X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

Reese Whiterspoon

La diada de Puig y Rajoy. Catalunya estalla. Kim Jong Pavón, una vez designado Líder Supremo de la cosa, decreta que Alicante está limpia. Napoleón en su trono imperial de Jean-Auguste-Dominique Ingres. Cantemos al amor de los amores. Tormentas y gota fría. La dignidad de Joan Coscubiela. La estafa del rescate bancario. Bucaneros y piratas. 

10/09/2017 - 

La historia comenzó, fue, es una tragedia. A partir de Homero, el mundo se transcribió como una opereta cómica bufa. Shakespeare fijó los estereotipos y el ritmo de la narración personal y colectiva. Ahora que vivimos todo en directo, sabemos que lo que pasa es una falsificación. Quijote. En sede parlamentaria. Cabezones VS demagogos. La izquierda en la era del karaoke de Norberto Bobbio. Coscubiela rescata la convicción, la autenticidad, el amor propio de lucha desde la izquierda por la democracia. En unas horas saldrá una diada espectacular. La épica del cambio en Catalunya precisa símbolos, quizás Forcadell, Junqueras o Puigdemont. Lo peor es la retórica religiosa y militar: la natividad del martirilogio. Los Textos Sagrados. Roguemos que no haya ningún caído. La élite, la derecha catalana –desde el seny dels diners hasta la rauxa pop de la CUP- provoca y pretende una revolución decimonónica limpia como un e-mail. Como señala la derechista Cayetana Álvarez de Toledo, Mariano Rajoy, impotente, no ha estado a la altura. Mandó a su satélite SorayaSDS a un estrellamiento inevitable contra la constelación Planetaria&Troskista. Y la Vanguardista. 

No se trata de legalidad ni legitimidad, sino de política. La izquierda socialdemócrata se mueve fatal en el terreno de la identidad. Cuando se plantea la batalla abierta se desvanece la Internacional. Es que no parem en torreta. Nadie está al margen, nadie es inocente. Habrá un 1 O y seguirá –puede que hasta pasado mediados de siglo- la contienda, el fango, el desamor, los celos, la traición y la gloria. Millenials –hipsters o nekanes, flequillos y barbas- ya pueden decir que estuvieron ahí. Y que siguieron siendo igual de pobres. Josep Pla y Joan Fuster raonant sobre Ada Colau: referéndum o movilización. El 31 O se cumplirán 500 años de la Reforma de Lutero. La historia es punzante: 1 mito de casino. Los arqueólogos de las nueva Tesis de Wittenberg somos los periodistas. La red es el activismo. Se admite más ficción –incluso policial- pero ni un forense diseccionador.

La agenda catalana ha cegado al Ulises mediático –prudencia en el resto del planeta- español. De la cueva del influencer Platón al Panóptico de Michel Focault. Pero la tierra sigue su trayectoria elíptica impulsando huracanes y terremotos. Eppur si muove. Aquí, en el País Valencià, ha bajado sensiblemente la temperatura. Rajoy recibió -2 años después- al president dels valencians en la Moncloa -2 horas- y le escuchó, desautorizando, una vez más, a la franquicia popular valenciana, la política de la interina Isabel Bonig. Rajoy sabe que Ximo Puig es un home de paraula i amb trellat y, ante todo, que hay materia, que detrás tiene a la inmensa mayoría de los valencianos, hartos de ser tratados como apestados. Que desde Juan Roig y Vicente Boluda hasta los camareros, que en el ambiente hay un inmenso cartel colgado: “Somos una comunidad histórica. No hay derecho. Basta ya.”. Quizás sea un cuento de Navidad, como tituló Ximo Aguar aquí en Alicante Plaza, pero un desdén más de Montoro puede desbordar el pozo gótico dickensiano de H. P. Lovecraft. Sin financiación no hay solución.

Aunque tampoco sin el granero valenciano el PP –Alicante es el juguete roto abandonado en el desván del palacio- tampoco se sostiene en la Moncloa. Contradiciendo flagrantemente a un Mariano Rajoy sediento de aliados, Bonig, César Sánchez -al que ya los + fans le han bautizado como el lehendakari valenciano- y Pepe Císcar anticatalanizan y contaminan la normalidad política valenciana, alientan –nacionalismo étnico, martillazo, tribalismo- la agitación de la pancarta. Y la hiperjudicialización. Eso sí, el PPCV, sea quien sea, mande quien mande, no va a soltar los huesos del plurilingüismo y de la sanidad desprivatizada. El tuétano. El negoci és el negoci.

Aquí en el País Valencià no se nos acaban de empinar los mástiles. Marzà tiene –Cremona aparte- a todos castigados cara a la pared: niño, escribe “marzà me mima mucho”. Y ha anunciado que -la Puríssima Xiqueta- obrará el milagro de acabar con los barracones antes del 2019. Carmen Montón –rodeada de topos- es capaz de operar ella misma hasta los domingos por la mañana y fiestas de guardar. La Guardia Civil resucita el expolio del Ritagate con Rus, Betoret, Grau, el resto concejales del PP del cap i casal y los billetes de 500. Todavía no he decidido si soy de Ruz o de Mercedes Alonso: el PP ilicitano me parte el corazón. Mireia Mollà y Carlos González se aman. Dale al rodete. Antonio Estañ –que está entre Andrea Levy y Nacho Vegas- se corona Napoleón como Pablo Iglesias, pero sin liderazgo real ni ningún criterio conocido. Toni Cantó no podrá –si es que llega- con la caspa radioactiva valencianofóbica –Valencia 5 – Alicante 0- de Fernando Giner, la reblentaplenaris de Joan Ribó. Manuel Alcaraz, la cova de les bruixes, la figuera del campanar de Benitatxell, libera una fijación freudo-hitchcockiana con lo de las joyas y las pieles de los altos cargos. XP llega al Debat de Política General del miércoles concentrado en la solución del problema valenciano. Y con el apoyo de Mónica Oltra. El Pacte del Botànic tiene 1 relato. Quedan 2 años. Sólo falta que Empar Marco prenda ya la imagen de À Punt Mèdia.

Pavón contra Ortiz. Antes muertos que sencillos. Duelo al sol. Solos ante el peligro. Alto material explosivo. Gabriel Echávarri ha estado en alcalde blanqueando la suciedad de la maniobra de los propios contra Víctor Domínguez. Que entrará en los Consejos de Mercalicante y Aguas de Alicante. Amén. Vasectomía sin bisturí. La analista política –y ex de todo- Elsa Martínez informa que la tránsfuga Nerea Belmonte es adorable como pareja de baile. Sin pecado concebida. Carlos Castillo declamó muy mal, fatal, un pregón marinero muy, muy bien escrito. Daos fraternalmente la paz. Luis Barcala no se ha pronunciado –aún- sobre la colonia de milanos negros que se ha instalado junto a los buitres en la terraza de la sede del PP. Y su cabeza. Pero seguro que a estas horas estará restaurando el retrato podrido por la humedad de SM el Rey del salón de plenos con el secador de pelo. Señor, sí señor. Natxo Bellido se mete a torear. Yaneth Giraldo se revuelve contra Fernando Sepulcre porque cobra mucho más que XP. Podéis ir en paz.

Después de lo de Raphael anoche en la plaza de toros, Bumbury anuncia ¡socorro! su vuelta al egomiyomismo. Escif describe el Barrio del Carmen en el muro trasero del IVAM. La ultracatólica Fundación Vives de Juan Cotino vende su sede. Mónica Belluci, entre los premiados en Donostia. Rablaci, el hijo de Rafael Blasco y Consuelo Císcar, un frigorífico chino invendible en Alaska. El PP de Torrevieja en la oposición exige una programación cultural seria: Fangoria y Bertín Osborne. Completamente de acuerdo. Aunque yo soy más de Camela. Y de Las Grecas. María Balibrea expone en Washington. Xavi Carbonell sigue triunfando –y vendiendo- en New York. La capilla del Santo Cáliz inaugura nueva iluminación Led. El 18 baja el IVA del 21 al 10% sólo en el cine. La noticia cultural de la semana es la reapertura del CADA en Alcoi. Reese Witherspoon deja caer una frase lapidaria: “Huid de los hombres que no puedan tolerar vuestra ambición”.

Noticias relacionadas

LOS FRENTES EN LA CONCEJALÍA DE URBANISMO 

Las licencias que asedian al vicealcalde de Alicante

Por |  - 

La admisión de la querella por negar un permiso coloca otra vez en la picota al líder de Guanyar por el ejercicio de sus responsabilidades de gobierno. El pacto tras el 24M le dio gran parte del poder municipal, pero también lo expuso a uno de los mayores desgastes

next