X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

montaje de la estructura en el paseo del puerto

Turismo inicia la cuenta atrás para la oficina de la discordia en La Explanada

3/10/2018 - 

ALICANTE. El departamento autonómico de Turismo prevé iniciar este miércoles los preparativos para el montaje de la nueva oficina de información turística de Alicante: una estructura construida en acero en un emplazamiento estratégico -la Plaza de Levante del Puerto, al término de La Explanada- que pretende ser un referente en la atención al visitante en uno de los puntos más transitados de la ciudad. 

La empresa adjudicataria de su construcción, Pramoram, trabaja desde hace un mes en talleres y pretende dar el primer paso para permitir su instalación en su ubicación definitiva mediante la fijación de sus puntos de anclaje. Con todo, el traslado de los componentes de la estructura no comenzará probablemente hasta mediados del mes de octubre. 

En cualquier caso, el objetivo de Turismo es que la instalación pueda estar operativa a finales de noviembre o en la primera mitad de diciembre, una vez superados los dos escollos que habían puesto en peligro el cumplimiento de esos plazos. Primero, el debate sobre su encaje y sobre la concesión de la licencia municipal. Y, después, el traslado del tiovivo que ocupaba su emplazamiento hasta el pasado mes de julio.

La nueva oficina turística se concibió como uno de los principales gestos del Consell con Alicante que debía actuar como reclamo y elemento dinamizador, además de servir de colofón de otra propuesta singular proyectada bajo el mandato del socialista Gabriel Echávarri: la ampliación del paseo peatonal de La Explanada para que conectase con el paseo del Puerto. El Consell también incluyó una partida presupuestaria en las cuantas autonómicas de este año para financiar esos trabajos. 


En virtud de ese acuerdo, el Ayuntamiento de Alicante era quien asumía la responsabilidad sobre la redacción de un proyecto que, a su vez, debía contar con beneplácito de la Autoridad Portuaria, de modo la peatonalización fuese compatible con el tránsito de vehículos de servicios asociados al Puerto (limpieza, vigilancia, etc.). Sin embargo, ese proyecto no ha llegado a ver la luz. Y, este martes, el actual alcalde, el popular Luis Barcala, puso en duda su posible diseño en lo que resta de mandato. 

Noticias relacionadas

next