el pregón festero se adelanta al día 5 de agosto

Tornen les festes d'Elx: dos semanas de pólvora, música y tradición

Después de dos largos años de pandemia que han privado a la ciudad de les Festes d’Elx, las de 2022 vuelven por todo lo alto. En lugar del tradicional 7 de agosto, el pregón festero se adelanta al día 5 de agosto, lo que permite cubrir dos fines de semana de fiestas patronales

5/08/2022 - 

ELCHE. El pregón, que será a cargo de la artista ilicitana Blanca Paloma, se ha adelantado para favorecer una mejora de la economía a todos los niveles, tanto turístico, como hostelero y comercial, pero también, por otra parte, busca una recuperación ‘emocional’ tras la pandemia, que dejó a todos los ilicitanos sin las representaciones de agosto del Misteri d’Elx, l’Albà, las distintas barracas, los actos festeros o las mascletàs, entre otros.

Precisamente, las mascletàs se alejan de Traspalacio y el entorno patrimonial y regresan al paseo de la Estación. En su cruce con la avenida Alcalde Vicente Quiles, junto al Parque Infantil de Tráfico. El alcalde, Carlos González, recuerda que esto hace ganar espacio «y con ello la posibilidad de incrementar notablemente la presencia de espectadores respecto a la anterior ubicación». Además de la «centralidad», apunta, se resuelve «el gran problema que es la afección al entorno patrimonial».

La nueva ubicación permitirá pasar de un aforo de tres mil quinientas personas en Traspalacio a uno de en torno a treinta o treinta y cinco mil personas, porque quedarán delimitados tres espacios alrededor del doceavo concurso de mascletàs: diez mil metros cuadrados repartidos entre el paseo de la Estación y los dos lados de la avenida Vicente Quiles, dirección Carrús y dirección Altabix. Además, el hecho de que se adelanten las fiestas supondrá que las mascletàs para concurso duren más días: a las habituales del 11, 12 y 14 de agosto, se suman las del 6 y 7 de agosto, el primer fin de semana de les festes. Adicionalmente, al estar en un entorno sin afecciones patrimoniales, y tras el permiso de Adif por el paso del Cercanías, se aumentará la carga explosiva. 

El mínimo sigue siendo de cincuenta kilos de pólvora, pero frente al máximo de cien que había hasta ahora, pasará a ciento ochenta kilos; un 80% más de carga máxima. Todo ello compaginado con las que no entran en competición y que se lanzarán en los barrios. Las nocturnas se iniciarán el 8 en el Parque 1 de Mayo y cada noche se lanzarán en barrios diferentes como en el aparcamiento del Hort del Monjo el día 9, junto a Plaza Castilla de Altabix el 10, en el Paseo de la Estación el 11 a cargo de la Unió de Festers del Camp d’Elx y otra en homenaje a las Reinas y Damas de la Fiestas de Elche a cargo de la Federación Gestora de Festejos Populares el día 12. En cuanto a las que son de concurso, se podrán votar dentro de una escala del 1 al 4, siendo esta última cifra la puntuación más elevada. En la web del Ayuntamiento habrá un enlace para votar directamente, pero como en 2019, habrá personal en las mascletàs para que se pueda votar in situ.

Por otra parte, junto a la zona de las mascletàs, estarán los ya esperados y anhelados puestos del Racó Fester, donde la hostelería ofrecerá tapas, raciones y bebida día y noche durante las jornadas más importantes. Pero previamente, la misma noche del 5 de agosto, se inaugurará el FestiElx, gestionado por el sector hostelero, que ofrecerá también bebida y comida, así como conciertos y música durante la noche. Así pues, vuelven también los clásicos arroces gigantes como el arroz con costra más grande del mundo. Una propuesta, la del Racó, que no lleva muchos años implantada pero que es ya una parte vertebral de las fiestas: punto de reunión de amigos y familiares en el que tomar el aperitivo o comer después de los espectáculos pirotécnicos o los conciertos. 

Y paralelamente, el 6 de agosto empieza la barraca popular, en la explanada de la UMH, que acogerá a Melendi, Loquillo y OBK (estos últimos gratis), o Varry Brava entre otros; así como los ya tradicionales conciertos en el Hort de Baix, generalmente tributos, salvo la actuación de Rosa López. Una serie de actuaciones que supondrán nueve noches de conciertos, aunque aún queda pendiente desde la concejalía solucionar un contrato para tener las barracas a punto.

El regreso de la noche más luminosa

Por último, otra de las grandes damnificadas de la pandemia ha sido una de las celebraciones más importantes, la Nit de l’Albà, en la que se lanzan más de setenta mil cohetes y más de dos mil kilos de pólvora en honor a la patrona, la Mare de Déu de l’Assumpció. Para muchos ese 13 de agosto es la noche más especial, con permiso de La Roà, porque también ejerce esa conexión popular al acompañar el pueblo ilicitano esta ofrenda de fuego con cohetes y petardos durante los días previos. La Pirotecnia Ferrández, encargada del lanzamiento desde tres décadas a esta parte, tendrá además el honor de que este año el castillo será la primera vez que se lance bajo la denominación de Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Además, se trata del único espectáculo pirotécnico con este reconocimiento. El anuncio del mismo llegó el pasado mes de noviembre, destacando su origen desde la Edad Media. Centenares de años después, pero sobre todo después de la pandemia, miles de ilicitanos e ilicitanas esperan con ansia la noche del 13 de agosto para ver la elevación de trescientos metros de la Palmera de la Virgen y su espectacular apertura de setecientos metros de diámetro que ilumina el cielo y se ve desde localidades vecinas. Después del lanzamiento desde el campanario de la Basílica de Santa María, el Gloria Patri, último canto del Misteri d’Elx. Y después, por supuesto, la sandía.

Para finalizar la velada pirotécnica, los más atrevidos volverán al recinto carretillero en el Hort del Monjo, tapados hasta la coronilla y armados con las históricas carretillas, para la tradicional Carretillà. El Ayuntamiento ha activado los pasados meses de junio y julio los cursos junto a la Associació de Carretillers i Tradicions d'Elx para poder lanzarlas y participar en esta batalla de fuego. Menos estruendosa y tranquila que el castillo de la Nit de l’Albà, pero igualmente espectacular.

Noticias relacionadas

next
x