X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de octubre y se habla de ELCHE CF cd alcoyano alicante urbanismo Turismo

Oltra afirma que vigilarán la situación laboral de las Kellys en las relaciones entre Generalitat y hoteleros

Se mostró contraria a la externalización de los servicios de las camareras de piso

27/09/2017 - 

BENIDORM. La viceperesidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, se reunió este martes con más de una decena de Kellys de La Marina Baixa en el centro social Llorca Llinares de Benidorm. Tras casi dos horas de reunión, Oltra reivindicó el trabajo de las camareras de piso, y denunció que las condiciones laborales de éstas son "precarias" en la hostelería. Así, indicó que con la nueva Ley de Responsabilidad Social que está aún pendiente de aprobar, tratarán de poner el foco en esta problemática.

Según explicó la vicepresidenta, además de tener en cuenta la calidad que prestan a los turistas estas empresas hoteleras, también lo harán con las condiciones laborales que soportan estas trabajadoras en la relación entre Generalitat y las empresas. Es decir, en materia de contratación o subvenciones donde la Generalitat tenga participación. Ésta era una de las reivindicaciones que señaló la portavoz de las Kellys, Yolanda García, a Alicante Plaza días antes de la reunión.

Además, la consellera de Igualdad mostró su apoyo a estas trabajadoras, y destacó que el primer objetivo de la reunión era escucharlas porque "el problema es que al ser un colectivo profesional tan feminizado, es decir, el 99% son mujeres, está invisibilizado porque normalmente la invisibilización va unida a la femimnización de un colectivo". A continuación dijo que si fueran el 99% hombres, "en un sector tan estratégico como el turismo no estaría tan invisibilizado". 

Oltra hizo un repaso de las condiciones en las que trabajan, según dijo, con un desgaste físico importante de las que se derivan una serie de enfermedades profesionales pero que no están reconocidas como tal porque "es un colectivo de mujeres", opinó Oltra. 

Así, repasó lo que reivindican las Kellys: una jubilación anticipada, que se les reconozcan estas enfermedades profesionales o que la inspección de trabajo tenga más medios y no se les pase por alto los incumplimientos de los convenios. De esta forma, indicó que se les tiene que plantear estas problemáticas al gobierno de España. 

Entre otras reivindicaciones, también habló de la externalización de este servicio. "Un elemento estructural como éste no se puede externalizar, las demás cosas son accesorias, si tienen orquesta o no, se puede prescindir. Un hotel sin habitaciones no es un hotel", sentenció Oltra. A través de ahí dice que se producen las bajadas de salario, la excesiva precariedad, o la falta de capacidad de presión por tener contrataciones temporales.

Tenerlas en cuenta para la tasa turística

Mónica Oltra también se refirió a la tasa turística, de la que dijo que no se le había dado protagonismo durante la reunión, pero sí que explicó que las Kellys le habían trasladado que en Baleares una parte de lo recaudado iba para pagar fisioterapeutas que mejoraran la salud de las camareras de piso.

La anécdota la protagonizaron tres niños que estaban por el centro social y esperaron hasta el final de la reunión para prepararse unas preguntas para un trabajo del colegio sobre la amistad. La vicepresidenta se sentó con ellos en las escaleras antes de irse de Benidorm para contestar a cuestiones como si se puede tener amigos políticos y si los tiene. A lo que Oltra contestó que si, y que algunos de ellos los mantiene desde la escuela.

next