X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Desde 90.000 euros

Una constructora de Altea, tras las 45 nuevas viviendas de la Colonia Madrid de Benidorm

27/12/2016 - 

BENIDORM. El sector del ladrillo sigue apostando por Benidorm. En este caso, fuera de las zonas turísticas, y adentrado en uno de los barrios de residencia de los trabajadores de la ciudad de los rascacielos. Detrás de esta nueva promoción está la constructora afincada en Altea, González Llorens Hermanos. Se trata del edificio Bérnia, situado en la Colonia Madrid, al lado de la iglesia de la Almudena. 

Unos terrenos que hasta ahora servían de aparcamiento y que fueron adquiridos por esta empresa al no poder ejecutar el edificio la anterior mercantil, según pudo saber este diario. Pero a partir de ahora se elevará un edificio de cinco plantas, que albergará 45 viviendas. Éstas tienen un precio que va desde los 90.000 euros y puede superar los 150.000 euros. Con pisos de dos, tres y cuatro habitaciones, tal y como recoge la web de la empresa.

En la actualidad está en su fase de cimentación, pero tal y como informa la constructora, está previsto que estén terminadas para diciembre de 2018.

La empresa tiene más de 30 años de antigüedad, ya que se constituyó en 1980. Se trata de una empresa familiar dedicada a la promoción, construcción y venta de todo tipo de obra nueva; edificios de viviendas, complejos residenciales, chalets, garajes, locales comerciales, naves industriales… Los últimos trabajos se centraban en l'Alfàs del Pi y Altea.

Esta apuesta por la ciudad viene a confirmar la reactivación, lenta pero que se incrementa, del ladrillo en la ciudad de los rascacielos. Así lo demuestra la rápida construcción del residencial Sunset Drive, cuya primera torre estaría a estrenar para octubre del año que viene. O las actuaciones por parte de la mercantil Benitelmo SL, de la familia Moll, para derribar cuatro edificios en la zona histórica de la localidad para un futuro hotel.

 

Ver comentarios

Noticias relacionadas

next