X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

terminales marítimas del sureste

Un fondo australiano se hace con la filial estibadora del grupo OHL en el puerto de Alicante

31/01/2018 - 

ALICANTE. Nueva incursión del capital extranjero en el tejido empresarial de la provincia. El fondo de origen australiano IFM Investors, con sede en Melbourne, acaba de convertirse en uno de los mayores operadores en el puerto de Alicante, al adquirir la filial de OHL en la dársena alicantina: Terminales Marítimas del Sureste (TMS). Se trata de una de las mayores estibadoras que operan en el puerto alicantino, ya que se dedica al movimiento tanto de contenedores como de graneles, e incluso de pasajeros (una de sus principales líneas de negocio es, precisamente, el ferry que une Alicante con Orán).

Según las cuentas anuales de 2016 (las últimas que pueden consultarse, dado que las de 2017 se aprobarán a lo largo de este año, ya con sus nuevos dueños al frente), TMS alcanzó en el último ejercicio un volumen de facturación de 16,03 millones de euros, un 21% más que el año anterior (13,25 millones). Las pérdidas de la filial de OHL se redujeron asimismo a la mitad: de -3,13 millones de euros a 'solo' -1,6 millones. Con todo, el agujero provocado por la caída del negocio durante la crisis seguía lastrando el día a día de la filial de OHL, que venía intentando desinvertir en el sector portuario desde hace meses.

Según han confirmado fuentes conocedoras de la operación a Alicante Plaza, la venta del 100% de TMS al fondo australiano forma parte del acuerdo global que cerró la empresa de Villar-Mir con el fondo australiano para venderle su participación en el negocio de las concesiones. El montante de la operación, según informó la cotizada española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a finales del año pasado, fue de 2.235 millones de euros (aunque el valor nominal de las mercantiles traspasadas alcanza los 2.775 millones).

La entrada del fondo IFM Investors en la estibadora de OHL en Alicante era un paso casi natural, según las mismas fuentes, pues los australianos ya eran el principal socio de los Villar-Mir fuera de España: entre las dos firmas controlaban el 85% del capital de OHL México. La división de concesiones de OHL, ahora en manos de los australianos, gestiona veinte concesiones repartidas por España y Sudamérica, fundamentalmente autopistas de peaje en México, Chile, Perú, Colombia y España, el aeropuerto de Toluca (México), dos líneas de metro ligero y dos estibadoras (TMS en Alicante y Terminal de Contenedores de Tenerife en el puerto canario).

Exsocios de Boluda, impulsores de la ampliación sur

Terminales Marítimas del Sureste se constituyó en 2003 para impulsar la ampliación sur del puerto de Alicante. Inicialmente, el capital de la sociedad se repartía al 50% entre OHL y Grupo Boluda, la naviera del presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). La firma acometió la ampliación sur del puerto durante la época de Mario Flores como presidente, a cambio de quedarse con la concesión de cuatro muelles con tres terminales: la de pasajeros (el ferry), la de graneles sólidos y líquidos, y la multipropósito (donde se cargan fundamentalmente contenedores). En 2009, Boluda vendió a OHL su mitad de la sociedad, al dar por terminada la ampliación del puerto, de forma que la empresa de los Villar-Mir se convirtió en la única accionista de TMS. Su mejor ejercicio económico fue el de 2012, cuando la cifra de negocio alcanzó los 19,8 millones de euros (un año después se desplomaría hasta los 15,2).

A mediados de 2015, y a pesar de las pérdidas continuadas que arrastraba la empresa, TMS ofreció al puerto de Alicante una inversión de 15 millones de euros en los muelles que explota a cambio de alargar la concesión doce años más. Pese a los recelos de algunos grupos municipales del Ayuntamiento presentes en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria, la propuesta de OHL Concesiones salió adelante, de forma que la explotación hasta 2047. Es decir, los nuevos dueños de la concesionaria tienen aún 29 años para rentabilizarla.

Abierta en junio de 2007, la terminal de TMS fue la primera de las incluidas en la ampliación sur del puerto que comenzó a operar. Las instalaciones cuentan con 350 metros de muelle, 31.500 metros cuadrados de superficie y la terminal pasajeros (con una extensión en planta de 3.500 metros cuadrados). Por otra parte, TMS dispone de una superficie aproximada de 35.000 metros cuadrados en dos zonas para el acceso y aparcamiento de vehículos.

Noticias relacionadas

next