X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reunión anual del MÁSTER EN DIRECCIÓN Y GESTIÓN DE RRHH DE LA Ua

Vithas o cómo construir la identidad corporativa cuando eres un grupo 'multimarca'

19/05/2018 - 

ALICANTE. La marca Vithas está poco consolidada en Alicante, a pesar de que la provincia y la Comunitat Valenciana son, junto a la Costa del Sol y Pontevedra, la zona donde mayor presencia tiene el grupo. La mayoría de usuarios sabe, al oír el nombre, que se trata de un grupo vinculado a la prestación de asistencia sanitaria, pero pocos son los alicantinos que saben que dos de los centros hospitalarios más reconocidos de la capital pertenecen a la firma: el hospital Medimar y la clínica del Perpetuo Socorro. La presencia se completa con el centro de Daño Cerebral de Elche.

La ausencia de una identidad corporativa reconocible, fruto de la juventud del grupo (nacido hace apenas cinco años como un spin-off de la división de hospitales de Adeslas) es uno de los principales retos a los que se enfrenta, tal como reconoció este jueves en Alicante su director de Desarrollo de Talento, Eduardo Tabernerno. El directivo fue el protagonista invitado a la reunión anual de los profesores y colaboradores del Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante (UA) que dirige José Luis Gascó, y compartió con los más de un centenar de asistentes reunidos en el restaurante Maestral las grandes cifras y los retos a los que se enfrenta su empresa.

Tabernero explicó que el grupo, participado al 80% por el fondo Goodgrower (dirigido por José Luis Gallardo) y al 20% por CaixaBank, nunca había tenido necesidad de trabajar la marca propia porque "gestionábamos hospitales 'multimarca', para las distintas compañías de seguros y mutuas que eran las que nos derivaban los pacientes". Al constituirse como empresa independiente y empezar a crecer con adquisiciones de centros (entre ellas, las de los hospitales Nisa en Valencia y Castellón), se han encontrado con la urgencia de tener que construir no solo una marca externa reconocible, sino también una cultura corporativa única.

El directivo, que entre 2003 y 2016 lo fue de Ribera Salud en el hospital de Alzira, describió con detalle su modelo de gestión de personas basado en un sistema de desarrollo profesional que toma como base los estándares de acreditación para hospitales de Joint Commission Internacional, que Vithas extiende no solo al área sanitaria sino a toda la plantilla de la empresa (directivos, back y front office), lo que implica dar sentido a la función de cada trabajador y definir planes individuales de desarrollo profesional en función de las carencias detectadas y expectativas de cada uno de sus empleados, tanto en competencias como en cumplimiento de objetivos y potencial.

El reto fundamental de Vithas con este sistema de desarrollo profesional es integrar culturas de las organizaciones que se van sumando al grupo en base a unos valores claramente definidos: calidad asistencial, profesionalidad, servicio personal e innovación, y difundir a su vez las mejores prácticas tanto asistenciales como de gestión entre todos sus centros, para compatibilizar la singularidad de cada uno con su pertenencia al grupo Vithas, a la vez que asegurar un nivel de servicio comprometido con sus clientes en la certificación de calidad. Este nivel de servicio se pretende alcanzar a través de un sistema de acreditación de toda la plantilla de la empresa, un sistema aún no vinculado expresamente a retribución pero que probablemente evolucionará en esa línea una vez consolidado dentro de la compañía.

Las cifras de Vithas

El grupo de Tabernero es el segundo grupo sanitario privado de España tras Quironsalud (nacido de la fusión de otros tres grupos), pero el primero de capital 100% nacional. Según las cifras ofrecidas por el directivo durante su intervención, el grupo factura 550 millones de euros al año, y gestiona 19 hospitales y 26 centros de salud, donde trabajan 8.800 profesionales. En la Comunitat Valenciana, sus centros son los cuatro hospitales Nisa de València, el hospital Nisa de Castellón (la empresa se compró a principios de 2017 y está aún en fase de integración) y los citados en Alicante: Medimar, Perpetuo Socorro y Centro de Daño Cerebral. O, como ahora se llaman, Vithas Internacional, Vithas Perpetuo y Vithas Nisa Vinalopó.

El primer grupo del arco mediterráneo por implantación atiende a 4,5 millones de pacientes, 982.000 urgencias, y realiza 144.000 intervenciones en 173 quirófanos. Entre 2012 y 2016 ha invertido 104 millones en tecnología y equipamiento, según su compromiso de invertir el 7% de su facturación en mejorar la asistencia. 

Más de 400 alumnos en 12 años

La reunión, patrocinada por ASPY, Cegos, Garrigues y Randstad, reunió a 103 profesores, directivos y empresarios que han tenido una relación directa con el Máster, entre los que se contaban representantes de asociaciones empresariales como Juanjo Castón, de Aefa, Joaquín Selma, del Círculo de Economía de Alicante, o Rafa Lafont, de Fundeun. El acto celebraba la 12ª edición de un Máster por el que han pasado hasta ahora en torno a 400 alumnos, lo que certifica la buena salud de unos estudios muy reconocidos por las empresas, con un nivel de calidad al menos similar al de las más prestigiosas escuelas de negocio de España, tal como aseguró el director, José Luis Gascó, en la presentación del evento. 

El profesor Gascó lamentó en varias ocasiones durante su intervención que "el Ministerio (de Educación) nos olvide y no nos tenga en consideración", en relación al hecho de que no se haya acreditado el Máster como título oficial, relegándolo a una "segunda categoría" a pesar de su éxito entre alumnos y empresarios. "Desde una universidad pública, estamos compitiendo con las mejores escuelas privadas", defendió.

Gascó centró el éxito del programa en cinco dimensiones: tratamiento personalizado, sentimiento de pertenencia a un equipo de desarrollo positivo, acompañamiento constante tanto presencial como virtual, networking real, y rentabilidad percibida por la inversión en tiempo y dinero. "Sin ese networking, un posgrado no es más que un 'quinto de carrera'", advirtió. Como ha reflejado puntualmente este periódico, en el Club de las Buenas Decisiones (CBD), concebido como un 'claustro ampliado' del Máster del que forman parte también las empresas colaboradoras, han recibido la visita de directivos como Ernesto Barrios de Repsol, Eugenio Soria de Siemens, Sagrario Rodríguez de L'Oreal, Patricia Jaén de Meliá o Marta Sempere de Coca-Cola: responsables de Recursos Humanos de grandes multinacionales que han compartido su experiencia de gestión con los alumnos.

Noticias relacionadas

next