X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de mayo y se habla de Pedro Sánchez PRIMARIAS PSOE deef alicante goiko grill

Ortiz persiste en su postura de no pagar y el Hércules se asoma al precipicio

Foto: EFE
4/04/2017 - 

ALICANTE. El plazo que tiene el Hércules para pagar o avalar los 4,4 millones de euros que adeuda a la Agencia Tributaria expira este martes.

Desde el club, más concretamente su presidente, Carlos Parodi se continuaba a última hora de ayer tratando de lograr que el fisco ceda y admita una solución intermedia entre las dos 'alternativas' notificadas por Hacienda hace una semana. El problema es que dicha propuesta ya fue rechazada: abonar la suma de 560.000 euros a la que ascienden las cuotas vencidas e impagadas del convenio de 2013, otros 240.000 euros por temporada, a razón de 20.000 euros mensuales, mientras el club milite en Segunda B, sumas que serían avaladas por un tercero, y pagar el resto de la deuda de una tacada en caso de ascenso, todo en un máximo de cinco ejercicios contables.

El alcalde, Gabriel Echávarri insistía este lunes en las bondades de esa propuesta de formulada por el club y ponía en entredicho la postura de Soledad García. En la misma línea se expresaba el portavoz del grupo municipal del PP, Luis Barcala

Ahora bien, parece harto complicado que a estas alturas dichas declaraciones surtan algún efecto, no habiéndolo hecho antes las gestiones que se han llevado a cabo, tanto por el Consell como desde el PPCV, para lograr que en el Ministerio de Hacienda alguien trasladara a la responsable de Recaudación de la Delegación de Grandes Contribuyentes la conveniencia de aflojar con el Hércules.

Desde que se supo el ultimátum de la Agencia Tributaria, todas las miradas se centraron en un Enrique Ortiz que no solo insiste en no pagar o avalar, a través de Juan Carlos Ramírez desvía la responsabilidad en el Instituto Valenciano de Finanzas como si este fuera el dueño o, peor, hubiera sido quien generó la deuda. 

El constructor está empeñado en pasar a la historia de Alicante como el enterrador del Hércules. El propio alcalde se lo dijo este lunes, solo que con otras palabras.

Noticias relacionadas

next