X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

POR EL IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES DE TRES EJERCICIOS

Alarma en IFA: Suma ejecuta de nuevo el embargo por 400.000 euros y la feria no tiene liquidez

29/06/2017 - 

ELCHE. El organismo autónomo Suma, dependiente de la Diputación de Alicante y encargado de la recaudación de los impuestos, ha iniciado el proceso para ejecutar un embargo de unos 400.000 euros que debe la Institución Ferial Alicantina (IFA) al Ayuntamiento de Elche en concepto del Impuesto de Bienes Inmuebles de los ejercicios 2012, 2013 y 2014, según ha podido saber Alicante Plaza. Es la segunda vez que Suma aplica la vía ejecutiva, como sucediera en 2013, cuando el entonces consistorio ilicitano, con Mercedes Alonso como alcaldesa, ya reclamaba una deuda de 100.000 euros. Entonces, Suma ya embargó el pabellón 2 del recinto ferial. Ahora, la deuda se ha cuadriplicado.

Y el problema que tiene IFA en estos momentos es que no dispone de liquidez suficiente para hacer frente a ese pago, que, al parecer, debe afrontar en los próximos días. Y para ello, necesita que el comité de dirección apruebe el pago o la solicitud de ayuda a la Conselleria de Hacienda, que es la que autoriza los pagos de los diferentes departamentos u organismos de la Generalitat Valenciana.

En su momento, cuando IFA ya sufrió el primer embargo, se negoció con Suma la posibilidad de dejarlo en standby y que el Ayuntamiento de Elche, a través de Suma, cobrara con los derechos de edificación que iba a generar la ampliación del recinto. Sin embargo, Suma, a instancias de nuevo del Ayuntamiento de Elche, ha aplicado el cobro ejecutivo y reclama los 400.000 euros por los recibos del IBI de los ejercicios antes mencionados.

Hasta 2011, IFA no había pagado nunca el IBI al Ayuntamiento de Elche: tenían un convenio, suscrito en 2005, por que el consistorio disfrutaba de superficie expositiva en los diferentes certámenes y con esa cantidad consumida, se compensaba el IBI. En 2012 paso el cobro del IBI a IFA por 100.000 euros y de ahí vino el primer embargo. Ahora se reclamaban los ejercicios posteriores, que IFA en su momento no pudo atender por la crisis económica de la Generalitat, lo que provocó asimismo en el reciento ferial la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo.

Noticias relacionadas

next