X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

crisis en el equipo de gobierno

Tripartito de Alicante: otra conjura por el diálogo en horas de máxima tensión

24/01/2017 - 

ALICANTE. Más diálogo para aplacar tensiones. Los tres líderes del equipo de Gobierno de Alicante, Gabriél Echávarri (PSOE), Miguel Ángel Pavón (Guanyar) y Natxo Bellido (Compromís), mantuvieron este lunes su primer encuentro en el último mes -lo que, en sentido estricto, ya resulta noticioso- para tratar de alcanzar una tregua en su agitada y convulsa convivencia política. Un tránsito en común que, según fuentes del propio tripartito, vive ahora su periodo más complejo de cuantos se han registrado desde el inicio del mandato, en plena vorágine de decisiones y manifestaciones que lastran la coordinación y enturbian las relaciones de confianza entre los socios. Puede que la última muestra de ellas sea la plasmada en un boletín informativo publicado por Guanyar para difundir su labor en el ayuntamiento, en el que se publica una entrevista con su portavoz, Pavón. En ella, se asegura que Guanyar es el principal garante del pacto de gobierno y que a sus socios les ha faltado valentía para impulsar cambios.  

Sea como fuere, en el transcurso de esa reunión, alcalde, vicealcalde y portavoz del equipo de Gobierno coincidieron en la percepción de ese diagnóstico sobre el ruido y, sobre todo, en que su traslado a la opinión pública está tapando la gestión y el trabajo que se viene realizando en beneficio de la ciudad, según apuntaron fuentes conocedoras del encuentro. De ahí que los tres volviesen a conjurarse para restablecer el diálogo interno y para tratar de solventar "las normales discrepancias" que se han planteado y van a seguir planteándose como en todo gobierno plural sin que se distorsionen en una imagen de tensión permanente. No se trata de imponer una especie de ley de silencio para que los trapos sucios se laven en casa, sino de establecer cauces de comunicación en los que compartir información "al menos por lo que respecta a los asuntos importantes y transversales" para que, en la medida de lo posible, se pueda procurar el consenso. Si, pese a ello, resulta imposible, como mínimo que las diferencias no se magnifiquen.

Lo cierto es que no es la primera ocasión en la que se produce esa llamada al diálogo para poner fin a las polémicas y al ruido. Pero también lo es que, al menos en esta ocasión, esa aspiración se concretó en el restablecimiento de las reuniones de coordinación semanal entre los tres portavoces (Pavón, Bellido y Eva Montesinos, por el PSOE), que quedaron desactivadas durante el último trimestre de 2016. Además, se dará continuidad a la comisión de seguimiento, con convocatorias periódicas, como la que se prevé celebrar este miércoles.

Según las fuentes consultadas, en el encuentro a tres bandas de este lunes los tres socios mostraron indicios de su voluntad de mantener el acuerdo de gobierno. "Nada lleva a pensar que uno de los tres partidos esté sopesando la ruptura; coincidimos en que la ciudadanía nos eligió para cambiar las cosas y no podemos defraudar esas expectativas", apuntaron. Con todo, lo cierto es que no se llegó a tratar sobre ningún tema concreto relacionado con el cumplimiento del pacto ni sobre los movimientos que han motivado los últimos episodios de enfrentamiento: el nombramiento de los directores generales; el ajuste del callejero a la Ley de Memoria Histórica sin disponer el respaldo del juzgado; la separación de un miembro de Guanyar de la Junta de Gobierno (para ajustar la representatividad real del partido, según ha mantenido el alcalde); el recorte de un asesor para el mismo grupo político; o, incluso, el decreto que regula el horario de los conserjes escolares, entre otros asuntos.

Vocación de continuidad 

A priori, esas y otras cuestiones deben ser objeto de debate y reflexión en la comisión de seguimiento del miércoles, que contará con tres representantes por cada grupo político. Hasta este lunes, no se había acabado de concretar ningún orden del día específico. Los tres socios sí han convocado a sus direcciones políticas para, entre otros puntos, tratar de fijar posiciones en esa reunión. Guanyar y PSOE las celebraron durante la tarde-noche de este lunes sin que, al parecer, se plantease ninguna propuesta radical que pudiese dar lugar a la ruptura del equipo de Gobierno.       

En la asamblea de Guanyar, por ejemplo, el propio Pavón abogó por acudir a la comisión del pacto con la intención de tratar temas de ciudad, sin que cuestiones relacionados con los últimos acontecimientos (directores generales, etc.) monopolicen el encuentro. En esta línea, el coordinador local de EU, José Antonio Fernández Cabello, sostuvo que el pacto de gobierno debe ser la hoja de ruta a seguir. Pavón replicó que si en el futuro se produce alguna desviación de ese acuerdo, sí se plantearían decisiones a futuro en la asamblea. Además, añadió que, en todo caso, las reuniones de la comisión de seguimiento deben de resultar operativas y ofrecer resultados, ya que, de lo contrario, carecen de sentido. Compromís, por su parte, ha convocado su propia ejecutiva para este martes.

Por lo pronto, durante la jornada del lunes los tres socios se mantuvieron alineados en el único órgano decisorio reunido a lo largo de la mañana: la mesa de negociación. Los tres apoyaron la propuesta formulada por la Concejalía de Recursos Humanos que permitirá crear las bases de una bolsa de trabajo temporal para dar cobertura a las plazas vacantes en distintos departamentos, siempre que se justifique su urgencia y necesidad. El acuerdo fue adoptado por una amplia mayoría de la parte política y social (los sindicatos con representación municipal). También se dio oficialidad al horario que ya se venía aplicando de facto para los policías locales que operan con el turno de 5x2, de modo que su jornada laboral queda fijada entre las 9:00 y las 17:00 horas. Sin embargo, Recursos Humanos no llevó a aprobación la reorganización de turnos y unidades para la plantilla adscrita al turno de 7x7. Tampoco la propuesta de pago de productividades a determinados funcionarios que, según fuentes municipales, aspiraba a reconocer sus horas de trabajo. Al parecer, ninguna de las dos propuestas contaba con el respaldo requerido para su aprobación.

Entre tanto, el orden del día del pleno ordinario de enero, el próximo jueves, se cerró también este lunes sin ninguna propuesta significativa por parte del equipo de gobierno. De hecho, la única comisión de pleno que se había convocado, la de Presidencia, fue anulada después de que el PSOE decidiese retirar la propuesta de incremento retributivo que había presentado para reconocer la labor de los asesores de Fiestas y Comercio como directores generales. En la sesión se abordarán fundamentalmente preguntas y ruegos de PP y Ciudadanos (C's), además de dos propuestas de declaración institucional firmadas por Guanyar y Compromís, pero no por el PSOE. 

Noticias relacionadas

next