X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de septiembre y se habla de benidorm Turismo AP-7 autopistas en quiebra alicante DISTRITO DIGITAL

Sobran dos

16/06/2018 - 

ALICANTE. Si bien Lluís Planagumà no considera un problema la herencia de trece jugadores con contrato en vigor para el próximo curso y tampoco la economía del Hércules permite hacer grandes desembolsos y para deshacerse de la mayoría de ellos, la realidad es que tanto el técnico barcelonés como Javier Portillo tienen claro que entre las bajas a negociar se encuentran las de dos de los tres delanteros con ficha profesional en nómina.

Es decir, del trío formado por Óscar Díaz, Carlos Fernández y David Torres solo puede quedar uno. Hasta la lesión del segundo parecía claro que este junto a Óscar Díaz serían los señalados para buscarse equipo este verano, pero ahora la cosa ya no está tan clara, todo y tratarse David Torres de un refuerzo del mercado de invierno.

Planagumà no escondía el día de su presentación que se va a buscar incorporar a "un delantero goleador", carencia que ha lastrado en las cuatro temporadas anteriores al Hércules, pese a que el nuevo entrenador blanquiazul aseguraba que el que es ahora su equipo "había contado siempre con delanteros top para la categoría", al tiempo que ponía el foco en la segunda línea, haciéndola corresponsable del objetivo del gol. 

Si dar con ese nueve del olfato goleador contrastado no será nada fácil, tampoco parece que lo vaya a ser el poner fin por adelantado al contrato que vincula al club con alguno de los citados delanteros y es que, si en el caso de Carlos Fernández este sigue recuperándose de una lesión de rodilla que le obligó a pasar por el quirófano en marzo, el rendimiento de David Torres y especialmente de Óscar Díaz han distado mucho de lo esperado: entre los tres solo suman diez goles en partido oficial (cinco el madrileño, cuatro el ubetense y uno el petrelense), por lo que no parece que muchos clubes vayan a llamar a su puerta en las próximas semanas. Y esto es precisamente lo que espera el Hércules: que, de manera paralela a la negociación para rescindir el vínculo contractual que les une, la aparición de la oferta de otro equipo haga que finalmente el dinero a desembolsar sea sensiblemente inferior a la suma que correspondería por todo el curso que viene.

Por cierto, en los despachos de Foguerer Romeu Zarandieta confían en resolver esta patata caliente en las dos semanas que restan de mes de junio. Otra cosa será el fichaje de los jugadores llamados a ocupar su sitio.

Noticias relacionadas

next