X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

grupo rayet desmiente todas las acusaciones

Quabit Inmobiliaria apunta hacia Enrique Bañuelos por la investigación de la CNMV

18/04/2017 - 

VALÈNCIA. Ante el escrito registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tal y como publicó este diario ayer, Quabit Inmobiliaria, desmiente y niega categóricamente todas las acusaciones contra Grupo Rayet y su presidente, Félix Abánades, según acaba de informar en un comunicado. "El escrito está totalmente infundado, carece de todo sentido y su origen está claramente relacionado con la demanda que interpuso Grupo Rayet contra Enrique Bañuelos y gran parte de los miembros del consejo de administración de Astroc. Todo indica que las acusaciones del escrito sólo tienen por objetivo influir y presionar en dicho pleito, así como tratar de dañar la buena reputación de Grupo Rayet y de Félix Abánades", apunta la compañía.

Entre otras muchas razones que avalan el origen de estas acusaciones, el escrito fue registrado en la CNMV el pasado 7 de abril, "tan sólo un mes después de que se fijara la fecha de la vista y fallo para sentencia (prevista en el próximo mes de julio) de la demanda de Grupo Rayet contra Enrique Bañuelos y empresas directamente relacionadas con él por los daños causados en el ejercicio de sus cargos". 

Grupo Rayet denunció en 2013 que los activos de Astroc fueron sobrevalorados y que graves irregularidades en su contabilidad falsearon la imagen real de la compañía. Con esta demanda, "Grupo Rayet probó y acreditó suficientemente que todo ello influyó en que la acción de Astroc se revalorizara de manera irreal y artificial, engañando al mercado y a los inversores, perjudicando especialmente a Grupo Rayet, y beneficiando a Enrique Bañuelos quien obtuvo más de 1.000 millones de euros con la venta de sus títulos". Además, las acusaciones del escrito remitido a la CNMV por un abogado valenciano están basadas "en información ambigua, sesgada y, en muchos casos, en datos de contratos firmados en 2007 y 2008 entre Grupo Rayet y las empresas del entorno de Enrique Bañuelos, y que, por lo tanto, sólo pueden conocer ellos".

Por todo ello, atendiendo a la petición de información de la CNMV y valorando su importante responsabilidad de velar por la transparencia de los mercados, "Grupo Rayet está preparando una respuesta completa y precisa para acreditar la mala fe y demostrar la falsedad de todas las acusaciones". Al respecto de este punto, y ante las informaciones publicadas en algunos medios de comunicación, es importante corregir y destacar que no se trata de una “denuncia” o de un “procedimiento sancionador” contra Grupo Rayet, sino de un “requerimiento de información”.

Hasta la fecha, y desde que Grupo Rayet asumió la gestión de Quabit Inmobiliaria, "nunca se había recibido denuncia de ningún tipo. Ello tiene que ver con que la compañía y sus consejeros cumplen escrupulosamente con la normativa del mercado de valores, y ello no sólo porque sea una cuestión obligatoria, sino por responsabilidad y convicción absoluta". Grupo Rayet quiere dejar claro que siempre se protegerá frente a iniciativas que sólo tengan por objeto dañar su buena reputación o la de cualquiera de sus miembros.

Noticias relacionadas

next