X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de enero y se habla de WHATSAPP notarios alicante benidorm

La familia aprueba, sin unanimidad, la venta de la emblemática firma

PHI, nuevo propietario de Lladró, mantendrá a la cúpula excepto al director general

Jordi Bricio y Alexander Wit, socios de PHI Industrial. Foto: PHI
6/01/2017 - 

VALENCIA. La familia Lladró vivió este jueves uno de sus días más difíciles, el de la venta de la empresa de figuras de porcelana que los hermanos Juan, José y Vicente crearon en 1953. Como estaba previsto, la operación fue aprobada en la junta de accionistas de Sodigei —matriz de Lladró— y el fondo PHI Industrial es el nuevo propietario del 100% de las acciones.

El fondo liderado por Alexander Wit y Jordi Bricio, especializado en rescate de empresas familiares en crisis, explicará la semana que viene sus planes en una comparecencia pública. Algunos de ellos ya los adelantaron hace un mes a Valencia Plaza

Según ha sabido este periódico, el nuevo dueño de Lladró contará con los actuales directivos de la compañía excepto el director general, Juan Vicente Sanchis, que se queda en Sodigei. De hecho, Sanchis ejercía como CEO de Lladró pero está empleado en Sodigei, la hasta ahora propietaria del 100% de la empresa de porcelana. Los directivos de Lladró tendrán el apoyo de un equipo multidisciplinar de PHI Industrial que tiene experiencia en reflotar empresas.

Juan Vicente Sanchis, director general de Lladró. Foto: MARGA FERRER

Como explicó Valencia Plaza en su día, los Lladró mantienen la propiedad de la Ciudad de la Porcelana y los locales de las tiendas de Lladró y venden a PHI la actividad industrial y comercial y la marca. La operación incluye un contrato de alquiler de diez años en los que Lladró continuará con su actividad en el complejo industrial de Tavernes Blanques. El importe que pagarán no se ha hecho público. En 2015, Lladró pagó al grupo 2,3 millones de euros por las naves y locales comerciales que ocupa.

Así fue la junta de accionistas

Tras la frustrada junta universal de accionistas de Sodigei con la que los Lladró intentaron adelantar la venta, que no pudo celebrarse por la no asistencia de Carmen Castelló, exesposa de José Lladró que posee el 3% del capital —tenía que estar el 100%—, este jueves se celebró en la Ciudad de la Porcelana la junta extraordinaria de accionistas convocada al efecto hace un mes. Esta vez estuvo presente, presencialmente o representado, el 100% del capital.

Acudieron Juan y José Lladró, pero no Vicente. Tampoco Carmen Castelló, aunque estuvo representada. En la sesión estuvieron también representantes de la consultora PwC, a la que se encargó la búsqueda de un comprador, y del despacho Uría, que explicó a la familia el contenido de los contratos.

Juan y sus cuatro hijas, Rosa, Ángeles, Belén y Mari Luz, son propietarios del 70 % de las acciones de Sodigei, aunque el patriarca mantiene el usufructo sobre las acciones de sus hijas, por lo que la venta de Lladró dependía sólo de él. José tiene repartido su 15% entre su exmujer, sus hijas Mamen y María José y su nieto Alfonso —hijo de la fallecida hija Rosa María—, mientras que el otro 15% pertenece a Vicente y a sus tres hijos, Juan Vicente, David e Inmaculada.

José Lladró, a su llegada a la junta de accionistas. Foto: MARGA FERRER

La venta a PHI fue apoyada por el 70% del capital de Sodigei que ostentan Juan Lladró y sus cuatro hijas a través de la sociedad Agroinmobiliaria y por algún accionista más de alguna de las otras dos familias. Los demás accionistas se abstuvieron o votaron en contra. Entre los votos en contra se contaron, al menos, los de José y su hija Mamen Lladró Castelló.

Rechazada la propuesta de venta parcial

En la junta se debatió y votó también sobre la oferta alternativa presentada por Mamen Lladró e introducida a petición de ella como punto del orden del día posteriormente a la convocatoria. En el punto se pedía la toma en consideración de la oferta de un inversor alternativo para "la toma de una participación mayoritaria, pero no del 100%, de la mercantil Lladró, SA".

Según fuentes cercanas a la familia, esta supuesta oferta no era vinculante, es decir, que en caso de haberse aprobado sólo habría supuesto el inicio de conversaciones con un inversor, al contrario que la de PHI, que sólo dependía de la aprobación por parte de la familia.

La propuesta de Mamen Lladró se llegó a votar, pero no obtuvo el apoyo ni del 15% de los votos de su rama familiar, según estas fuentes.

Mamen Lladró, a su llegada a la Ciudad de la Porcelana. Foto. MARGA FERRER

Al finalizar la sesión, la empresa emitió un comunicado en el que justificaba que Sodigei hubiese aceptado vender Lladró al grupo PHI Industrial "por ser un inversor altamente especializado que valora a los artesanos y gestores de las compañía como el activo que son y que tiene como objetivo transformar el negocio y restablecer la rentabilidad de la empresa, para de esta forma garantizar su viabilidad, siempre con un enfoque en la creación de valor a largo plazo". 

PHI Industrial constituye, según Lladró, "una alternativa profesional y sólida para restablecer la rentabilidad y asegurar la continuidad y el progreso de la compañía". Según explicaron desde la empresa, tras valorar la propuesta, se ha aceptado la venta de la totalidad de las acciones de Lladró a esta mercantil por "la firme voluntad expresada por el propio grupo inversor de asegurar la continuidad de la marca".

 

Ver comentarios

Noticias relacionadas

next