X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

empiezan los días grandes de la fiesta popular en alicante

Morán Berruti: "El carnaval es tan auténtico y satírico que hacen todo lo posible para reprimirlo"

9/02/2018 - 

ALICANTE. Liado con el Dijous de Gras se encuentra José María Morán Berruti. Histórico de la organización del carnaval alicantino, está preparando el estreno de uno de sus espectáculos. "Estrenamos esta misma noche", cuenta. Se le ve relajado y sin pelos en la lengua, indignado ante algunas posturas. "Siempre he sido así, si alguien me ha podido ver a lo largo del tiempo, ha visto mi postura", señala. Estos días de fiesta los toma con un poco más de distancia que en otras ocasiones ya que decidió que la Mesa del Carnaval, la MeKa como ellos bautizaron, debía abrirse a la renovación generacional. 

-¿Es la vida un carnaval?
-La vida es un carnaval, es una gran representación.

-En Alicante, ¿la sabemos representar con más intensidad?
-La vida en Alicante podría ser una ópera bufa.

-En anteriores ocasiones criticaba el meninfotisme, ¿tanto cree que afecta al carácter alicantino?
-El menfotismo está totalmente desacreditado y no nos sirve como excusa para mirar a la vida y a la verdad de frente.

-¿Miramos a otro lado?
- Absolutamente. Somos una de las poblaciones más irresponsables del planeta. Y cuando digo irresponsables lo digo con todo el peso de la palabra. I-rres-pon-sa-bles Hablando en términos generales.

-Le veo muy duro en sus calificativos.
Estoy algo defraudado en el terreno de la política local.

-¿Eso es por muchos años tratando con ellos desde la Mesa?
-Tratando con ellos desde la vida.

-¿A los políticos les gusta el carnaval alicantino?
-Puede que de puertas para adentro.

-¿Porque de puertas para afuera, no?
-No han sabido entender el carnaval como no han sabido entender el alma libre de nuestro pueblo.

-Pero ¿es el carnaval menos satírico?
-Al contrario. El carnaval es tan satírico y auténtico que hacen todo lo posible para reprimirlo y no dicho por mí, sino por un antropólogo de la Universidad de Castellón que dijo que el alicantino era uno de los pocos que conocía donde el poder aún le tenía miedo porque no estaba domesticado.

-Cuando las grandes marcas de entretenimiento copan los temas de los disfraces, ¿quién lo ha copado: el poder o el contexto cultural?
-Lo ha domesticado, digamos, la sociedad del consumo, la avaricia y del negocio rápido. En lo que Alicante es una primera potencia.

-¿Hubo algún momento en el que el modelo alicantino inspirara a otras ciudades?
-Afortunadamente, desde el año que nació el carnaval, desde que se retomó en 1979, siempre supimos crear un carnaval con carácter propio. Basándonos en lo mejor de las tradiciones pero dotándolo de un lenguaje propio y creativo, y perfectamente vanguardista.

-¿Y eso es imposible de copiar?
-No nos lo copiaron porque de alguna forma, la gente con poca frescura, se dedican a imitar los de tipo carioca o tinerfeño.

-¿Es el carnaval el último reducto de la ironía contra el poder porque otras fiestas lo abandonaron hace tiempo?
Por su-pues-to, en mayúscula. [Ríe]

-¿Por quién se ha de renovar?
-El carnaval se ha de renovar por los niños. Pero no por niños teledirigidos, como pasa por ejemplo en otras pretendidas grandes fiestas de la localidad. No hay más que abrir los ojos y ver.

-¿Es la falta de memoria un problema para ello?
-Es una ciudad que hace honor a su leyenda negra del alicantino borracho y cretino. Porque los negocios del alcohol son los que medran. Y hay muchos fenómenos que se venden en la ciudad como éxitos comerciales, por ejemplo el tardeo, que no son más que una barra libre para todo el mundo, que paga el que paga. Para sacar el último euro del bolsillo y no darte nada más a cambio que el alcohol.

-¿Hacia adónde recomendaría que se dirigiera el turista que nos visite en estas fechas?
-El turista no es un ser alienado tiene derecho y obligación casi de visitar las cosas y comerse las cosas en crudo, como son. A pesar del discurso que te he hecho, pienso que el ser humano y cualquier alicantino puede brillar por su ingenio y creatividad en esta catarsis del carnaval. Porque siempre hay sorpresa y, a pesar de la máscara, hay mucha verdad. En el carnaval es donde se ve el verdadero nivel de la persona y colectividad, precisamente porque no está manipulado. Y sobre todo en los actos que organiza la Mesa del Carnaval, la MeKa. Recomiendo a los verdaderos paladares exquisitos que disfruten de los actos de la Meka porque es donde está la esencia de la fiesta.

Noticias relacionadas

next