X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de mayo y se habla de roque alemañ benidorm LUIS BARCALA ALICANTE la vila joiosa

control del servicio municipal más costos0 

El PSOE aparca ahora la opción de pagar más para mejorar la limpieza y busca soluciones desde cero 

29/11/2017 - 

ALICANTE. Vuelta a empezar en la gestión y supervisión de la contrata de limpieza viaria y recogida de residuos de Alicante: el servicio municipal que supone un mayor coste público, con una factura anual de 33 millones. El nuevo equipo de Gobierno, compuesto ahora por el PSOE en solitario tras el abandono de Guanyar y Compromís, defendió este martes -tras mantener un segundo encuentro con representantes de la UTE adjudicataria- que no tiene un plan predefinido para garantizar la correcta prestación del servicio ("No tenemos una varita mágica y no podemos hacer magia", enfatizó), más allá de mantener reuniones de coordinación semanales todos los martes con los representantes de la concesionaria y de encargar una auditoría sobre el servicio que realmente se presta. Ni siquiera se plantea ya la solución alternativa que el propio alcalde, Gabriel Echávarri, venía barajando desde hace más de un año al plantear la posibilidad de ampliar los costes del contrato. Es decir, pagar más para que se limpie más. 

Esa opción queda aparcada. No está ahora encima de la mesa, según confirmaron el propio Echávarri en una entrevista concedida a Radio Alicante y el nuevo concejal responsable del área, el también edil socialista Fernando Marcos, en una comparecencia pública posterior al encuentro con la UTE concesionaria. ¿Por qué ya no se contempla ahora esa posibilidad? Echávarri y Marcos señalaron sencillamente que el equipo de Gobierno no conoce cuál es en estos momentos el servicio que se presta ni en qué condiciones. "La foto fija que tenenos es muy mala; no hay datos reales de la situación", señaló Marcos. Ambos no dudaron en responsabilizar de esa situación directamente a Guanyar: la formación que ha gestionado desde el principio de mandato las competencias sobre Limpieza. Tanto Echávarri como Marcos sostuvieron que el PSOE había sido engañado, que se les había mentido y que, además, se les había ocultado información. Los dos incidieron igualmente en que el PSOE pensaba que sí se había contratado la elaboración de una auditoría sobre la calidad en la prestación del servicio de limpieza, al margen de los estudios sobre el índice de absentismo laboral de la plantilla de la UTE que el anterior equipo de Gobierno, del PP, encomendó tras adjudicar el contrato en vigor, en 2013. Marcos llegó a decir que el PSOE no había conocido el detalle de esos estudios, pese a que parte de su contenido se ha difundido a través de los medios de comunicación, y que ahora había que resolver qué decisiones se debía tomar al respecto de sus conclusiones, en función de lo que determine el pliego del contrato. En esta línea, no llegó a precisar si se concluiría el procedimiento de revisión que su predecesor en la concejalía, Miguel Ángel Pavón, había encargado a los técnicos para que determinasen si los índices de absentismo registrados constituían un incumplimiento de contrato y si era suficiente como para acordar sanciones o rescindir su vigencia. 

En segundo término, tanto Echávarri como Marcos señalaron que existía una petición de la UTE para que se abordasen inversiones para renovar la maquinaria (en cumplimiento de lo previsto en el contrato para el tercer año de su desarrollo) y que esa petición no se había atendido. Y en tercer lugar, añadieron que acababan de tener constancia de que la UTE había planteado la creación de un parque logístico en Playa de San Juan desde el que desarrollar la labor de limpieza del distrito de playas para ahorrar tiempos de desplazamiento que ahora se realizaba desde el Pla de la Vallonga y, así, ganar eficacia. Según Echávarri y Marcos, la Concejalía de Urbanismo -que también gestionaba Guanyar- no había tramitado esa petición. "Todo eso lo hemos sabido ahora", insistió el alcalde. "Nosotros pensábamos que se estaba desarrollando un trabajo y por eso planteamos que no era suficiente y que a lo mejor había que pagar más; ahora resulta que no se había hecho nada de lo que nos dijeron", justificó el primer edil en declaraciones a Radio Alicante.    

Como viene informando Alicante Plaza, las únicas auditorías elaboradas sobre la contrata, sufragadas con cargo al precio del contrato, reflejan índices de absentismo por encima del 5,45% que la UTE comprometió en su oferta: en 2014 se alcanzó el 10,95%; en 2015 se redujo al 9,60%, y en 2016 (según la última auditoría encargada por el PP que no se conoció hasta este mes de septiembre) volvió a incrementarse al 10,33%. El primer representante de Guanyar que asumió la gestión de Limpieza, Víctor Domínguez, ha venido manteniendo que esos estudios carecen de validez para evaluar la prestación del servicio puesto que la UTE (compuesta por FCC, Ferrovial, Inusa y Cívica, de Enrique Ortiz) defiende que cubre esas bajas con contratos temporales. 

De hecho, en los informes técnicos que se esgrimieron para acordar la adjudicación del contrato se especificaba que, en todo caso, la UTE debía cubrir las posibles bajas con cargo al precio del contrato, sin costes adicionales para el ayuntamiento y, en todo caso, procurar que la ciudad estuviese limpia. En el contrato, se regula el desarrollo de un sistema de fichas de observación que deben cumplimentar los inspectores municipales. El problema, según ha defendido el propio Domínguez, es que se contemplan criterios muy favorables a la empresa: se llega a valorar elementos tan simples como que el personal vaya correctamente uniformado.

De ahí que Domínguez negociase con vecinos y los grupos políticos de la oposición una nueva auditoría capaz de objetivar los criterios por los que se pueda concluir si la vía pública está limpia. El regidor llegó a contactar con una consultora ambiental asentada en Barcelona para que abordase ese trabajo. Así lo manifestó el portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, en respuesta a las críticas de Echávarri y Marcos: "En ningún momento Guanyar ha mentido en relación a la auditoría de 2017; mi compañero Víctor Domínguez dio la orden de encargar una auditoría de la calidad del servicio, contactándose con varias empresas sin que finalmente se llevara a cabo." ¿Por qué no se contrató? Según Pavón, cuando él asumió las competencias de Limpieza, en sustitución de Domínguez, se acabó desechando su contratación por dos circunstancias: primero, porque para evaluar la calidad del servicio ya están los inspectores municipales como se acordó tras mantener una reunión con representantes vecinales; y segundo, porque el pliego del contrato sólo contempla una auditoría económica, es decir, sobre la contabilidad de la UTE y los costes del servicio. Esa auditoría, según el líder de Guanyar, iba a impulsarse ahora.

Pavón también desmintió la supuesta parálisis del expediente sobre la construcción de un parque auxiliar para la prestación del servicio. "La primera propuesta de la UTE era construir ese parque en terrenos de La Condomina afectados por el entorno de protección de una torre protegida de la huerta, el Bien de Interés Cultural de la Torre Conde, solicitándose desde Urbanismo informes y aclaraciones a la Conselleria de Cultura, presentándose luego una segunda propuesta de UTE para construir el parque auxiliar sobre una zona verde pública del PAU 5 en los espacios centrales de la Avenida de las Naciones", dijo, a través de un comunicado. "Una propuesta que plantea dudas desde el punto de vista de su adecuación al planeamiento y que además supondría ahorrar a la UTE la compra de los terrenos necesarios para ubicar el parque auxiliar", añadió sin llegar a concretar en qué fase de tramitación había quedado esa propuesta.

Sea como fuere, el ya exvicealcalde respondió al primer edil y al nuevo titular de la concejalía al asegurar que "el PSOE se estrena en sus nuevas competencias de limpieza mintiendo de forma descarada, sin plantear como una prioridad la fiscalización del contrato con la UTE participada por Enrique Ortiz, el presunto corruptor del caso Brugal, y sin anunciar medida alguna para mejorar el servicio". "Exigimos al PSOE que dé continuidad al expediente que inicié como concejal de Limpieza en relación al continuado incumplimiento por parte de la UTE de los niveles de absentismo, un expediente que podría conducir a la resolución del actual contrato", subrayó. 

Por último, instó al PSOE a centrarse "en fiscalizar el contrato y abandonar la peregrina idea de pagar más a la UTE por un servicio que sigue sin cumplir de forma satisfactoria, una ocurrencia más de Echávarri que fue apoyada en su momento por Compromís y que concita el rechazo de la mayoría del movimiento vecinal y ecologista de la ciudad", concluyó. Entre las últimas medidas de supervisión del contrato impulsadas por Guanyar figuraron, por ejemplo, la remisión de tres requerimientos a la UTE para que aportase tres mecanismos de control: el acceso al estadillo sobre la mano de obra diaria que presta el servicio; el acceso al sistema de seguimiento de la maquinaria del servicio a través del GPS; y la copia de las empresas subcontratadas para determinadas labores. La UTE cumplió con los dos primeros requerimientos, pero no con el tercero. Guanyar tampoco acordó posibles sanciones al respecto antes de dejar sus competencias. Sólo abrió expediente sancionador por las deficiencias detectadas en el ecoparque.

Sea como fuere, la prioridad adelantada ahora por el PSOE es la contratación de la nueva auditoría sobre la calidad del servicio. Según Marcos, el proceso se abordará de inmediato, aunque lamentó que se haya perdido dos años en el control de la eficacia del servicio.

Las reacciones a los anuncios del PSOE llegaron también este martes por parte del resto de la oposición. El portavoz adjunto de Ciudadanos (Cs), Antonio Manresa, expresó su "perplejidad" las declaraciones de Marcos, "que lo que ha hecho hoy es culpar de todos los males de la limpieza a Guanyar". "El PSOE cae ahora del burro y se queda sin argumentos para pagar más a la UTE participada por Enrique Ortiz por la limpieza de la ciudad; desde Ciudadanos llevamos dos años denunciando el incumplimiento del pliego de condiciones, y de forma muy especial las tasas de absentismo, y el alcalde lo único que ha hecho es negar la evidencia y empeñarse en pagar más", señaló a través de un comunicado. 

Para Cs, es evidente que el PSOE ha iniciado una campaña "de lavado de imagen, como si durante estos dos años y medio no hubieran estado en la Junta Local de Gobierno, órgano colegiado donde se acuerdan las gestiones más importante de la ciudad, y la limpieza es la más importante y urgente".

Noticias relacionadas

next