X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

obras que se pueden dibujar en el aire

Quico Torres da vida a la escultura con el proyecto Trilogía3Arts del Auditorio Teulada-Moraira

Quico Torres es de Benissa, ama el Mediterráneo y ha sido capaz de trasladar esta pasión a la escultura con fuerza y sutil belleza. Sus obras realizadas con Krion, un material creado por  Porcelanosa, parecen cobrar vida, estar en continuo movimiento, como los habitantes del fondo marino del Mediterráneo. Esta serie de obras son las protagonistas de TRILOGIA3ARTS con las que el Auditorio celebra su 5 aniversario.

7/11/2016 - 

ALICANTE. La escultura ha acompañado a Quico Torres durante las últimas tres décadas, 30 años en los que ha ido avanzando en la creación, dando forma a diferentes materiales hasta llegar al Krion. “Empiezo por la madera, paso luego a la piedra, al hierro, al hormigón combinado con  el hierro y en esa búsqueda continuada de nuevos materiales, me invitan en Porcelanosa a una feria y veo un material que me recuerda y me trae a la mente bocetos que nunca pude hacer realidad porque no encontraba el material con el que darles forma. Así que al ver el Krion de repente me vienen todos a la cabeza, y me digo 'he encontrado el material con el que hacer una obra que llevaban 25 años plasmada solo en dibujos.”  

Pero el Krion no es un material de fácil manejo y cada una de las obras que expone en el Auditorio de Teulada-Moraira lleva aproximadamente un proceso de elaboración de un mes. “El material viene en masa, lo lijo, lo pulo hasta llegar a un punto en el que te reflejas en él y le doy forma. Las esculturas parecen frágiles, pero cuando trabajas el Krion te das cuenta de que es un material durísimo.” De ahí la dificultad de llegar a conseguir las formas volátiles, que parecen estar en constante movimiento, que evocan como pocas el mecer de las olas del mar y el movimiento de la fauna y la posidonía mediterráneas.  “Lo que más se representa en estas obras es la danza y el mar. El movimiento que crean los seres que habitan el fondo marino, tanto el mundo vegetal como el animal. El contoneo de la morena por ejemplo, el revuelo de los peces...”

Quico Torres es uno de esos artistas inquietos que mira más allá de la obra que tiene entre las manos. Y la ve interactuar con otras disciplinas como son la gastronomía, la danza o la fotografía. Y estos tres mundos han estado y estarán unidos a su obra escultórica en TRILOGIA3ARTS del auditorio Teulada-Morarira.  “Con el cocinero  Manolo Alonso, creé una escultura y el se inspiró en ella para crear un plato. Después hubo una interacción entre mi obra y la fotografía de Ouka Leele.” Se trataba de una mirada al espacio, uniendo fotografía, escultura y arquitectura. Además dentro de Poco el bailarín y coreógrafo Igor Yebra bailará entre las esculturas de Quico en una performance cuya coreografía ha sido especialmente creada para este evento.

La obra de Torres ha pasado por salas de Nueva York, París o Milán y ahora será expuesta “dentro de una escultura” como define el artista de Benissa el edificio que acoge el auditorio Teulada-Moraria. Esta exposición acoge 9 de sus creaciones en Krion cuyas dimensiones oscilan entre lo 100x100 cm y los 40x60 cm. 

Según destaca el autor uno de los principales intereses de estas obras es que mantengan un diálogo con el público ya que considera que son obras que las puedes dibujar en el aire. Son esculturas que dialogan con el espectador, que poseen esos huecos que recuerdan la transparencia del mar Mediterráneo, huecos que dejan pasar la luz a través de ellas. Son obras que permiten dos maneras de observarlas:  atendiendo al volumen, observando la obra en su conjunto o a través de los huecos que el escultor ha horadado para evocar el mecer de las olas, los peces y las plantas del Mediterráneo. Una experiencia sensorial que cobrará vida próximamente de la mano del bailarín y coreógrafo Igor Yebra.

Noticias relacionadas

next