X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

edificio de oficinas de ciudad de la luz sin uso durante 8 años

Proyectos Temáticos y Alicante esprintan para regularizar la sede central del Distrito Digital

12/09/2018 - 

ALICANTE. La Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV) y el Ayuntamiento de Alicante recorren juntos (y a marchas forzadas) la última fase del papeleo administrativo que permitirá regularizar la apertura de uno de los emplazamientos que servirán de sede central del llamado Distrito Digital. Se trata del edificio de oficinas de Ciudad de la Luz que, en realidad, no ha llegado a tener ningún uso conocido desde que se completó su construcción, hace justo ocho años.

La prueba más evidente de ello es que fue el pasado mes de mayo cuando la empresa pública del Consell constató que el icónico inmueble carecía de licencia municipal y se apresuró a solicitarla con el objetivo de resucitarlo como emplazamiento para la instalación de empresas de base tecnológica. De hecho, según fuentes consultadas por Alicante Plaza, se prevé que sus instalaciones -no afectadas por el veto de la Comisión Europea al desarrollo de actividades económicas en el complejo cinematográfico- acojan el aterrizaje de las dos primeras compañías que formarán parte del Distrito Digital: Indra y Accenture, como confirmó el jefe del Consell, Ximo Puig, este martes, durante su primera intervención en el Debate de Política General en les Corts.

La SPTCV recepcionó las obras del edificio en septiembre de 2010. Su diseño corrió a cargo del arquitecto Majín Ruiz; su construcción supuso un coste de 10.096.000 euros y su ejecución corrió a cargo de la UTE formada por Bloder, Uicesa y Tyosa. Pero no ha sido hasta estos últimos tres meses cuando se ha forzado el despertar de su letargo con la puesta al día de todos sus servicios. Entre ellos, se ha tenido que concertar cuestiones tan elementales y básicas como el mantenimiento de los ascensores.

La empresa pública ha tenido que poner al día todos los servicios del edificio tras permanecer ocho años cerrado, sin uso conocido

Finalmente, no ha sido hasta este mes de agosto cuando se han podido girar las visitas de inspección técnica municipal para certificar que todo está en regla para que el Ayuntamiento pueda conceder el permiso de apertura. En principio, ese trámite debe producirse de manera inminente, después de que se requiriese copia del certificado final de obra y de que la SPTCV lo haya aportado.

El inmueble dispone de cinco plantas de distribución irregular con 5.400 metros de superficie: más que suficientes para acoger nuevas empresas o, incluso, otro tipo de eventos como seminarios, congresos o conferencias. De hecho, sus prestaciones llevaron al Consell y al Ayuntamiento de Alicante, durante el último tramo del mandato del PP en ambas administraciones, a planear su posible rescate como centro de congresos en sustitución del último proyecto conocido para ese fin, en el barrio de Sangueta.

Noticias relacionadas

next