X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 30 de abril y se habla de ALACANT PRIMARIAS PSOE Pedro Sánchez ibi

Para Marchán el Benidorm se juega media permanencia ante el Sinfín

Foto: Balonmano Benidorm
20/04/2017 - 

BENIDORM (EFE). Rubén Marchán, pivote del Balonmano Benidorm, aseguró a Efe que su equipo se juega media permanencia en la Liga Asobal el próximo sábado en el partido que le enfrentará al Sinfín de Santander.

"Hemos dado un paso de gigante en las últimas jornadas, pero el sábado nos jugamos media permanencia. Va a ser un partido a cara de perro", dijo el jugador manchego.

Marchán alertó del peligro del conjunto cántabro, colista de la competición, al señalar que su necesidad de puntos lo convierte en un rival temible. "Ellos saben que sus opciones pasan por ganar aquí", indicó.

El Benidorm supera en tres puntos al Sinfín, con el que igualó en el partido de la primera vuelta disputado en Santander, por lo que en el caso de ganar aumentaría la ventaja a cinco puntos, además del coeficiente particular, a cuatro jornadas de la conclusión del campeonato.

El jugador, que cumple su segunda temporada en Benidorm, reconoció que la llegada de Zupo Equisoain al banquillo ha sido determinante para la reacción del equipo, que en dos meses ha pasado de colista a estar fuera del descenso.

"Necesitábamos un cambio de todo. De dinámica, de entrenamientos y de juego. Y la llegada de Zupo provocó un efecto bestial. Ahora estamos todos con mucha más confianza", explicó.

El manchego aseguró que, pese a que el técnico navarro tiene un bloque de jugadores bien definido con los que juega, el ambiente en el vestuario es bueno y que todos los jugadores "vamos a una".

"Zupo nos avisó que la prioridad era salvarnos y que iba a confiar más en aquellos que ya conocía", desveló Marchán, cuya participación ha ido de menos a más desde la llegada del técnico navarro.

"El cambio me ha venido muy bien porque había perdido la confianza en mí mismo y ahora estoy aportando y ayudando mucho más al equipo", explicó el pivote.

Rubén Marchán confió en que el Benidorm pueda lograr la permanencia "ganando los partidos de casa", si bien apostó por "rascar algún punto fuera por lo que pueda pasar". 

Noticias relacionadas

next