X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El IVF quiere vender "al mejor postor" y antes de junio el Rico Pérez y las acciones

Foto: Rafa Molina
3/03/2017 - 

ALICANTE. Los temores de Juan Carlos Ramírez y Enrique Ortiz estaban justificados, y es que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ha cambiado de postura respecto al Rico Pérez y las acciones del Hércules que controla, directa e indirectamente.

De no tener prisa en encontrar comprador para el estadio (y sí en ceder su uso al Ayuntamiento de Alicante), a querer deshacerse de él antes de junio; y de descartar incluir en la operación el paquete de acciones que son titularidad de la Fundación, a valorar seriamente esa posibilidad.  Además, será "al mejor postor" de manera pura y dura, sin intermediarios que preseleccionen candidatos.

Ahora bien, la realidad es que el IVF todavía no es propietario ni del Rico Pérez ni del 15,07% de los títulos del Hércules, subastados junto a varios derechos de crédito que tienen al club como deudor en el proceso de liquidación de Aligestión Integral, pero se espera que Salvador Calero García, magistrado titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante, no tarde mucho en confirmar su oferta de 3.750.000 euros como la ganadora. Además, en relación con la condición resolutoria que grava la compraventa del estadio por parte de Aligestión desde 2007, el Ayuntamiento de Alicante ha de proceder a su cancelación, por lo que hay ahí un obstáculo, que no siendo insalvable, se ha de superar sí o sí.

Y por lo que se refiere a las acciones de la Fundación del Hércules, estas están embargadas, fruto de la deuda de 18 millones de euros que mantiene la entidad con el IVF desde que el Banco CAM ejecutó el aval público del mismo importe; pero, a diferencia de lo ocurrido en el Elche y el Valencia, los títulos en sí no son garantía de la operación de aval (en el Hércules, se obligó a Aligestión a actuar de fiadora en la Fundación, lo que por otro lado ha llevado a aquella a liquidación), por lo que el banco del Consell habría de vender su posición de acreedor en el citado derecho de crédito al comprador del estadio y de las acciones subastadas. 

Convertirse en propietario del estadio es una cosa, pero, del Hércules, otra, si tenemos presente la decisión de recuperación de la Comisión Europea por la que se le reclama siete millones de euros (intereses incluidos) al club. No obstante, interesados hay: Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez.

Es decir, que, por un lado, tenemos el Rico Pérez, el 15,07% de los títulos del Hércules y varios derechos de crédito con los que el IVF se hace como acreedor de Aligestión; y, por el otro,el paquete de acciones adquirido en 2010 por la Fundación, que en su caso representa exactamente el 72,04% de los 23.936.194 euros que tiene de capital social el Hércules. Esos son los activos que el IVF puede sacar al mercado para recuperar la deuda de 18 millones de euros, si bien está descartado por el banco del Consell obtener por ellos una suma superior al 50% de esta deuda, catalogada en su día como de muy difícil cobro por lo que el precio de salida, en el caso de subastarse todo en el mismo lote, difícilmente sería superior a los diez millones de euros; y decimos difícilmente, porque el banco del Consell puntualiza que no lo tiene decidido aún.

Noticias relacionadas

next