X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Puig garantiza que no habrá "imposiciones" en el futuro plan de envases retornables de la Comunitat

29/11/2016 - 

VALENCIA. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este martes que el futuro plan de envases retornables que la Comselleria de Medio Ambiente prevé implantar en 2018 se aprobará "sin imposiciones", al tiempo que ha invitado a todos los agentes implicados a dialogar para alcanzar una propuesta de consenso.

El jefe del Consell se ha pronunciado de este modo tras inaugurar la jornada Tornar el Casc 2.0 organizada por la Generalitat en referencia al rechazo que el plan de depósito, devolución y retorno (SDDR) ha generado en prácticamente todos los sectores empresariales implicados. Tan es así que la patronal de Valencia (CEV) denunciará el proyecto ante Competencia por entender que, tal y como está concebido en el borrador de la futura ley, rompe la unidad de mercado.

Puig, que ha eludido referirse a este asunto concreto, ha manifestado tras su intervención la necesidad de "compatibilizar la actividad económica con la gestión medio ambiental porque existe un problema de tratamiento de residuos que hay que abordar".

"Creo que cada uno tiene que defender aquello que le interesa y entiendo que expresen su opinión, pero estamos en un espacio de diálogo para solucionar el problema. Puede haber un camino y que compartamos vías de salida", ha manifestado al respecto.

El jefe del Consell ha destacado que se está realizando un "esfuerzo" por dar soluciones a ese problema. "Estamos por el dialogo, pero ésta -en referencia al plan de envases- es una pieza mas de la nueva política de residuos que necesita la Comunitat".

Sobre la propuesta empresarial de mejorar el actual sistema en lugar de implantar el SDDR, Puig ha constado que existen "posiciones diferentes", pero hay que "sentarse en la mesa y ver de que formas se pueden solucionar". "Este es un debate sano", ha añadido.

Puig, que en su intervención ha manifestado la necesidad de encontrar un "modelo valenciano" de gestión de residuos, ha explicado que esta propuesta consiste en, teniendo en cuenta "todos los sistemas" que existen, "buscar nuestra propia idoneidad y vía, porque no es el mismo el modelo de la sociedad mediterránea que el de la centroeuropea".

"Tenemos un modelo de comercio muy concreto y hay una diferenciación clara de nuestra dinámica económica. Por eso creo que hay que conjugar todos los intereses y en eso vamos a estar, no estamos por la imposición", ha reiterado.

Por su parte, la consellera de Argicultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, ha destacado el proceso de "diálogo e intercambio" de propuestas que se ha llevado a cabo con los agentes implicados y que ha permitido "mejorar" el proyecto. "El proceso continua abierto; esto no es tema de blanco o negro, sabemos que es un tema complicado", ha destacado.

"En las reuniones hemos visto que existe un consenso muy claro sobre la necesidad de mejorar la actual gestión de envases y sobre ese objetivo compartido tenemos que trabajar en ver cuáles son las mejores soluciones", ha dicho Cebrián, que ha subrayado que el SDDR es uno de los "pilares" en el nuevo modelo.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha expresado su apoyo "entusiasta" a la gestión sostenible de los envases, pues es "un paso en la buena dirección", que además conlleva a los consistorios ahorros en limpieza y favorece la creación de cooperativas de recogida en sectores sociales desfavorecidos.

Noticias relacionadas

next