X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 16 de diciembre y se habla de dénia gandia SANTA POLA SERIES DOCUMENTALES

Pablo Arrarte: "Estar tanto tiempo sin mi familia es lo más duro de esto"

Foto: VOR
6/12/2017 - 

CIUDAD DEL CABO (EFE). El regatista santanderino Pablo Arrarte. jefe de guardia del 'Mapfre' español, está afrontando su cuarta Volvo Ocean Race y reconoce que la prueba le ha dado mucho a nivel profesional, pero a nivel personal.

"Me ha quitado tiempo de estar en casa, que para mí es algo muy valioso. Estar tanto tiempo sin los míos es lo más duro de esta regata. Por otro lado, también me ha permitido dedicarme a lo que me gusta y tener la suerte de subirme a un tren en el que he tenido la oportunidad de navegar en muchos barcos y conocer a muchísima gente, y eso es algo que no tiene precio", asegura.

"Además, como persona he mejorado y aprendido muchísimo de toda la gente con la que he estado. Es mi universidad y mi Máster, y tengo la suerte de que me sigue encantado y ojalá dure mucho tiempo", añade.

Con 37 años, está considerado como uno de los mejores 'skippers' (timonel/conductor) de la flota y explica: "Xabi (Fernández) creyó que podía hacerlo bien porque es cierto que ya tengo bastantes millas recorridas en los VO65. Hice la vuelta anterior con el 'Brunel' en la misma posición, he navegado en muchos otros barcos y últimamente tengo el rol de trimar y conducir el barco".

En su papel de Jefe de guardia del barco indica: "Normalmente de las cuatro horas que estoy en cubierta Xabi está dos conmigo, y durante las otras dos horas es mi responsabilidad que el barco vaya rápido y que todo el mundo esté a salvo. En el caso de Rob Greenhalgh, el otro jefe de guardia, ocurre lo mismo".

También existe la competencia entre jefes de guardia. "Tenemos piques bonitos, piques competitivos tanto entre guardias como dentro de la misma guardia. En mi guardia, por ejemplo, Blair Tuke, Xabi y yo somos los que más conducimos, y cuando nos ponemos uno u otro a la caña siempre nos fijamos en el indicador del rendimiento del barco para intentar mejorar a nuestro compañero".

"La verdad es que hay veces que ese dato no significa nada, porque cambia el viento o porque hemos hecho un cambio de velas, pero tenemos ese pique divertido que nos mantiene a todos encendidos y muy activos", concreta sobre esa rivalidad.

En su función de jefe de guardia afirma: "Mi prioridad número uno es que no le pase nada a nadie, que todo el mundo tenga cuidado y no sufrir ningún riesgo absurdo. La segunda es que el barco vaya rápido en todo momento, que seamos dinámicos y mantengamos todo el tiempo el máximo rendimiento posible. Lo que tengo siempre en mente es tratar de ser más rápidos que el barco de al lado".

Una de las constantes en este inicio de esta edición de la VOR es la igualdad y Arrarte lo confirma. "Está claro que en estos barcos, al ser iguales, la diferencia la marca la tripulación. Hay que tener buenos conductores y buenos trimmers, y yo creo que hemos conseguido formar un buen equipo. Para nosotros esta forma de navegar es más cansada, pero estar luchando metro a metro también te mantiene activo y atento todo el día. Las guardias se pasan mucho más rápido teniendo un barco al lado". 



Noticias relacionadas

next