X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

LA TECNOLÓGICA UTILIZA 'PIXEL XL' PARA SUS MÓVILES

La empresa valenciana Pixels XL se enfrenta a Google para defender su marca

Foto: KIKE TABERNER
19/02/2018 - 

VALÈNCIA. La empresa valenciana Pixels XL ha iniciado una cruzada contra Google. ¿El motivo? La similitud de una marca de móviles de la tecnológica con la registrada en 2011 por la compañía valenciana para su revestimiento removible magnético, ahora reconvertido en material educativo.

María Roig, fundadora de la compañía, explica como Pixels SL se creo para innovar en el sector del diseño a través de 'pixeles' magnéticos que permiten cambiar de forma constante la decoración. Ahora, desde el Col.lab en Las Naves, utilizan esas piezas magnéticas para ayudar en el aprendizaje a niños o personas mayores con enfermedades como Alzheimer.

Sin embargo, tras conseguir posicionar su marca, Google les desmarcó de una forma inesperada. Tan solo una 's' separa el diseño de marca para sus móviles, prácticamente idéntico al de la compañía valenciana, pero con una diferencia temporal de más un lustro en el registro. 

Los móviles Pixels XL se dieron a conocer por todo el mundo hace algo más de un año. "Utilizan una tipografía palo seco negra como la nuestra, a la que incluso le han añadido un 'by Google' como en su momento nosotros añadimos un 'by CDROIG' a nuestro producto", explica Roig, que tampoco entiende la coincidencia del 'XL'.

La clave, el producto magnético

Con su primera exposición en el marco de la Feria Habitat registraron la marca en varias categorías de producto en Europa, entre ellas la de magnéticos. Con este punto es con el que choca Google al llegar a Europa, ya que también está comercializando fundas para el móvil bajo la misma marca con características donde la parte magnética entra en juego.  


Por este motivo, en enero del pasado año la compañía valenciana presentó oposición frente a la solicitud de Marca Europea presentada por Google Inc., con la denominación 'Pixel XL' case by Google G. Lo hicieron al considerar que, de conformidad con el art. 8-1-b del Reglamento sobre la Marca de la Unión Europea, existía riesgo de confusión y asociación con los registros de marca previos debido a la identidad parcial de las denominaciones, así como la similitud de los productos para su uso.

Actualmente la oposición se encuentra en fase contradictoria. El proyecto valenciano centrado en la salud y mejora del bienestar social ha presentado sus alegaciones y se encuentra a la espera de contestación por parte de los representantes legales de Google, quienes señalaron que sus productos no llevan a la confusión pero tampoco entraron en la similitud de las marcas. 

Finalmente será la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea de Marcas quien decida si ambas son compatibles en el registro,  o si por el contrario la solicitud de marca presentada por Google Inc. debe ser denegada.

El perjuicio de Google a Pixels XL

"El perjuicio que ha sufrido Pixels XL es notable. La apropiación por Google de nuestra marca ha tenido consecuencias en nuestra presencia online", señala Roig. "Antes ocupábamos un lugar destacado en los buscadores. Ahora hemos desaparecido, arrinconados por la marca de Google. Además ha provocado confusión en nuestros clientes potenciales, pues ahora asocian la marca con la telefonía móvil, obligando a un esfuerzo de comunicación mucho mayor". A esto suma la percepción de una pérdida de reputación de marca ya muchos dan por supuesto que quienes han copiado han sido ellos.

La fundadora de Pixels XL también destaca varios hechos, que casuales o no le han llamado la atención. Por un lado la compañía valenciana vendió su revestimiento a un centro de formación en Silicon Valley, Lynda, en la que se dan formación a grandes tecnológicas. Allí, compañías como Linkedin forman a sus empleados, por lo que Google podría haber tenido conocimiento sobre la compañía. 

También recuerda una llamada de Google Maps para preguntarle por la ubicación de la empresa -algo poco habitual-, al tenerla registrada tanto en Las Naves como en su almacén de materiales. De hecho, destaca que incluso Google ha utilizado piezas magnéticas como las suyas posteriormente en algunos de sus fondos, aunque contra este aspecto no puede luchar, ya que el modelo de utilidad lo tiene únicamente para España.

"A mí lo que me sorprende es que, del mundo de donde yo vengo, antes de darle a cualquiera de nuestros clientes un marca no seguimos adelante si hay algo parecido o que pueda chocar", lamenta Roig. 

De hecho, su trabajo ha cosechado un buen número de reconocimientos y premios a nivel nacional e internacional como Nude 2010, ADCV 2011, Delta 2011, Laus 2012 y German Design Award 2013 e incluso ha sido publicado en medios internacionales como el Huffington Post. 

next