X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

valores que valen menos de un euro en bolsa

La mitad de los bancos españoles cotizados son ya casi 'penny stocks'

14/10/2016 - 

VALENCIA. La banca española recibió ayer un nuevo correctivo con el Popular a la cabeza, estableciendo un nuevo mínimo histórico y cerrando a las puertas de perder el euro (1,025). O lo que es lo mismo: convertirse en una 'penny stock'. Un cartel que llevan colgado desde hace meses Bankia, que ayer cerró en los 0,728 euros, y Liberbank (0,817). Un pelotón al que también apunta Banco Sabadell (1,111 euros) y donde actualmente cotizan la quinta parte de la centena de valores que nutren al Mercado Continuo... y la mitad del sector bancario español.

"Está siendo un año funesto para la banca española cotizada y lo peor es que no hay visos a corto plazo de que la cosa mejore", advierten desde una mesa de intermediación bursátil consultada por este diario. 'Brexit', mayores requerimientos de capital, EREs en curso, la presión de los bajistas, la amenaza fintech... demasiadas piedras en el camino para el sector. "Además, los últimos acontecimientos vividos por el Deutsche Bank alemán, el Lloyds Banking inglés o el Monte dei Paschi italiano, por citar algunos, acentúan todavía más la incertidumbre sobre un sector que en España pondera mucho más en bolsa que en el resto de países", añaden.

Como el algodón que no engaña, los números de la banca española en su 'annus horribilis' tampoco liderados por el Banco Popular, que solo en lo que va de año se ha dejado ya dos tercios de su capitalización... y eso que a finales de mayo pasado anunció su segunda mega ampliación de capital de 2.500 millones de euros. Al cierre de ayer capitalizaba por 4.302 millones de euros y, lo peor de todo, en mínimos de su dilatada historia.Ver para creer.

Liberbank, el último banco en llegar a la bolsa española hace poco más de tres años, pierde un 53,5% este año mermando su valor en el parqué hasta los 743 millones de euros. Al igual que el 'Popu' con los rumores incesantes de que es carne de fusión. O para ser más exactos de integrarse en otra entidad de mayor calado. 


Como también suena Bankia -y ya le adjudican a Banco Mare Nostrum (BMN)- aunque hay que tener en cuenta un aspecto fundamental: hasta el 30 de junio de 2017 no puede adquirir entidad alguna. Así lo firmó en el Memorándum de Entendimiento (MoU) para recibir las multimillonarias ayudas y evitar males mayores en el sector bancario español. El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri presenta una caída anual del 32% y su valor en bolsa ha bajado hasta los 8.385 millones de euros.

Prácticamente lo mismo pierde Banco Sabadell, pero eso sí con una capitalización menor (6.184 millones de euros), una de las entidades más expuestas al 'Brexit' por cuanto tienen al TSB inglés. "Lo contemplamos con la misma filosofía que una bajada del dólar", advirtió su presidente Josep Oliu una semana antes del inesperado triunfo del 'sí' pero el mercado no lo entiende igual.

Relevo en la presidencia de CaixaBank

De igual a Jordi Gual, el nuevo presidente no ejecutivo de CaixaBank relevando al histórico Isidre Fainé, que tendrá que enderezar la nave bursátil del banco, puesto que al cierre de ayer acumulaba unas pérdidas del 27,60% mermando su capitalización hasta los 13.735 millones de euros. Por lo menos no recurrió a sus accionistas para financiar la compra del BPI portugués como el mercado pensaba, al anunciar que lo hará tirando de autocartera. 

Diez puntos menos (17,60%) se deja en el parqué BBVA durante el presente ejercicio, lo que ha reducido su valor hasta los 35.914 millones de euros y buena parte de culpa la ha tenido, además de los factores propios a toda la banca comentados anteriormente, su exposición en Turquía tras el fallido golpe de estado del verano pasado. No hay que olvidar que controla el 39,9% del banco otomano Garanti.


Su histórico competidor, Banco Santander, ha logrado recuperar parte del terreno perdido tras el 'Brexit', dado que cuenta con el Abbey, el primer banco comercial británico que caía en manos de un rival extranjero. La entidad presidida por Ana Patricia Botín, que hace dos semanas reafirmaba su compromiso de elevar el dividendo y el beneficio por acción en los próximos tres años, presenta unos 'números rojos' en bolsa del 14,2% este años y una capitalización de 56.482 millones de euros.

Por último, Bankinter es el banco español que menos retrocede en bolsa este 2016. Concretamente un 3,1%, cuya capitalización asciende a 5.698 millones de euros. Además, tal y como advirtió en este diario hace tres semanas Borja Matilla, analista de Hanseatic Brokerhouse, es uno de los que presenta un mejor aspecto gráfico.

Noticias relacionadas

next