X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

expediente de ampliación de concesión en trámite

Medimotors optará a explotar Panoramis hasta 2040 con una inversión de 1,6 millones en mejoras

9/05/2018 - 

ALICANTE. La oferta registrada por Medimotors Gestión en la subasta sobre la unidad de negocio de Panoramis -el centro comercial del Puerto de Alicante- se adhiere al expediente de ampliación concesional iniciado por su gestora actual, Marina de Poniente, por otros doce años de explotación. Así, en el caso de que la empresa administrada por Juan Carlos Ramírez acabe asumiendo las riendas del complejo, dispondría de margen hasta el año 2040 para tratar de reflotarlo y rentabilizarlo. En principio, la concesión en vigor expira dentro de diez años, en 2028. Eso sí, para obtener ese plazo adicional de explotación, Medimotors queda obligada a igualar la inversión comprometida por Marina de Poniente en ese expediente para renovar y modernizar la infraestructura objeto de la concesión, como determina la Ley de Puertos del Estado.

¿De qué inversión se trataría en este caso? Según las fuentes consultadas, al dar inicio a ese expediente de ampliación de plazo concesional, en julio de 2015, Marina de Poniente -ahora en liquidación- se comprometió a ejecutar un plan de inversiones por un importe de 1,6 millones de euros en el edificio del centro comercial. Entre las actuaciones previstas, según las mismas fuentes, se incluían, fundamentalmente, mejoras en sus medidas de eficiencia energética, aunque, al parecer, la Autoridad Portuaria de Alicante había trasladado su preferencia por una actuación que mejorase los accesos al complejo y su enlace con el resto de la trama urbana.

La ampliación del plazo de concesión con esos 12 años extra quedaría, en todo caso, en manos de Puertos del Estado, aunque, según las fuentes consultadas, su visto bueno podría darse por hecho siempre que contase con el informe favorable de la propia Autoridad Portuaria.

En ese escenario, en el caso de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Alicante que pilota la liquidación de Marina de Poniente acabase adjudicando la subasta a Medimotors, esta última compañía tendría que asumir un desembolso global de 3,5 millones: 1,9 de ellos de inmediato, correspondientes al precio de su oferta y los 1,6 restantes, en los plazos delimitados en ese plan de inversiones.

La resolución de la subasta queda supeditada a las posibles alegaciones de los acreedores, que deben expresar su conformidad o desacuerdo con la oferta de la empresa de Ramírez  

Como viene informando Alicante Plaza, la de Medimotors es la única oferta que permanece activa en el proceso de venta pública de la unidad de negocio de Panoramis. Su propuesta económica de adquisición permitiría cubrir el canon de explotación impagado por Marina de Poniente a la Autoridad Portuaria, por una suma de 1,2 millones. Medimotors habría aportado el aval bancario exigido para acreditar su pago. Además, restarían cerca de otros 468.000 euros que se destinarían al pago de los créditos con privilegio especial, que corresponde a las entidades bancarias con las que Marina de Poniente había contraído deudas y otros 137.000 euros para cubrir el pago de créditos contra la masa

La cuantía no permitiría saldar la deuda global de Marina de Poniente, que supera los 5 millones de euros (de ellos, hasta 3,2 corresponden a los bancos), pero como mínimo sí permitiría recuperar una parte de ella. De hecho, el informe de evaluación de la administración concursal vendría a considerar que la adjudicación a Medimotors sería la opción menos mala, ya que la alternativa de declarar la subasta desierta conllevaría que la concesión revertiese en la Autoridad Portuaria sin que se reintegrase cantidad alguna. Es más, incluso podría conllevar gastos relacionados con las indemnizaciones por despido de la plantilla ligada al funcionamiento del complejo, que Medimotors -a diferencia de lo que sucede con los arrendatarios actuales de sus locales- sí se compromete a mantener (salvo los puestos de dirección y gerencia). Además, esa situación abocaría al cierre temporal de Panoramis durante el tiempo en el que se volviese a convocar una nueva licitación, lo que conllevaría riesgo de deterioro del complejo.

La resolución de la subasta está supeditada ahora a las alegaciones que pudiesen presentar los acreedores de Marina de Poniente, a quienes el titular del juzgado ha emplazado a expresar su conformidad o desacuerdo con la oferta de la compañía de Ramírez.                    

Noticias relacionadas

next