X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

antonio beresaluce incorpora a su hermana rosario a la dirección

Aceitunas Cazorla incrementa sus ventas un 5% hasta los 112 millones y reparte dividendos

3/10/2017 - 

ALICANTE. Una de las principales empresas instaladas en la ciudad de Alicante, la conservera Aceitunas Cazorla, sigue explotando la buena marcha del sector de la alimentación para incrementar su volumen de negocio. Al igual que las otras dos firmas de referencia en el sector en la provincia (las alcoyanas La Española y Serpis), la empresa que dirige Antonio Beresaluce experimentó en 2016 un incremento de las ventas que ha elevado su facturación por encima de los 112 millones de euros, y sigue diversificando su negocio.

Según el balance depositado en el Registro Mercantil, la conservera alicantina facturó en 2016 un total de 112.496.275 euros, lo que significa casi un 5% más que en 2015, y confirma la senda ascendente iniciada hace dos años, cuando superó la barrera de los 100 millones con un crecimiento del 12%. El resultado neto del ejercicio, no obstante, se mantiene más o menos en los mismos márgenes que el ejercicio anterior: Aceitunas Cazorla ganó un total de 592.323 euros, frente a los 586.288 del año anterior. Según la memoria de las cuentas, 200.000 euros del beneficio se han destinado a dividendos, y el resto se ha incorporado a las reservas de la empresa.

Las cuentas de 2016 están firmadas por Antonio Beresaluce como administrador único, pero sin embargo el pasado mes de julio se produjo en cambio en la forma de administración de la empresa aceitunera. Según publicó el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de Alicante, Aceitunas Cazorla, que hasta 2015 estaba regida por un consejo de administración del que formaban parte varios miembros de la familia, ha pasado ahora de la fórmula del administrador único a la de administradores solidarios, para incorporar a la gestión a Rosario Beresaluce, hermana del primero.

Como ha publicado Alicante Plaza, la conservera alicantina se ha introducido en el sector de los tomates al adquirir parte de la empresa extremeña Tomcoex, que estaba en concurso de acreedores. Aceitunas Cazorla compró a finales de 2016 al 50% la cooperativa extremeña con otra empresa local, Conesa, para hacerse cargo de la deuda (tras una quita del 70%) y relanzar su actividad (de hecho, el nuevo consejero delegado de la tomatera extremeña, Amancio Prado, es un directivo de Aceitunas Cazorla). El valor de la operación se fijó en 4 millones de euros, aunque los activos de Tomcoex están valorados en 20. No obstante, tanto las conservas de tomate como las de pescado, introducidas hace un par de años en el catálogo de la firma, representan una parte ínfima de su negocio. 

La empresa, cuyo accionista mayoritario es Ancon Levante (propiedad a su vez de Beresaluce), que empleaba al cierre del ejercicio a unas 60 personas, destina buena parte de su producción a las exportaciones (vende a medio centenar de países), además de abastecer el mercado nacional con conservas de aceitunas y otras verduras y hortalizas. El grupo cuenta con cuatro marcas presentes en los lineales de la mayoría de supermercados, La Explanada, La Sota, Campomar y Yak, pero también está especializada en surtir de marcas blancas a los distribuidores.

Noticias relacionadas

next