X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ya no habrá restaurante en el parque natural

Puchades Orts defiende su teleférico en Serra Gelada ante unas 400 personas

20/10/2017 - 

BENIDORM. El empresario Antonio Manuel Puchades reunió este jueves a unas 400 personas en el salón de actos para presentar su idea planteada en los terrenos que posee en el parque natural de Serra Gelada. Así, explicó las características de su teleférico, que irá acompañado de un mirador en las alturas de Benidorm. El acto estuvo presentado por el periodista Juan Díaz.

Tras la presentación de Díaz, la hija de Puchades, Virginia Puchades, habló en nombre de su padre para que los nervios no le traicionaran y terminara por no explicar bien la idea. Así, hizo un repaso por las características de Benidorm, para hacerla una de las ciudades más visitadas de Europa. Destacó las playas y el clima, y explicó que según ellos, el progreso de los municipios vienen en muchas ocasiones tras la mano del hombre. 

Finalmente, introdujo la idea. Quieren ampliar el paseo de Levante hasta el último punto de la playa del Rincón de Loix. Coger el teleférico en la costa sur de Serra Gelada, para llegar por último a los acantilados. Tras esto, ni mención al restaurante que tenían previsto en un principio. Según explicó Virginia Puchades, éste era el proyecto que más encajaba después de las alternativas que daba el estudio de unas 400 páginas realizado por la Universidad de Alicante y que concluye que no habría impacto ambiental ni visual, según dijo.

Los empresarios impulsores defienden que "hay muchas personas que viven en Benidorm que jamás han podido disfrutar de un lugar tan especial, con unas vistas tan espectaculares por la limitaciones de accesibilidad e infraestructuras que hay a día de hoy".

Asimismo, recalcaron que el 90% de los teleféricos que existen, están enclavados en parques naturales, entornos protegidos y reservas de la biosfera. Por ello, creen que es una vía para integrar Serra Gelada en la trama urbana de Benidorm. Durante el acto indicaron que los objetivos es la mejora del destino turístico, la escena urbana, la costa y el parque natural. "Será el mas accesible del mundo, con un suave paseo de levante para ir al teleférico que le llevará a los acantilados", comentó Virginia Puchades.

Además, hizo público que hace tres meses presentó un documento de 20 páginas sobre la idea en varias instancias: al Ayuntamiento de Benidorm, en Conselleria de Vertebración del Territorio, de Medio Ambiente y en la Agencia Valenciana de Turismo. Instancias a las que ha tenido acceso este diario con el registro sellado de cada una de las dependencias nombradas.

Al final de la presentación, los organizadores dieron un detalle al alcalde de Benidorm, Toni Pérez, al senador del PP, Agustín Almodóbar, y al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer

Fue el momento en el que subió al escenario el empresario, que con desparpajo dio los obsequios a los tres invitados.

Para cerrar el acto, tomó la palabra el alcalde de Benidorm, Toni Pérez. "Hay que tener coraje y valentía para que ponga sobre la mesa ideas innovadoras, revolucionarias, y que sin duda hoy han generado en nosotros, y en los últimos días también, que no hay que huir de ningún debate, sensaciones", empezó diciendo el primer edil. 

A continuación, Pérez, en un discurso sin preparar, recordó al padre de Antonio Manuel Puchades, Alfonso Puchades, del que dijo que también había llevado a cabo en Benidorm ideas revolucionarias para la época. "Algunos se empeñan en que pensemos de otra forma", y añadió: "algunos defienden lo suyo muy bien, y se convierten en iconos del mundo. Y vamos a viajar a sitios para coger teleféricos, subir miradores, pisar parques naturales, y no nos planteamos más cuestiones".

Pérez comparó este momento al que se vivió en el 1972, con la "Expo Playmon", donde se llegó a instalar para su presentación hasta una tienda hinchable y una pantalla de cine. Seguidamente, dijo que era un proyecto "emblemático" y ahora "tiene mucha tarea" para convencer de que es necesaria para Benidorm "porque solo con anunciar este acto ya ha habido quien ha opinado de él".

Finalmente, manifestó que "el turismo, la innovación, la fidelidad a un lugar, el amor a un pueblo, la tradición de una familia, el impulso de un proyecto innovador, revelador, es compatible en todo lo que hemos pensado hasta ahora. Y ahora toca predicarlo".

Al acto se pudieron ver caras conocidas en varios ámbitos, cuyo caso más peculiar fue el del secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, quien acudió como invitado a pesar de las críticas al proyecto por parte de sus compañeros del Consell, sobre todo en Medio Ambiente. Según fuentes allegadas a Colomer, "estaba por respeto y educación, escuchando un proyecto que afecta a una ciudad turística como es Benidorm y en un acto en el que está el Ayuntamiento, la Universidad, la sociedad civil...", asimismo, declararon que ellos no tienen competencia en este ámbito para decidir nada.

Otra peculiaridad fue la "no asistencia" de Josep Bigorra, quien se quedó a las puertas de entrar al salón de actos como motivo de protesta porque el Ayuntamiento ceda un espacio municipal para presentar lo que para él, es un proyecto que carece de informes que lo avalen. Se trata de una decisión que se tomó en el día anterior a la presentación, tras la reunión mantenida con la ejecutiva local. Cabe recordar que en un principio no estaba previsto ni que se acercara al consistorio, como así manifestó en varias ocasiones a este diario.

Asimismo, el concejal de Compromís dijo que que se reunirá con todas las agrupaciones y colectivos relacionados con la protección del medio ambiente en la comarca.

También acudieron diferentes alcaldes de la comarca, así como diputados provinciales. En el ámbito empresarial y social de Benidorm, asistieron el presidente de la patronal hotelera Hosbec, Toni Mayor, representantes de cadenas hoteleras, grupos de restauración y diversos colectivos de la comarca. 

En la misma plaza del Ayuntamiento estaba prevista una protesta coincidiendo con el acto, al que acudieron apenas una decena de personas, pidiendo que no se hiciera el proyecto por estar en un parque natural protegido.

No obstante, las cerca de 400 personas aguardaban al mismo tiempo dentro del ayuntamiento mientras se les ofrecía firmar para mostrar el apoyo al teleférico.

next