X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

réplica de la oposición provincial

PSPV, Compromís y EU no se dan por vencidos y exigen los 13,7 millones de euros

3/12/2016 - 

ALICANTE. La oposición de la Diputación de Alicante no da ni un margen de confianza a los presupuestos del PP, sobretodo, por haber dejado fuera a los 141 municipios de la provincia del fondo de cooperación territorial que ha impulsado la Generalitat. Las razones de cada grupo de la oposición son diferentes: los socialistas lucharán durante todo el trámite para lograr que se cree una partida y el PP la cumplimente a lo largo del ejercicio; Compromís considera que se trata de una batalla política más de la Diputación Provincial contra el Gobierno valenciano, y Esquerra Unida, sostiene que los populares incumplen el Estatuto de Autonomía, que sí recoge ese fondo de cooperación autonómico.

El PSPV forzará la votación para los 13,7 millones

El grupo socialista en la Diputación de Alicante, a través de su portavoz, José Chulvi, ha presentado una propuesta al equipo de gobierno de la Diputación de Alicante como solución a los impedimentos que, argumentan desde la institución provincial, bloquean la participación de la misma en el Fondo de Cooperación Municipal puesto en marcha por la Generalitat Valenciana. Esta iniciativa, en la línea de dicho fondo, aumentaría el dinero destinado para los municipios.
 
La enmienda en la que trabaja el grupo socialista pasa por destinar 13’7 millones –exactamente la misma cantidad que la Diputación de Alicante debería poner para el Fondo de Cooperación- del remanente de tesorería que se genere en el año 2016 –y que en años anteriores ha alcanzado hasta los 60 millones de euros-, para los municipios, con unos criterios de reparto similares al Fondo de Cooperación Municipal propuesto por la Generalitat.
 
“La Diputación va a disponer con un remanente de tesorería importante, como lo tuvo este año, por eso planteamos al equipo de gobierno es que de ese remanente se destine el mismo dinero que le tocaría para el Fondo de Cooperación a los municipios, con criterios de reparto similares, aunque es verdad que el gasto no podría ser ejecutado en las mismas condiciones, ya que tendrían que destinarse a inversiones financieramente sostenibles”, ha afirmado Chulvi.
 
Esto permitiría a los municipios, según ha explicado el portavoz socialista “contar con los 13’7 millones de euros que la Generalitat Valenciana pone y que los ayuntamientos pueden gastar de manera incondicionada, más los 13,7 millones que incorporaría la Diputación de Alicante desde el remanente de tesorería que podríamos utilizar bajo los parámetros de inversión financieramente sostenible”, ha señalado.

Compromís: César Sánchez maniatado

Compromís considera los presupuestos 2017 de la Diputación de Alicante como una oportunidad perdida más en la posibilidad de profundizar en la democratización de un ente administrativo que no encuentra su hueco en el siglo XXI. La negativa del presidente provincial César Sánchez de no participar con el presupuesto ordinario de la institución provincial en el plan de cooperación autonómico o establecer criterios objetivos del Pla Objectiva resta autonomía a los municipios alicantinos y crea desigualdad interprovincial. “Pero lo más grave de todo es que simbolizan la postración de Sánchez ante la línea dura impulsada por su portavoz, Carlos Castillo, una política que ha acabado por arrastrar a los cerca de 140 municipios alicantinos a una guerra partidista irresponsable y que les sume en la incertidumbre económica”, ha considerado el portavoz en la institución, Gerard Fullana.   

“Es un presupuesto que llega tarde y sin que haya mediado un intento de negociación de parte del PP con el resto de fuerzas. Estos presupuestos son un fracaso democrático, se aprobarán con el voto de un tránsfuga. Se ha impuesto la línea dura: en lugar de la colaboración entre administraciones cuyas funciones en ocasiones se solapan, Sánchez acepta subirse a un ring como le pide Castillo y no a arremangarse y hacer las cosas con seriedad, conforme a lo que realmente necesitan los pueblos. Esta era una buena ocasión para profundizar en la democratización institucional de las subvenciones, su objetivación, pero el gobierno de César Sánchez ha demostrado estar de nuevo más interesado en confrontaciones y batallitas internas que al final suponen perjudicar a los ciudadanos y los pueblos”.

Esquerra Unida: una mala noticia

La diputada de EUPV en la Diputación de Alicante, Raquel Pérez, ha considerado como una “muy mala noticia” que el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, haya decidido no sumarse al fondo de cooperación municipal y que supondrá una pérdida de 14 millones de euros en ayudas que no llegarán a los municipios alicantinos. “El único sentido que tienen las diputaciones es apoyar a los ayuntamientos y la Diputación de Alicante lo que pretende es continuar con el clientelismo al que nos tiene acostumbrado el PP”, ha indicado Pérez, quien ha afirmado que no tiene ningún sentido que la Corporación Provincial “se descuelgue de esta iniciativa o propuesta puesto que los únicos afectados serán todos los ayuntamientos de Alicante”.

La dirigente de la formación de izquierdas ha insistido en que es una reivindicación histórica de EUPV el dotar de presupuesto el fondo de cooperación local. “Lo que está haciendo el Consell, algo que el PP no ha hecho nunca, es simplemente lo que dice el Estatuto de Autonomía en su artículo 64.3”, ha dicho Raquel Pérez, quien ha especificado que dicho artículo señala que para potenciar la autonomía local en base al principio de subsidiariedad, se creará el Fondo de Cooperación Municipal con los mismos criterios que el fondo estatal, algo que también recoge la Ley de Régimen Local.

Noticias relacionadas

next