X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al ex ministro josé manuel garcía-margallo

"España va a vivir una transformación y no podemos despistarnos en cuestiones partidistas"

6/11/2017 - 

ALICANTE. José Manuel García-Margallo (Madrid, 1944) sigue siendo diputado del PP por Alicante. Pese a ello, tiene una agenda como si fuera ministro, no en vano, aprovecha cualquier visita para presentar su nuevo libro, Por una convivencia democrática (Editorial Planeta), que ya ha alcanzado la segunda edición. Alicante Plaza conversa con él sobre otras cuestiones que afectan a la Comunitat Valenciana, el sistema de financiación autonómica o el cambio de modelo productivo.

[Aquí puede leer la parte de la entrevista sobre la cuestión catalana "La reforma de la Constitución no debe resolver solo la cuestión catalana, pero debe ayudar a ello"]

-Recientemente, el ministro Montoro ha anunciado las negociaciones para abordar la reforma del sistema de financiación autonómica. ¿Lo ve como una solución al problema de la Comunitat Valenciana?

-El cambio en el sistema de financiación es una solución que debe ser negociada entre todas las comunidades autónomas, no son posibles las soluciones bilaterales o los pactos fiscales, como pretendía el presidente Artur Mas. La financiación nos afecta a todos, y entre todos lo tenemos que decidir y buscar una solución de carácter general. Y la tercera condición es que en ningún caso la reforma del sistema de financiación puede concebirse para responder al chantaje separatista catalán y no puede traducirse en ventajas añadidas a los que han desafiado la Constitución y el orden legal respecto a aquellos que lo hemos cumplido. Llevo tiempo pidiendo esa revisión, se debía haber hecho en el año 2014, y esa revisión me parece urgente y he propuesto unas líneas genéricas que por cierto he discutido con el presidente Puig.

"En ningún caso la reforma del sistema de financiación puede concebirse para responder al chantaje separatista catalán ni traducirse en ventajas añadidas"

-Hay otras cuestiones, más allá de la catalana, que se deben abordar en esas negociaciones...

-El sistema de financiación es un sistema general para todas las comunidades de régimen común; quedarían fuera los territorios históricos vascos y Navarra, que tienen un acuerdo por razones históricas. El sistema de financiación, insisto, debe ser de carácter general.

-Hay más otras regiones que estén en la misma situación que la Comunitat Valenciana...

-La peor situación es la de la Comunitat Valenciana como se pudo ver en las cuentas territorializadas que publicó el Ministerio de Hacienda. En esas cuentas territorializadas, lo que se deduce es que la Comunitat, cuya renta media está por debajo de la renta nacional, está recibiendo una financiación, tanto observada como ajustada, que es la peor de España. Es algo que hay que corregir de forma inmediata.

"El sistema de financiación de la Comunitat es algo que hay que corregir de forma inmediata"

-¿Cómo ve en estos momentos la relación Gobierno-Generalitat Valenciana?

-Con el presidente Puig tengo una relación muy fluida. Le vi con ocasión de la salida de la Volvo Ocean Race y estaba satisfecho de la entrevista que había mantenido con el presidente Rajoy. Parece que no fue tan fluida la que tuvo con el ministro Montoro.

-¿Hay margen que los presupuestos del Estado mejoren las inversiones en la Comunitat?

-Creo que este año los presupuesto van a ir mejor y sería un cierto alivio.  Lo importante es hacer frente al problema estructural, el sistema de financiación, garantizar la suficiencia de la financiación, la autonomía, un espacio propio para las comunidades autónomas para pagar aquellos servicios que no se consideran esenciales o para mejorar la prestación de aquellos que sí que se consideran esenciales, y mantener la solidaridad interterritorial. Los tres principios, por tanto, son: autonomía financiera o corresponsabilidad; igualdad entre todos los españoles, lo que no hemos tenido hasta ahora, y la solidaridad interterritorial.

"Lo importante es hacer frente al problema estructural, el sistema de financiación"

-Usted, durante las campaña electorales que protagonizó en Alicante, fue muy crítico con la herencia de la crisis y era partidario de variar el modelo económico...

-En los últimos datos que acabo de conocer (el viernes) es que la Comunitat Valenciana es la que más empleo crea, junto al País Vasco. Si se analiza el periodo que comienza en 2013, cuando se inicia la salida de la crisis, se ve que la Comunitat Valenciana es la que más ha crecido en toda España. Eso se explica por la especialización productiva: las comunidades que más han crecido son aquellas en las que el porcentaje de la industria respecto al PIB es mayor y en aquellas en la que los servicios ligados al turismo, como el comercio y la hostelería, también son mayores. En estas dos variables, la Comunitat Valenciana está por encima de la media. Muy ligeramente en industria, y notablemente, en los servicios ligados al turismo. Eso te indica que si queremos seguir creciendo más que la media, hay que especializarse e insistir en esos sectores.  A mi me preocupa el tema de la industria, pues se ha perdido músculo, incluso en los años anteriores a la crisis, tanto en las industrias tradicionales como en las Tecnologías de la Información y la Telecomunicación, donde las cifras no son todo los satisfactorias que a mi me gustaría. Esos son los grandes ejes en estructura productiva. En cuanto a las necesidades concretas, están detectadas desde hace mucho tiempo, y que debemos resolver. El problema del agua, hace falta un pacto del agua, pues la situación de nuestras cuencas es tremenda con la sequía que se arrastra; tenemos que aspirar a una industrialización mayor, y hay que avanzar en ir terminando el tema del Corredor Mediterráneo, y conectarlo con el puerto y el aeropuerto. Estos son los temas capitales que debe resolver la economía valenciana.

"El agua, la industrialización y el Corredor Mediterráneo son los temas capitales que debe resolver la economía valenciana"

-Su lema en campaña fue cambiar el ladrillo por la neurona...

-Eso es una tema general. El gran problema de España, y que explica hasta cierto punto el distanciamiento de la ciudadanía con la clase política y la emergencia de los partidos populistas, es, a parte del desempleo, el bajo nivel adquisitivo de los salarios. El salario medio en España está en 19.000 euros. Para recuperar la inversión en Educación y Sanidad de un trabajador a lo largo de su vida, se necesitan 18.000 euros. Si queremos aumentar la capacidad adquisitiva de los salarios tienes que aumentar la productividad: un aumento de los salarios sin un aumento de la productividad supondría pérdida de competitividad en una economía global. Y la ganancia de productividad exige inversiones productivas en los sectores que sirven para aumentar la eficiencia empresarial; supone ir eliminando los obstáculos que se ponen a la creación de empresas. Por ejemplo, en los últimos índices de competitividad en el que se examinan 144 países, España está por debajo de cien; está muy atrás en lo que significa tiempo para crear una empresa, para poner en marcha el negocio; impacto de los impuestos en la innovación; las cargas administrativas...Hay que hacer un enorme esfuerzo en aquello que es nuestro principal activo, el capital humano. Y estoy hablando de formación, educación e innovación, en lo que se refiere a la empresas. Y la otra cuestión es que nuestras pymes no tienen la dimisión suficiente para poder invertir, innovar y exportar de forma eficiente. El problema de España no es el número de pequeñas y medianas empresas, sino el tamaño, la dimensión. 

"El problema de España no es el número de pequeñas y medianas empresas, sino el tamaño, la dimensión"

-¿Cómo ve al Gobierno valenciano? Su partido, el PP, es muy crítico...

-Todos los partidos intentan resaltar los méritos propios y los deméritos ajenos. Lo importante ahora es saber que España va a entrar en un proceso de transformación acelerada, que probablemente empiece por una reforma constitucional, sistema de financiación y posiblemente un cambio de sistema económico, y lo que creo es que tenemos que hacer un gran pacto por Alicante para saber qué es lo que nos interesa y trabajar todos juntos en esa dirección, con independencia de que cada partido defienda sus legítimas aspiraciones. Es un momento de unión en los temas fundamentales, no sólo los políticos, sino con toda la sociedad. El momento que vamos a vivir es un momento de una transformación profunda, como no se ha vivido en 1978, y ahí no conviene despistarse en cuestiones partidistas, sino crear una especie de consenso entre todos nosotros, que debe permitir arrastrar a la sociedad civil a apuntarse a ese fuerzo colectivo.

"Es un momento de unión en los temas fundamentales, no sólo los políticos, sino con toda la sociedad"

-¿Qué le parece que dos bancos catalanes, la Caixa y el Sabadell, hayan elegido la Comunitat Valenciana para fijar su sede social?

-Tuve un debate hace mucho tiempo con Oriol Junqueras, en el que le expliqué lo que iba a pasar. En el caso de las entidades financieras, le expliqué que los bancos catalanes se nutren de depósitos, dos tercios de los cuales vienen del resto de España y sólo un tercio viene del territorio catalán. Mientras que en los créditos, la regla es la inversa: los créditos, en dos terceras partes, van dulcificar la economía catalana y un tercio, al resto de España. Entonces, ante una situación de tensión separatista, probablemente aconsejaría a los bancos a tomar una decisión. Y a eso añade que los bancos, por definición, deben estar dentro de la Unión Europea, en la Unión Monetaria, sino no tendrían acceso a las emisiones de liquidez del Banco Central, y a lo que hay que añadir, la salida de depósitos de Cataluña ante el temor de una situación de incertidumbre como la que se ha creado, era evidente que los bancos se iban a ir. Que hayan elegido la Comunitat Valenciana me parece una decisión que naturalmente me gusta. La crisis se llevó por delante todo el sistema financiero valenciano, que era importante; había una cierta tradición en sistema financieros importante, que estos bancos han intentado utilizar. 

Noticias relacionadas

next