X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

borrador del plan general estructural

San Vicente abre su expansión urbana a los vecinos: innovación en Cemex y desclasificación de suelos

14/04/2018 - 

SAN VICENTE. El equipo de Gobierno de San Vicente, compuesto por PSPV, Guanyar y Compromís, da el paso y presenta ya el primer avance sobre el documento que marcará su planificación urbanística en la próxima década. Así lo anticiparon este viernes el alcalde, Jesús Villar (PSPV) y la edil de Urbanismo, Mariló Jordá (Guanyar) en una comparecencia en la que presentaron el borrador del nuevo Plan General Estructural (PGE) para abrirlo a la participación ciudadana. Ambos resaltaron que la voluntad política es que sean los vecinos quienes participen en la planificación del futuro. "Un municipio que está creciendo como el de San Vicente no puede tener un Plan General de 1990", manifestó Villar. "Debemos disponer  de un Plan que haga de este municipio una ciudad moderna y que permita a toda la ciudadanía planificar nuestro futuro", añadió.

El borrador inicial del nuevo planeamiento urbanístico ha sido debatido en el seno del Gabinete del Plan General, integrado por todos los grupos políticos, en sendas reuniones realizadas en el último año, según precisaron fuentes municipales a través de un comunicado. El Plan actual que rige la ordenación del desarrollo urbanístico del municipio fue aprobado en 1990 y en principio tenía una vigencia de 8 años. Han pasado 28. Para la concejala de Urbanismo, Mariló Jordá, esto ya por sí solo constituye una justificación válida para plantear en estos momentos una revisión. Las necesidades del municipio han cambiado, "como es obvio las necesidades son distintas".

Jordá insistió en que el objetivo general del borrador del Plan es proponer un modelo de crecimiento compacto, que remate la ciudad existente y que aproveche las sinergias que la existencia de la Universidad en su territorio les proporciona. "Queremos que San Vicente sea sinónimo de ciudad universitaria", remarcó. Esto significa promover, a través de este Plan estructural, unos usos productivos derivados de la innovación e investigación. Un modelo residencial desligado del concepto de ciudad dispersa y muy relacionado con la ciudad diversa, polifuncional compacta y eficiente. Este objetivo general, añadidó, se pretende conseguir a través de seis líneas estratégicas.

La primera es la citada integración de la UA en la ciudad. "Somos conscientes del potencial que supone la UA. El Plan propone acciones destinadas a propiciar la apertura e integración en la trama urbana, posibilitando la incorporación de sus dotaciones". Así, se propone la transformación de Torregroses en un ámbito residencial, terciario y dotacional. Este objetivo debe apoyarse en la inclusión de suelos dotacionales en este ámbito, en el propio núcleo urbano.

La segunda es la creación del parque de la innovación. Vinculado a los suelos que actualmente ocupa la planta de la antigua cementera y suelos colindantes que se convierten en urbanizables, se encuentran situados estratégicamente junto a la UA y su parque científico. Se trataría de un lugar óptimo para la implantación de negocios con ideas innovadoras, con fuerte componente tecnológico muy relacionado con el mundo universitario y las TIC’s.

La tercera es la ampliación del polígono de actividad productiva. El equipo de Gobierno considera primordial el fomento de la actividad industrial capaz de generar empleo. Actualmente hay una fuerte dependencia del sector servicios y una falta de diversidad económica. "Se incorporan nuevos suelos al polígono Canastell; Els Petits, al norte del Canastell, se redelimita su ámbito, excluyendo parte de la zona norte donde existe viviendas, cuya expropiación han dificultado su desarrollo; se incorpora un nuevo sector de suelo urbanizable: Confiters, situado al oeste del polígono; Ferrocarril, se amplía este suelo urbanizable, situado al suroeste; se crea un nuevo sector: Inmediaciones, junto al sector de reforma interior de la fabrica de Cementos; se desclasifica Marhuendas, como suelo urbanizable de uso industrial por encontrarse al otro lado de la autovía A-77 y conservar características agrícolas".

La cuarta es la redefinición de los sectores residenciales con criterios de sostenibilidad. Se pretende un consumo razonable de suelo. Los criterios para definir la expansión urbana son: rellenar vacíos urbanos de grandes dimensiones, Castellet, el Pilar; remate de los bordes urbanos; abandono del modelo de baja densidad; suelo residencial estrictamente necesario para garantizar el aumento poblacional previsto en un horizonte de 20 años, teniendo en cuenta la población flotante que genera la UA; desclasificación de los terrenos que no cumplen los criterios anteriores, APA Savinar, Pau 4 Rabosar y PAU 5 Marhuendas.

Así, los sectores residenciales previstos tendrían la siguiente configuración: El Altet. Se redelimita, sector de media densidad (49 viv/ha); El Trinquet. Sector de baja densidad (29 viv/ha); Laborinquen. Transición al no urbanizable; media densidad 50 viv/ha; Urbanos Sector de media densidad 31viv/ha; Pilar. Se aumenta la densidad de 25 viv/ha a 57 viv/ha; Castellet. Se mantienen sus determinaciones. Sector de alta densidad 62 viv/ha.

La quinta sería la creación de cinturones verdes dotacionales. El plan propone una dotación suficiente de parques y espacios libres y una solución a los problemas de borde urbano mediante cinturones verdes que actúen como elementos de transición entre lo urbano y lo rural; el uso residencial y el industrial. Asimismo contemplan elementos que conecten y aglutinen los principales parques, vías verdes y equipamientos del municipio.

Y la sexta sería la mejora de la sostenibilidad urbana y el medioambiental del diseminado, que ocupa 995 ha , un 25% de la superficie del término municipal frente a las 235 ha del núcleo urbano (6% de superficie del municipio). Se estima que existen 5.500 viviendas. La densidad de viviendas es de 5,5 viv/ha, frente a las 89 viv/ha del núcleo urbano. Se propone densificar la ciudad difusa, sin aumentar el suelo ya ocupado; promover y planificar nodos donde se implanten usos terciarios y rotacionales; establecer conexiones claras con puntos estratégicos del núcleo tradicional y la consideración de La Sendera como eje vertebrador y articulador del diseminado desde donde se propone nuevos ramales de comunicación.

La arquitecta municipal, Leticia Martín, explicó que el Plan Estructural está aún en fase cero de tramitación y, por tanto, es el momento propicio para que la ciudadanía pueda intervenir de forma efectiva. Para sustanciar dicha participación ciudadana se han organización una serie de talleres que darán comienzo el próximo lunes, a las 18.00 horas en el CIPP Canastell, con la presentación del borrador,  y tendrán continuidad el día 19, en la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento, con el taller participativo Medioambiente, paisaje e infraestructura verde; el día 24, en el IES GAIA, con Dotaciones, red primaria y escala metropolitana; el día 3 de mayo, en la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento,  con Modelo de desarrollo urbano sostenible y el 10 de mayo, en el Centro Social de la urbanización Los Girasoles con la Problemática del diseminado

Noticias relacionadas

next