X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CIUDADANA / OPINIÓN

Una de cal y otra de arena

16/07/2017 - 

Vicent Marzà no es un conseller cualquiera sino que posiblemente sea el más conflictivo del gobierno valenciano o porque le ha tocado “bailar con la más fea” o porque tiene muy claro sus objetivos. Desde luego que no se esconde de las decisiones que adopta aunque generen manifestaciones populares en su contra o reciba varapalos judiciales. El último esta misma semana cuando el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana aceptó el recurso de dos colegios a los que les devuelve el concierto de Bachillerato.

Seguro que conocen el refrán “la letra con sangre entra”, pues parece que ese sea el slogan del conseller de Educación en materia lingüística con la imposición del decreto que se encuentra suspendido cautelarmente. El decreto del chantaje, como se le conoce por todos, está generando bastantes conflictos en determinados territorios que son tradicionalmente castellano-parlantes. El día 13 de julio, los ciudadanos de Torrente estaban convocados a una gran manifestación por la no supresión de la línea de castellano en los colegios públicos del municipio. Alicante también tuvo una macro manifestación hace unas semanas en contra del decreto del valenciano y las protestas se han sucedido en muchos municipios.

El otro día leía la carta de un profesor que el uno de septiembre se irá al paro por no tener el nivel suficiente de valenciano que se exige a los profesores del ámbito no universitario. Da igual que sea de Jaén o que haya dado lo mejor de sí mismo en sus más de 30 años de profesión como docente. La falta del título superior de valenciano le dejará en la calle junto a más de 1.000 profesores que están en la misma situación.

El decreto que fortalece el valenciano se justifica en su exposición de motivos en la voluntad de proporcionar una formación lingüística, plural y flexible para corregir desigualdades sociales y sociolingüísticas. Sin embargo lo que establece el decreto es una discriminación nada suave a favor del valenciano. La riqueza de idiomas es maravillosa pero no se puede vincular la enseñanza-aprendizaje del inglés a otra lengua cuyo uso muere en Orihuela.

Una cosa es fomentar y otra es imponer, y cualquier tema que se imponga pasa por ser odiado o repudiado. El consenso debe ser la base de la acción política siempre y cuando éste falla, viene el conflicto. Una lengua es un medio para comunicarte que no se fomenta a base de fuerza.

Pero no sería justa si no reconociera los beneficios de otra actuación política de la misma conselleria de educación que preside Marzà. Éste fue quien tuvo el acierto de implantar la Xarxa Llibres. Precisamente ahora los padres nos encontramos en la etapa del proceso de devolución de libros del curso que ha acabado y la adquisición de los nuevos para el curso siguiente. Hay que decir que se agradece y mucho, el ahorro que los padres hemos tenido, al evitar comprar los libros de texto cada año, pudiendo reutilizar los de otros alumnos del mismo centro. Era un derroche para los padres, que al inicio de curso tuviéramos que arrinconar libros y comprar otros nuevos, es más, en muchas ocasiones los de un hermano no servían para el otro porque cambiaban de editorial.

Estamos en el ecuador de la legislatura del Gobierno valenciano y dentro de poco empezará la cuenta atrás para los partidos políticos que están en las instituciones. Si tienen que tomar medidas desagradables es mejor que lo hagan ya, no sea que más adelante nos acordemos de ello y los ciudadanos lo recuerden con su voto.

Noticias relacionadas

por amor al arte

Karlie Kloss

Trump prefiere a Macron. Oltra al ataque. Moros y cristianos, caracoles y francotiradores del PPCV. Marzà y los radicales: el caos. En Alicante Plaza no hace calor. El Jardín de la las delicias de Jheronimus Bosch.  I’ll survive: himno del nuevo PSOE. Froilán veranea

next