X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de octubre y se habla de ELCHE CF cd alcoyano alicante urbanismo Turismo

Volvo producirá el nuevo XC90 en su planta de Charleston a partir de 2021

Foto: Volvo
27/09/2017 - 

MADRID (Europa Press). El fabricante sueco de automóviles Volvo Cars comenzará a producir la siguiente generación del XC90 en 2021 en su planta de estadounidense de Charleston (Carolina del Sur), lo que supone una inversión total de la compañía en sus procesos de fabricación en el país norteamericano de más de 1.100 millones de dólares (937 millones de euros).

Según informó la firma en un comunicado, Volvo creará casi 4.000 puestos de trabajo en Charleston debido a la producción de la próxima generación de su todocamino 'premium', mientras que la producción del nuevo S60 comenzará en otoño de 2018.

"La ampliación sostenida de nuestra fábrica de Carolina del Sur es otro importante compromiso con el mercado estadounidense. La fábrica de Charleston va a atender tanto al mercado estadounidense como a los mercados internacionales y constituye una base sólida para seguir creciendo en Estados Unidos y en el resto del mundo", señaló el presidente y director ejecutivo de la marca, Hakan Samuelsson.

La lógica empresarial por la que Volvo ha decidido ensamblar el nuevo XC90 en Carolina del Sur es "contundente", según la propia compañía, ya que Estados Unidos es el principal mercado de este modelo, aunque del Puerto de Charleston saldrá una cantidad "considerable" de unidades para la exportación. La producción total de la fábrica se incrementará hasta los 150.000 vehículos anuales.

La firma ha resaltado que el XC90 ha tenido un papel "fundamental" en la recuperación de las ventas de la compañía tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. En el país presidido por Donald Trump, Volvo entregó 83.000 unidades en 2016, frente a las 56.000 unidades que vendió en 2014.

Además de ampliar la fábrica, Volvo va a construir un nuevo edificio de oficinas que albergará a los 300 empleados de I+D, compras, calidad, así como al equipo de ventas de la región Sur de la empresa.

"Estamos muy ilusionados con la incorporación de un segundo vehículo a nuestra primera fábrica estadounidense y no deja de impresionarnos el espíritu emprendedor de la gente de Carolina del Sur. Nuestro negocio en Estados Unidos ha sufrido una transformación en los dos últimos años y este es un paso muy importante para nuestro desarrollo aquí", declaró el presidente y consejero delegado de Volvo Cars USA, Lex Kerssemakers.

Noticias relacionadas

next