X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Difícil que el Juez de Competición le retire la primera amarilla a Manu Sánchez

Foto: Pepe Olivares
9/10/2017 - 

ORIHUELA. El Elche estudia formular alegaciones al acta del partido del pasado domingo ante el Ontinyent, para tratar de que sea retirada la primera de las dos tarjetas amarillas con que fue sancionado Manu Sánchez.

El árbitro leonés, adscrito al colegio balear, Iván González González recogió que las sucesivas tarjetas que mostró al mediocentro en el minuto 67, fueron por "derribar a un contrario en la disputa del balón", la primera, y por "protestar de forma ostensible una decisión mía (del árbitro) levantando un brazo y gritándome en reiteradas ocasiones tras ser amonestado por primera vez", la segunda.

En el club franjiverde entienden que no hubo falta y, por tanto, no corresponde la amarilla. Si esta es retirada, Manu Sánchez no se perdería el partido del sábado con la Llagostera.

Ahora bien, nada hace presagiar que lo anterior se vaya a producir. El Juez de Competición viene constantemente recordando que el artículo 236.1 del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) establece que el árbitro es la autoridad "deportiva única e inapelable" en el orden técnico para dirigir los partidos, por lo que no es posible revocar una decisión arbitral invocando una discrepancia en la interpretación de las Reglas del Juego, cuya competencia "única, exclusiva y definitiva" corresponde al colegiado, según el tenor literal del artículo 111.3 del Código Disciplinario de la RFEF, que continúa apostillando que los órganos disciplinarios federativos no pueden conocer de las mismas.

En suma, el artículo 27 del citado Código viene a indicar que "en la apreciación de las infracciones referentes a la disciplina deportiva, las decisiones del árbitro sobre hechos relacionados con el juego son definitivas presumiéndose ciertas, salvo error material manifiesto". Competición no rearbitra decisiones subjetivas del colegiado ni puede hacer valer su hipotética interpretación de la jugada de conflicto por encima de la decisión arbitral, salvo que se hubiera producido un error material flagrante, situación que no se da en el caso que nos ocupa.

El Elche cuenta con plazo hasta las 14 horas de este martes para formalizar las correspondientes alegaciones por escrito, acompañadas de la prueba de que dispongan para la defensa de sus intereses (prueba videográfica). Si el Juez de Competición las desestimase, el club franjiverde tendría 10 días para recurrir ante el Comité de Apelación (si quiere que se analice el expediente antes del próximo sábado habría de hacerlo cuanto antes), previo pago de la tasa impuesta por la RFEF para los clubes de Segunda B y que asciende a 300 euros.

Así, salvo sorpresa mayúscula, Manuel Sánchez será baja para el partido que enfrentará al Elche contra el Llagostera el próximo sábado junto al central Verdú, que deberá cumplir sanción al haber acumulado cinco amonestaciones.

Noticias relacionadas

next