media nacional: si en la provincia se destruyeron un 3,7% más de empresas que el ejercicio anterior, en España este incremento negativo fue de solo el 1,6%.

A pesar de crear menos empresas y destruir más, el 'saldo vegetativo' para la provincia sigue siendo claramente positivo. De esta forma, el saldo neto (constitución menos disolución) asciende a 3.919 sociedades en 2017, tal como recogía el informe de coyuntura del cuatro trimestre presentado hace dos semanas por Ineca. El crecimiento en el censo de mercantiles es un 3,7% inferior al 2016, pero sin embargo Alicante mejora su posición relativa en constitución de sociedades, al pasar del 4,8% al 5% del total nacional.

El capital invertido crece

Si bien se han creado menos sociedades que el año pasado, la inversión acometida para ponerlas en marcha, en cambio, ha vuelto a aumentar. Así, atendiendo al capital invertido en estas nuevas sociedades, el importe del capital social en el año 2017 asciende a 149,92 millones de euros, 30,2 millones más que en el 2016. Es decir, se recoge un incremento del 25,2%, que contrasta con la reducción que el conjunto de España anota para el mismo periodo: la inversión en nuevos proyectos empresariales se redujo un 16,4%.

"El conjunto del territorio nacional registra su tercer año con reducciones en inversión en capital social", según destacan desde Ineca, mientras que "las empresas de Alicante van alternando los movimientos", por lo que no se dibuja una tendencia clara. Se aprecia, además, que en el conjunto de España "la cantidad promedio invertida en cada sociedad sigue una tendencia descendente, que contrasta con los altibajos de las empresas de Alicante, pero que en cualquier caso todavía las empresas alicantinas presentan una dimensión claramente inferior al promedio nacional". Así, el capital medio invertido en las nuevas empresas alicantinas asciende a 31.640 euros.

"Los últimos cuatro años, del 2014 al 2017, recogen cierta indefinición en materia de emprendimiento bajo forma societaria", indican desde el instituto, "después del buen comportamiento de los cuatro años anteriores, que del mismo modo se refleja por el lado de las disoluciones, que suman dos periodos con incrementos tras otros dos de descensos". El director de estudios de Ineca, Francisco Llopis, ya señaló en la presentación del informe de coyuntura de 2017 que van a analizar en profundidad el fenómeno de las disoluciones, para cononcer si se trata de proyectos nuevos que no salen bien o, en cambio, de empresas de larga trayectoria.

Noticias relacionadas

next