X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto pendiente de autorización en el polígono alimentario

Mercalicante sigue: LPS planea alquilar y reformar toda una nave con una inversión de 2,3 millones

15/02/2018 - 

ALICANTE. Mercalicante mantiene la senda de crecimiento y prepara el aterrizaje de un nuevo proyecto que pretende dar una nueva vida a toda una nave del recinto alimentario. Se trata de la propuesta registrada por la compañía alimentaria LPS, especializada en productos procesados, especialmente de pescado, que plantea una completa reforma de todo un edificio (identificado como Zona de Actividades Comerciales III) para adaptarlo y equiparlo en función de las necesidades de su actividad, con una inversión estimada de más de 2,3 millones de euros. 

La mayor parte de esa suma se dedica a la adquisición de maquinaria (unos 800.000 euros) y al ajuste de las instalaciones y suministros (700.000 euros). La nave en cuestión, ahora desocupada, dispone de una superficie útil de 2.600 metros cuadrados, se asienta sobre una parcela de 5.000 metros y presenta 100 metros de fachada con frente en la carretera de Ocaña.  

La propuesta de LPS se debatirá en el consejo de administración de Mercalicante este jueves, ya que su desarrollo requiere de una autorización especial. De acuerdo con las proyecciones de la compañía, para que se pueda amortizar ese desembolso millonario en el inmueble, se requiere un plazo mínimo de 26 años de actividad. En esta línea, LPS plantea la formalización de un contrato de arrendamiento ajustado a ese horizonte temporal, que permanezca vigente al menos hasta el año 2044.

Esa es precisamente, la particularidad que hace imprescindible el refrendo del consejo de administración. De acuerdo con los estatutos de su constitución, la sociedad mixta Mercalicante -titular del recinto industrial situado en la carretera de Ocaña- debe convertirse en el año 2025 en una sociedad 100% de titularidad municipal. Como la propuesta de LPS excede ese plazo en 18 años, el consejo debe avalar la operación. En él están presentes representantes del Ayuntamiento de Alicante y de la sociedad pública Mercasa, dependiente del Ministerio de Agricultura, además de los propietarios privados, que poseen un pequeño porcentaje de sus títulos.


En el caso de que el consejo dé su visto bueno (en principio, no hay ningún indicio de que pueda suceder lo contrario) y se autorice la firma del contrato de alquiler, el propio Ayuntamiento de Alicante tendrá que aprobar también esa autorización. 

La operación de LPS ampliaría la lista de nuevos inquilinos del parque alimentario que, a lo largo del último año, ha llegado a captar a compañías como la hortofrutícola Nufri y la primera tienda Max Descuento de la Comunidad, enfocada a los profesionales de la hostelería, de la mano del Grupo DIA.      

Noticias relacionadas

next