X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ha inyectado 16 millones en la tecnológica nacida en la ua

Moira Capital entra en el consejo de la alicantina BioFlyTech tras tomar la mayoría accionarial 

22/09/2018 - 

ALICANTE. El fondo español Moira Capital ya ha culminado su entrada en la empresa alicantina BioFlyTech, nacida en 2012 en el Parque Científico de la Universidad de Alicante (UA) a partir de las investigaciones del entomólogo Santos Rojo. Como adelantó Alicante Plaza, la gestora de private equity ha inyectado 16 millones de euros en el capital de la firma para potenciar su crecimiento, y el nuevo reparto accionarial ha conllevado también cambios en el consejo de administración.

Así, el consejo de BioFlyTech pasa de tres a siete miembros, con mayoría de la gestora de capital riesgo, representada a través de varias sociedades. El fundador de la firma sigue como presidente, mientras que Moira Capital ocupará la vicepresidencia y las funciones de consejero delegado (antes, ejercidas por el propio Rojo) de la firma. Salen del consejo Roberto Escarre y Andrés Fullana, y entran como consejeros Moira Capital Advisors (vicepresidente y consejero delegado), Inversiones Paula, Besemi Inversiones, Moira Capital Partners, Moira Capital Directors y Kaizaharra Corporación Empresarial. Como secretario no consejero se incorpora Juan José Jiménez.

El tipo de inversión que suele protagonizar la firma liderada por Javier Loizaga (presente en otras participadas como Grupo Pedro Jaén, Nice Fruit o Grit, todas ellas caracterizadas por ser empresas innovadoras) supone una presencia estable del fondo en la empresa, que puede prolongarse hasta 10 años, y participación en la dirección de las mismas para potenciar su crecimiento. Suele apostar por empresas de base tecnológica con un fuerte componente innovador, como es el caso, que se encuentren en fase de desarrollo o crecimiento. En función de la fase, el volumen de la inversión puede variar: hasta 20 en una primera fase y hasta 100 en la segunda.

En el caso de BioFlyTech, como ha contado este diario, la inyección de capital, que supone el 80% de las acciones, busca financiar la puesta en marcha de la mayor planta en España de producción industrial de insectos, con una producción prevista de casi mil toneladas anuales de proteína de insecto. La empresa alicantina investiga la aplicación de estos insectos a la producción de harinas alimentarias destinadas al consumo animal. La construcción de esta planta se ha presupuestado en 6 millones de euros, cantidad que Moira ya ha aportado. Progresivamente, esta inyección se elevará hasta los citados 16 millones de euros, equivalentes al 80% del nuevo capital de la firma.

Con esta inversión, la empresa de base tecnológica (EBT) instalada en el Parque Científico de Alicante se convertirá en el mayor productor español de proteínas de insectos que sustituirán a las harinas de pescado en los piensos para peces, ha asegurado la inversora. Se trata de la mayor apuesta llevada a cabo en este emergente sector en España. En un plazo de 6 años, BioFlyTech prevé llegar a una producción de más de 20.000 y 5.000 toneladas de proteína y grasa animal, respectivamente, y espera alcanzar unas ventas aproximadas de 40 millones de euros en 2024.

Noticias relacionadas

next