X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la generalitat ha negado aplazarla por segunda vez

El Consell y Cierval confían en ganar tiempo para dar solución a la deuda de la patronal

13/12/2016 - 

VALENCIA (EFE). El conseller de Hacienda, Vicent Soler, y el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunitat Valenciana (Cierval), José Vicente González, han coincidido hoy en la posibilidad de "ganar tiempo" para alcanzar una solución a la deuda de la patronal autonómica con la Generalitat.

Ambos se han pronunciado así en declaraciones a los periodistas, tras asistir a un desayuno del Fórum Europa, sobre la situación generada tras la denegación por la Generalitat de un segundo aplazamiento a Cierval para el pago de una deuda derivada de una resolución judicial por unos cursos de formación que no se dieron.

González ha insistido en que "cero euros" de esa deuda se han producido en la propia Cierval, pues todas corresponden a las patronales de Alicante y Castellón, si bien han sido declarados responsables subsidiarios mediante una interpretación con la que no están de acuerdo.

Ha insistido en que Cierval "no ha participado de ninguna manera" en esos convenios, sino que "se ha limitado" a recibir los fondos de la Generalitat y repartirlos según las cantidades que el convenio fijaba que iban a ser ejecutados por las otras organizaciones y que luego, según la Generalitat "y en algún caso según los jueces, no han sido ejecutados correctamente".

Según ha precisado González, el impacto en las cuentas de Cierval de esos impagos es de un millón y medio de euros, de los que solo en cuotas que no han pagado a su debido tiempo suman más de 700.000 euros, y el resto son minoraciones hechas por la Generalitat en liquidaciones de convenios al considerar que no están "suficientemente justificados".

"Hasta una cierta cantidad, Cierval puede hacer frente y puede continuar, pero toda va a ser imposible si no adoptamos medidas", ha asegurado González, para quien "no parece lógico" que carguen con cuestiones en las que no han tenido "absolutamente ninguna intervención" más allá de actuar como "colaboradores" de la Generalitat en el reparto de los fondos.

González ha defendido la necesidad de que "se salven todas" las organizaciones empresariales de la Comunitat, para lo cual disponen de un plan, si bien necesitan "tiempo", dada la situación económica tanto en Alicante como en Castellón, donde no pueden hacer frente a los compromisos con Cierval pagando las cuotas, ni tampoco a las minusvaloraciones de la Generalitat.

Sobre el plazo del 20 de diciembre para presentar las garantías que exige la legislación para poder aplazar de nuevo el abono de la deuda, ha indicado que "seguramente se puede retrasar eso algún tiempo", que les permita "dar todos los pasos para estructurar las cosas como dios manda".

"Nuestra obligación es que al final las organizaciones empresariales funcionen y funcionen correctamente, porque son necesarias, y salvar la situación de una manera ordenada", ha concluido.

El conseller de Hacienda ha indicado que son conscientes de la importancia de las organizaciones empresariales en la vida económica, política y social valenciana, y por tanto harán "todo lo que esté dentro de la ley" para tener unas organizaciones "fuertes, que sean auténticos 'partners' (socios)" en el diálogo social.

No obstante, ha destacado que la ley determina que en el caso de deuda tributarias superiores a 18.000 euros hay que aportar garantías para aplazar el abono, así como fórmulas de pago, lo cual permitiría a las organizaciones empresariales hacerse cargo de la situación "con un cierta holgura".

"Estamos convencidos incluso que de aquí al día 20 hay cosas que podemos hacer", como presentar garantías "y sobre todo ganar tiempo", ha afirmado el conseller, para quien esa sería una "lógica necesaria", aunque "el mandato de la ley es claro" y fuera de ella el Consell no puede "hacer nada".

Ha afirmado que en la Generalitat podrían ser "flexibles" tanto en el procedimiento para facilitar las garantías como en la manera de pagar la deuda, ya que tienen "muchísima" preocupación y creen que una sociedad del siglo XXI tiene que contar con organizaciones empresariales.

"Todo está abierto, no nos cerramos a nada; pero insisto, dentro de la ley siempre", ha manifestado Soler, quien ha señalado que se trata de "cantidades serias que podrían crear un problema de impagos clarísimo".

Noticias relacionadas

next