X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el nuevo plan de viabilidad prevé reducir la deuda un 80% hasta marzo

El IVF utilizará 200 millones del FLA para intentar reflotar la SGR

13/10/2016 - 

VALENCIA. El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) utilizará 200 millones de euros con cargo al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para reducir un 80% la deuda bancaria subordinada de la Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR), que pasaría de 389 millones de euros a 93 millones hasta marzo. Este es el eje fundamental del nuevo plan de viabilidad para la sociedad, que también contempla que la Generalitat adquiera por 26,2 millones de euros parte de los activos tóxicos que la sociedad avalista trató de colocar sin éxito entre inversores internacionales durante el último año.

El director general del IVF, Manuel Illueca, ha expuesto este jueves en la comisión de Economía de Les Corts los ejes del nuevo plan, basado en la amortización del grueso de deuda para reactivar la actividad, ya que en el primer semestre sólo ha concedido 3 millones de euros en avales, y en la compra de parte de los activos tóxicos de la sociedad para que la Generalitat pueda venderlos en el futuro, cuando pueda obtener mayor rendimiento por los mismos.

El director del IVF y presidente de la SGR ha asegurado que el Consell cuenta con un informe técnico favorable del Ministerio de Hacienda para utilizar 200 millones del FLA por déficit no autorizado del año anterior en la amortización anticipada de toda la deuda bancaria subordinada de la sociedad avalista, cuyo vencimiento estaba fijado para 2018.

Por ese motivo, Illueca agradeció la "colaboración" del Ministerio de Hacienda con el Consell en la salvación de la SGR. Esos 200 millones saldrán del FLA extraordinario que el Estado reparte en diciembre para que las comunidades autónomas puedan financiar su exceso de déficit. Los fondos forman parte del FLA vencimientos y las entidades financieras recibirán los fondos directamente del Estado.

El Ministerio de Hacienda ha autorizado usar 200 millones del FLA a amortizar deuda de la SGR

Illueca ha explicado que la nueva hoja de ruta surge del fracaso del Proyecto Citrus, la operación inmobiliaria a la que los anteriores gestores de la SGR confiaban su salvación. La previsión era obtener 170 millones de euros con la venta de activos y créditos inmobiliarios fallidos, pero la mejor oferta recibida fue de 65 millones por una parte de la cartera.

"La SGR caminaba directa a la liquidación por el fracaso del anterior plan de viabilidad", ha resumido Illueca, quien ha explicado que el Banco de España, a la vista de las ofertas, tumbó la venta de activos e instó al IVF a liquidar la SGR.

"En lugar de intentar vender los activos hoy y ejecutar en 2018 el aval previsto en el plan de saneamiento de 2013, vamos a adelantar la ejecución del aval hoy y vender los activos más adelante porque ahora no hay mercado", ha resumido Illueca antes de detallar el nuevo plan.

La alternativa encontrada surge de la negociación iniciada a principios de año con la Intervención General del Estado (IGAE) y el Banco de España para evitar que la SGR pasase a formar parte del sector público de la Generalitat. Esa situación abocaba a la quiebra a la SGR y suponía incrementar la deuda pública en casi 400 millones de euros.

Según ha recordado Illueca, el IVF negoció hasta lograr que la IGAE reconsiderase su posicionamiento inicial y accediese a mantener la SGR fuera del sector público valenciano.

A juicio del Banco de España, los 200 millones del aval con los que la SGR fue rescatada en 2013 eran un pasivo contingente con altas probabilidades de ser ejecutado, por lo que obligaba a la Generalitat a reconocerlos como déficit propio.

El IVF solicitó, con el visto bueno de la IGAE, que esa deuda se computase sobre las cuentas de la Generalitat en 2015, el último año del PP en el Consell. Como consecuencia de ello, el déficit de la Comunitat ese ejercicio se incrementó en dos décimas por la contabilización de esa deuda de 200 millones.

Este hecho, el cómputo de dicho aval de 200 millones como deuda de la Generalitat de 2015, es el que ahora permite acceder a financiación por valor de 200 millones con cargo a las transferencias del FLA para financiar el exceso de déficit de las Comunidades Autónomas.

De esos 200 millones de euros, 190 millones de euros se destinarán a pagar toda la deuda subordinada de la SGR, que asciende a 168 millones de euros, y los 26,2 millones millones restantes, para pagar parte de la deuda senior, que asciende a 220 millones.

Evitar ayudas de Estado

La segunda pata del plan de rescate es la adquisición por parte de la Generalitat de 780 fincas entre activos adjudicados y créditos pendientes de ejecutar cuyo valor de tasación es de 95 millones de euros, según ha explicado Illueca.

Estos activos pasarán al balance de una de las sociedades que actualmente ya forman parte del sector público instrumental de la Generalitat -Illueca no ha precisado a qué entidad-, con lo no será necesaria la creación de una suerte de Sareb o banco malo de la Generalitat para agrupar esos activos.

La GENERALITAT SE QUEDARÁ 780 FINCAS DE LA SGR Y LAS VENDERÁ CUANDO MEJORE LA COYUNTURA

La compra de esos activos por parte de la administración valenciana es la solución que se ha encontrado para responder a la exigencia de diligencia para recuperar los recursos públicos -los 26,2 millones restantes del aval- antes prestados a la SGR, ya que de lo contrario la UE podría considerar que se trata de una ayuda de estado no compatible. 

El 33% de la cartera son terrenos o solares urbanos; el 23% son naves industriales; el 11,5%, edificios; el 11%, terreno rústico; y el 8,5% son solares urbanizables y el 12 son activos de otra categoría.

Con la ejecución anticipada del aval de 200 millones, unida al reconocimiento de la deuda asociada a un contrato de reaval por el que el IVF se hace cargo de parte de los fallidos de la SGR, la sociedad avalista reduce "dramáticamente" su deuda "para ganar confianza ante las entidades financieras". 

Refinanciación de la deuda restante

En ese sentido, Illueca ha anunciado, además, tener casi cerrado un acuerdo con las dos principales entidades que forman el pool bancario que participaron en el rescate de la SGR en 2013 con un aval por valor de 200 millones de euros para refinanciar a largo plazo los 94 millones de deuda bancaria viva que quedarán a partir de marzo.

De esos 94 millones, 54 quedarán como deuda senior y 40 millones como préstamo participativo sin garantías del Consell que, según ha explicado Illueca, computará como fondos propios, lo que elevará el coeficiente de solvencia de la SGR al 30%. 

Por otro lado, el director general del IVF ha destacado que el nuevo plan de viabilidad para tratar de reflotar a la SGR no implica que la Generalitat "no vaya a buscar responsabilidades". En este sentido, ha anunciado que el contrato que firmen la SGR y las entidades financieras incluye un análisis forense que realizará un intermediario elegido por el IVF pero pagado por la SGR.

Noticias relacionadas

next