X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los socialistas dan el proceso por activado sin cambios tras el 'caso despido'

Todos (salvo el PP) esperan la llamada del PSPV para negociar el 'Gabrexit'

14/03/2018 - 

ALICANTE. Tanto la cúpula regional del PSPV como el PSOE de Alicante dieron por iniciado este martes el proceso de búsqueda de los quince votos que resultan necesarios para afrontar con garantías la investidura de Eva Montesinos como alcaldesa, en sustitución del actual primer edil, Gabriel Echávarri. Esa hoja de ruta permanece en vigor y va a permanecer inalterable -aunque sin plazos concretos sobre la salida del alcalde- pese a la resolución adoptada por la Fiscalía sobre la continuidad de las diligencias del llamado caso despido por lo que respecta al propio Echávarri. En otras palabras, la decisión del acusador público no cambia ni acelera nada porque "la situación que debía ponerse en marcha ya está en curso": que Echávarri anunciase su futura marcha (para la que por ahora nadie puede poner fecha cierta), condicionada a la elección de la número 2 de la candidatura socialista como su sustituta.

No obstante, según admitieron portavoces del PSPV, del entorno de Alcaldía y de los grupos municipales de la oposición, hasta el momento no se ha producido ningún contacto formal, ni tanteos previos. Ni siquiera una llamada telefónica que al menos Guanyar y Compromís consideran que debe producirse cuanto antes para "devolver la normalidad institucional al Ayuntamiento". Máxime, precisamente, después de que, este martes, trascendiese el espaldarazo de la Fiscalía al segundo procesamiento del alcalde por el supuesto despido irregular de la cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala.

Como ha contado este diario, al hilo de esa decisión, los cuatro grupos de la oposición -PP, Guanyar, Ciudadanos y Compromís- coincidieron en manifestar que la situación del alcalde es cada vez más insostenible y que el PSPV debe forzar ya su renuncia al cargo. Hasta ahora, el primer edil ha seguido ganando tiempo sin tener que renunciar a la vara de mando y sin estar necesariamente obligado a hacerlo. Incluso podría seguir como alcalde hasta final de mandato como no adscrito en el caso de que el PSOE acordase su expulsión. Ya hay antecedentes, como el registrado con el exalcalde de Benidorm, Agustín Navarro, y los ediles socialistas que votarón la moción de censura contra el popular Manuel Pérez Fenoll con el aval de un concejal tránsfuga del PP. En la actualidad, Navarro vuelve a formar parte del PSOE y es concejal y diputado provincial por esas siglas.

Sea como fuere, la posición de los dos exsocios de Echávarri (Guanyar y Compromís) ya es conocida: evitar que la Alcaldía recaiga en el PP como lista más votada, en el supuesto de que Echávarri renuncie, y que se permita la elección de un nuevo alcalde progresista sin condiciones ni imposiciones previas que puedan dificultar o imposibilitar un acuerdo, como podría ser el veto expresado por el primer edil sobre la posible configuración de un nuevo tripartito por el fracaso de las relaciones entre las tres formaciones. 

Lo cierto es que el portavoz de la ejecutiva local del PSOE, Lalo Díez, remarcó esas condiciones en declaraciones a Radio Alicante: "El alcalde dijo ayer que él estaba dispuesto a dar un paso a un lado si había un acuerdo para que Eva Montesinos sea la alcaldesa de la ciudad de Alicante, y no del tripartito, eh. No va a haber tripartito; que no se le pase a nadie por la cabeza que Urbanismo va a ir a manos de Miguel Ángel Pavón en esta ciudad, ni de casualidad; aquí no va a haber tripartitos, ni componendas, ni negociaciones de repartir ciertas cosas porque el tripartito no ha funcionado y, aquí tenemos todos parte de culpa, también el PSOE; no ha sido bueno para la ciudad, no vamos a poner nada encima de la mesa que no ha funcionado".

El portavoz de la ejecutiva del PSOE ratifica a Echávarri: "Aquí no va a haber tripartitos ni componendas"

Sobre el inicio de las negociaciones por la búsqueda de esos quince votos, Díez también señaló, en esas declaraciones, que las decisiones trascendentes "deben afrontarse con tranquilidad" y que, por encima del PSOE, está el gobierno de la ciudad y atender las necesidades de sus 350.000 habitantes. Y, por último, insistió en que las negociaciones se organizarán desde Alicante, en la línea de lo que también manifestó el propio alcalde, el lunes.

Sin embargo, fuentes del PSPV señalaron el lunes que la ejecutiva regional también participaría en el proceso con contactos con el resto de formaciones y, este martes, añadieron que, de algún modo, se mantendría una actitud vigilante sobre el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el alcalde, sin que las negociaciones en busca de apoyos para la hipotética investidura de Montesinos pudiesen llegar a eternizarse

Sobre esa posibilidad de investidura, Compromís ya manifestó el mismo lunes que no tendría reparo en apoyar a cualquier candidato propuesto por el PSOE: el que los socialistas propusiesen, ya fuese Eva Montesinos como número 2 o cualquier otro. Y en esa posición se ratificó este martes la ejecutiva de país de los nacionalistas, reunida en València, al aprobar una resolución por la que conminaba a que se abriese ya el proceso de diálogo. "La coalición reclama, cumpliendo las exigencias democráticas, que el alcalde se aparte definitivamente del gobierno, y se inicie un proceso de diálogo que debe abrir el PSPV-PSOE para buscar una nueva investidura. Una exigencia necesaria, para superar la crisis institucional, que permitirá seguir gestionando para mejorar la vida de las alicantinas y los alicantinos", precisa la resolución.

Compromís insta al PSPV a apartar al alcalde del gobierno y a abrir un proceso de diálogo para buscar una nueva investidura


 "Compromís ve que ante esta situación irreversible se debe buscar una solución que pasa por no retrasar más que Alicante tenga un nuevo Alcalde progresista. Desde Compromís se trabaja para estar en la solución y en ese sentido se está actuando. Así desde la Ejecutiva se quiere remarcar las acciones constructivas que se están aportando desde el grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante", añadía la propuesta. Compromís prevé celebrar este miércoles una ejecutiva local de carácter ordinario en la que también se analizará el nuevo escenario deparado por el anuncio del alcalde.  

Guanyar, por su parte, expresó su rechazo a que la elegida fuese Montesinos al incidir en las decisiones impulsadas como responsable de la Concejalía de Urbanismo y en su participación en el episodio del hallazgo de un dispositivo de grabación en el despacho de la concejalía que ocupó el portavoz municipal de la plataforma electoral, Miguel Ángel Pavón, hasta el pasado noviembre. Con todo, Guanyar también ha comenzado a mover ficha y a reflexionar sobre su posible posición en el caso de que se llegue a plantear una posible negociación. Ese análisis interno podría abordarse desde este mismo miércoles, aunque, en último extremo, la posición de los cinco concejales en el caso de que se llegue a un pleno de investidura deberá ser consultada a la asamblea.

Tanto en el caso de Guanyar como en el de Compromís, la gran incógnita es si estarían dispuestos a ceder sus ocho votos al PSOE para elegir un nuevo alcalde o alcaldesa socialista en el caso de que se les cierre la posibilidad de volver a desempeñar responsabilidades de gobierno. Y, en la hipótesis de que se les ofrezca delegaciones, cuáles reclamarían y cuáles estarían dispuestos a aceptar.

Ahora bien, despejado su probable apoyo, incluso con esos ocho votos de las dos formaciones, al PSOE le seguiría faltando un apoyo adicional. La cuestión es que hasta este martes tampoco se había producido ningún acercamiento con Ciudadanos ni con los dos ediles no adscritos, Fernando Sepulcre (exconcejal de Cs) y Nerea Belmonte (exedil de Guanyar). Por ahora, Cs sigue insistiendo en que lo primero que debe suceder es que Echávarri dimita. La directriz que se ha trasladado desde sus órganos de dirección al grupo de concejales de Alicante es que sólo en ese momento se podría llegar a hablar con el PSOE.

Noticias relacionadas

next