X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de dénia CIUDADANOS alicante ecisa CINE DOCUMENTAL primor COMERCIO

en Castellón

El Comité de Empresa del IVC denuncia cuatro despidos mientras la plantilla está "al borde del colapso"

30/03/2018 - 

VALÈNCIA (VP/EP). El Comité de Empresa del Institut Valencià de Cultura (IVC) ha expresado su "indignación" por el despido de cuatro trabajadores de la dirección territorial de Castellón, al haber tenido constancia "con posterioridad" a su aprobación y producirse cuando la plantilla está "al borde del colapso".

En un comunicado, el Comité ha señalado que tuvo constancia de los despidos en una reunión con la dirección de Cultura el pasado lunes, un encuentro en el que el director general, Abel Guarinos, "solo habló de vaguedades y de la imposibilidad de mantener en plantilla a estos trabajadores". "En concretó, utilizó el término de amortizaciones" para hablar de los despidos, subrayan desde el órgano.

Los empleados afectados de la dirección territorial de Castellón "fueron advertidos" en julio del año pasado de que iban a ser despedidos. El Comité ha subrayado que desde entonces ha mantenido la postura de "no consentir los despidos sin agotar todas las vías posibles de negociación".

"Desgraciadamente, ya hemos padecido un ERE y sus consecuencias todavía las seguimos sufriendo", lamentan desde el órgano de representación, por lo que consideran que "esta actuación del director general es cuanto más reprobable" por haberse enterado de los despidos "con posterioridad" a que tuvieran lugar. La propuesta de los despidos, según el Comité, fue aprobada tras pasar por el último consejo de dirección del IVC.

Desde la plataforma denuncian que "los trabajadores se sienten engañados y ninguneados en la que es su principal función", ya que "no fueron informados en la reunión que mantuvieron con Guarinos y dos integrantes del equipo directivo de la empresa el día antes de la comunicación de los despidos a los afectados".

Respecto a la reunión del pasado lunes, aseguran además que se produjo "tras varios requerimientos" desde diciembre del año pasado, cuando tuvieron constancia de la publicación de una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) "bastante diferente a la realidad de la plantilla".

Por todo ello, el Comité de Empresa del IVC ha asegurado no entender que "la política de la Conselleria de Cultura y la de la dirección del Instituto pase por el despido de trabajadores, precisamente por la merma de la plantilla y la sobrecarga de trabajo en todos los departamentos".

"Nos resulta incomprensible que un gobierno que ha hecho del lema 'Fes cultura' el leit motiv de su política en este ámbito, se muestre indiferente e insensible a la realidad del día a día de los trabajadores del que debiera ser uno de sus buques insignia y que son, en definitiva, la mano de obra que la hace posible", manifiestan desde el órgano.

Insisten así en que "la situación del Institut Valencià de Cultura es crítica a muchos niveles" y ponen como ejemplo que "los directores adjuntos programan y programan, sin entender que la plantilla está al borde del colapso". "Y el malestar va en aumento", advierten, ya que esta plantilla "se compone de muchos interinos, la mayoría desde hace más de 15 años".

Con la postura de la dirección de Cultura, el Comité de Empresa entiende que "a partir de ahora se puede despedir a cualquier persona justificando que su trabajo ya no es necesario, lamentablemente igual que hace cinco años hizo el PP con muchos profesionales del entonces Culturarts".

Por su parte, fuentes del IVC han apuntado a Europa Press que la amortización de esos cuatro puestos, que se llevará a cabo entre final de este mes de marzo y la primera quincena de abril, corresponde a la Relación de Puestos de Trabajo aprobada y al objetivo de gestionar de la manera "más eficiente" los recursos públicos.

Asimismo, han recordado que la normativa vigente establece que el personal laboral no temporal de una sociedad mercantil o de una fundación de las quedaron extinguidas por la reestructuración del sector público de la Generalitat -caso del Proyecto Castelló Cultural en CultuArts- se incorporarán a las entidades de derecho público que asumen el ejercicio de su funciones con la condición "a extinguir" sin que en ningún caso este personal adquiera la condición de empleado público.

Noticias relacionadas

next
x