X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

guillermo peris / coordinador de edri

“Es duro ver a España en la misma lista que Turquía al hablar de respeto los derechos digitales y la privacidad”

La preocupación por la pérdida de derechos y garantías en los países 'civilizados', tema de debate en la tercera jornada del IFF

8/03/2018 - 

VALÈNCIA.- La sensibilidad sobre estas cuestiones”, explicó Guillermo Peris, “está creciendo enormemente. Vemos que los temas de derechos digitales aparecen constantemente en tratados de libre comercio, en temas de copyright, derechos de autor, neutralidad en la red, cuestiones de género…”. Sin embargo, precisa, este interés por estas cuestiones se da tanto entre los activistas y los defensores de los derechos humanos, como los quieren recortarlos”. Peris, valenciano, es el communitty coordinator de EDRi (European Digital Rights) en la Unión Europea, una asociación de 35 ONGs europeos y 15 observadores que luchan por los derechos civiles y ciudadanos. Es una representación permanente, una embajada, de este tipo de organizaciones en Bruselas y nos dedicamos a revisar y enmendar la legislación europea antes de que impacten en los países miembros.

Peris defendió la necesidad de implicar a cuantas más organizaciones posibles en la defensa de lo derechos digitales con el argumento de que  hay que contrarrestar el lobby de la industria de internet que es el que más dinero se ha gastado este año. Estamos hablando de empresas con el músculo financiera de Google o Facebook”. Sin embargo, matizo, “no siempre son las mismas empresas y, a veces, los que son nuestros adversarios en unos casos se convierten en aliados en otros”.

“Lo que está pasando en España, aunque es más el campo de otras ONGs como Human Rights Watch o similares, se ve con asombro. Las informaciones que han salido en Politico, que es la referencia mediática en Bruselas, se ven con estupor por parte de otros países. La marca España”, bromea, “está muy devaluada”.

Peris recordó que “si en una semana retiras un libro de las librerías, uno que va por la novena edición como es Fariña, obras de arte en ARCO, metes a un rapero en la cárcel… pues digamos que no es la imagen de nuestro país que a los que estamos ahí nos gusta dar”. Recordó que España, figura con Turquía y los países de la exórbita soviética “entre los que más vulneran los derechos digitales de sus habitantes. Es muy triste ver a España en la misma lista que a Turquía, pero mentiría si dijera que eso no es así”.

En el terreno positivo, Peris destaca el esfuerzo realizado para defender la neutralidad de internet. “Lo bueno, es que se han conseguido salvaguardar este derecho pero lo malo es que la mayor parte de la información pasa por servidores americanos, y eso nos puede afectar”.

Los nuevos enemigos

En todo caso, si en las primeras ediciones de este evento los enemigos eran las grandes corporaciones, ahora se habla cada vez menos de ellas. Los tiempos han cambiado y Whatsapp encripta end to end sus comunicaciones, Apple se ha enfrentado al FBI para defender la privacidad de sus clientes y en Facebook se puede operar en la llamada internet profunda, utilizando el navegador seguro Tor, sin peligro para sus usuarios.

La prueba es que, durante estos días, Dario Salice no solo ha pasado gran parte su tiempo hablando con todo tipo de activistas, sino que dio una charla sobre privacidad en google y se llenó. Salice es security product manager en el gigante fundado por Larry Page. “Vengo a escuchar y queremos ayudar a los defensores de los derechos humanos en su lucha”.

Salice fue uno de los participantes en la tercera jornada del IFF, en la que se habló de cómo Putin intenta controlar internet en su país, el ciberespionaje en el Tíbet, el peligro del reconocimiento facial y el software biométrico y cómo deben actuar los periodistas para garantizar su seguridad. Además, se estrenó el documental El Monstruo (de Luis Carlos Díaz), en el que retrata tres generaciones de sicarios del narco mexicano.

Noticias relacionadas

next