X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La anulación de la subasta de la mayoría accionarial del Cádiz, salpica a Diego García

Foto: Rafa Molina
5/07/2017 - 

ALICANTE. La confirmación por parte de la Audiencia Provincial de Cádiz, de la anulación judicial de la subasta notarial celebrada en 2013 del 51% de las acciones del Cádiz va a terminar salpicando a muchos kilómetros de la ciudad andaluza, concretamente a orillas del Vinalopó.

El asunto guarda relación con el Elche porque su actual presidente, Diego García, era en el momento en que se llevó a cabo la citada operación, secretario del conjunto andaluz y, según han determinado ya dos órganos jurisdiccionales distintos, emitió un certificado sobre la titularidad de unas acciones, que primero se vendieron y luego se subastaron, que no se ajustaba a la realidad.

El Diario de Cádiz se hacía eco este miércoles de la decisión de la Sección Segunda de la citada Audiencia Provincial, en la que se ratifica la sentencia dictada hace un año por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de la capital gaditana.

La situación ahora en Cádiz es que la actual mercantil propietaria de la mayoría accionarial del club, Locos por el Balón SL, se hizo con ella en una subasta que ha sido anulada por la Justicia porque quien subastaba, la mercantil Muñoz Vera e Hijos, no era la propietaria de los títulos: esta sociedad le había vendido el 51% de los títulos que a Sinergy HG Limited, una mercantil que se comprometió al pago de del precio pactado en dos plazos, no cumpliendo en el segundo al entender que habían sido engañados por una parte vendedora que ante el impago ejecutó la prenda constituida, las acciones, procediendo posteriormente a su subasta notarial. 

Además del certificado, tanto en instancia como ahora en vía de recurso, la Justicia ha identificado que la prenda no fue inscrita en los libros contables por Diego García, hacia el que Sinergy se plantea ahora exigir responsabilidad penal.

Noticias relacionadas

next