X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

análisisAP - PUIG NO QUISO EN NINGÚN MOMENTO CEDER PODER AL 'SANCHISMO'

¿Por qué no hubo gestora y sí habrá primarias en el PSOE de Alicante?

27/04/2018 - 

ALICANTE. Finalmente, el PSOE de Alicante ha salido vivo del desafío que le lanzó al PSPV y a la figura de su secretario general, Ximo Puig, con el relevo de Eva Montesinos como portavoz. Aunque finalmente se recitificó, la amenaza de disolver la agrupación socialista de Alicante estuvo sobre la mesa; es más, muchos sectores presionaron al propio Puig para implantara una comisión gestora en Alicante. ¿Por qué no se hizo? ¿Cuáles son las consecuencias?

Una de las razones es que el poder del propio Puig pivota internamente en Alicante. No sólo en la ciudad, también en la comarca de l'Alacantí y en varias comarcas de la provincia, como la Marina Baixa, l'Alcoià-El Comtat o la Vega Baja. Y autorizar una gestora, además de las dudas legales que generaba a la comisión ética, suponía dar un cheque en blanco a Ferraz y al sanchismo, algo a lo que Puig no estaba dispuesto a ceder. Los nombres de esa hipotética gestora los hubiera nombrado Ferraz, aunque lo hubiera tenido que consensuar con el PSPV, pero había muchas dudas y de ahí que optara por la salida negociada de la restitución de la portavoz, Eva Montesinos, y con los sueldos y los asesores en el aire, a la espera de un nuevo acuerdo.

A ello se une otra circunstancia: los sanchistas han ganado terreno recientemente. La victoria de Alejandro Soler -el principal representante de Ferraz en la provincia  de Alicante- en la agrupación de Elche ha sido una derrota muy simbólica para el ximismo. Entregar Alicante, con Elche ya perdido, era ceder mucho territorio a los seguidores de Pedro Sánchez. Y a ello se suma la resaca del congreso provincial: una parte del histórico ximismo en la provincia de Alicante, Elda y Alicante, acabó muy contrariado en el congreso provincial que supuso la victoria de José Chulvi.

La mayoría de los actores implicados en esta crisis coinciden que el asunto de Alicante no se ha cerrado todavía, aunque se haya restituido a Eva Montesinos. Faltan más cuitas por resolver, como los asesores y el reparto de sueldos de los concejales de Alicante, pero la agrupación de Alicante ahora ya está en plena observación: el presidente Puig no quiere más sobresaltos, máxime después de haber perdido la Alcaldía de Alicante. Así, como ha declarado este jueves en Alicante,  queda "claro" que "quien lidera el grupo socialista en el ayuntamiento de Alicante es Eva Montesinos que cuenta apoyo partido" y ha insistido en la necesidad de que se restablezca el "diálogo interno y permanente" para que "haya una mirada en lo fundamental que es la ciudadanía". Es decir, no se tolerará lo que él mismo ha definido como "preocuparse por el obligo partidista", en referencia a los últimos movimientos de Ángel Franco.

Ante esta situación, y después de lo vivido esta semana, los planes del PSPV pasan por apuntalar el liderazgo de Eva Montesinos en el grupo municipal y, después del verano, cuando comience el calendario para ultimar candidaturas, valorar si se le respaldar en unas hipotéticas primarias. El sector de Ángel Franco está claro que no la respaldará: no quiere a nadie idenfiticado con Gabriel Echávarri, de ahí su rechazo a que sea portavoz. Y todo hace indicar que, si no hay un pacto de mínimos entre el PSPV y la agrupación socialista de Alicante,  Franco lanzará el nombre de Miguel Millana, actual secretario general, y que curiosamente, se ha ausentado de la última reunión de la comisión ejecutiva en la que se restituyó a Eva Montesinos. Ahora bien, Puig sí que puede aprovechar todo el ruido que se ha generado contra Ángel Franco, y la militancia -que se ha activado contra su último movimiento- para sumar a más sectores a la lista de Montesinos.

La tercería vía podría ser un independiente o que Puig rescatará al actual director general de Análisis, Julián López, para encabezar la lista municipal. Pero lo que se da por hecho es que se podrían celebrar primarias, una vez que no hay Alcaldía y por tanto, nadie se presenta a la reelección.

Noticias relacionadas

next